<
>

CRA hizo un “llamado a la racionalidad” por la crisis del sector, y de Sancor en especial. Y criticó al sindicato Atilra.

Confederaciones Rurales Argentinas expresó “su preocupación ante la ya conocida crítica situación que atraviesa la empresa láctea Sancor” y la lechería en general, y cuestionó con dureza al gremio que nuclea a los trabajadores lácteos por pedir “aumentos irracionales”, como interpretó CRA al reclamo de 40% realizado por el sindicato Atilra.

“La crisis de la lechería nacional, largamente expuesta por CRA a lo largo de estos últimos años, también muestra su cara más dolorosa en la situación económica y financiera de esta empresa insignia y que termina golpeando directamente en el productor tambero, responsable de venderle diariamente su producción”, señaló la entidad confederada en un comunicado que firman el presidente Dardo Chiesa y el secretario Pedro Apaolaza.

Además, CRA remarcó a los propietarios de tambos que “ante el tratamiento del convenio de trabajo de los trabajadores de la industria láctea con una pauta de aumento del 40% CRA informa a sus productores que dicho acuerdo se encuentra impugnado en el Ministerio de Trabajo de la Nación, por lo que no se encuentra vigente”.

Según CRA, dentro de esta realidad, el tambero no solamente está cobrando un precio promedio por leche por debajo de su rentabilidad (4,60 pesos por litro de leche), sino que no cobra en tiempo y forma por su producción.

 

Contra Atilra 

“En este contexto de productores fundidos, cierre de tambos, establecimientos totalmente inundados sin fecha de regreso al trabajo, si es que pueden hacerlo, y con una de las principales empresas hundida en una crisis financiera, desde la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) solicitan un aumento salarial del 49% más un bono de tres mil pesos para los trabajadores, desconociendo esta realidad, y lo que resulta incomprensible solicitándolo con la complacencia de la misma empresa”, agrega el comunicado.

Y continúa: “En medio de una de las peores años de la historia láctea, con miles de productores que ya han dejado su actividad por no ser rentable, con localidades que han perdido su idiosincrasia lechera, y atravesando catástrofes climáticas sin precedentes, desde Atilra se empecinan en exigir aumentos irracionales que terminarán afectando nuevamente al productor, que ya en estas condiciones vende sin saber cuánto y cómo cobrará, y al consumidor que paga cada vez más caro los productos lácteos”.

Por eso, para CRA “la salida a esta crisis requiere del esfuerzo de todos los actores de la cadena, no solamente del productor tambero, el histórico eslabón más golpeado”. (Noticias AgroPecuarias)

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *