COLUMNA DEL PO AZUL

24 de Marzo: Contra la impunidad de ayer y de hoy. No a la reconciliación

A 41 años del golpe genocida de 1976 sigue habiendo razones para movilizarse. Como cada año, esta fecha convoca a salir a la calle, entendiendo que no es solo una jornada para la reflexión y la memoria o de celebración, como alguna vez quiso hacerla pasar el gobierno kirchnerista, sino que por el contrario debe ser una jornada de lucha y de pelea contra el feroz ajuste que está librando el gobierno macrista contra el conjunto de los trabajadores y, lógicamente, contra la impunidad de ayer y de hoy.

El ajuste que la administración nacional y los gobernadores de todo signo político buscan aplicar contra el conjunto de los trabajadores se enlaza con la campaña de impunidad y “reconciliación” con los genocidas de la última dictadura militar. Desde los dichos de funcionarios de gobierno como Juan José Gómez Centurión, quien pone en duda que la dictadura se haya cargado con 30.000 compañeros; pasando por el mismo Mauricio Macri que también pone en tela de juicio el número de desaparecidos e inclusive argumenta que es un terreno donde no le gusta meterse; hasta llegar a las nefastas editoriales de medios periodísticos reaccionarios como La Nación que intentar reponer la vieja teoría de los dos demonios.

 Sin embargo, esta campaña no es casual y apunta principalmente a consumar el  operativo político que el kirchnerismo no pudo llevar hasta el final cuando puso a César Milani al frente del ejercito: reintroducir a las Fuerzas Armadas en tareas de represión interna, al tiempo que se intensifica el cuadro de ajuste que se traduce en una mayor carestía para las masas, despidos  masivos, tarifazos, eliminación de los convenios colectivos de trabajo, techo a las paritarias, salarios de miseria.

Azul también tiene desaparecidos   

La intervención de las Fuerzas Armadas en esta ciudad dejó sus marcas. Azul tiene desaparecidos, muchos conforman la larga lista de los 30.000 y muchos otros son ex detenidos sobrevivientes. En nuestra ciudad y como en todo el país también hubo Centros Clandestinos de Detención. En uno de esos centros donde se torturaba hoy funciona un jardín maternal. Los distintos gobiernos democráticos no se han encargado de recuperar ese sitio. El gobierno de Omar Duclós inició la gestión de una recuperación largamente reclamada, pero que quedó reducida a una mera tentativa, porque si bien cedió el edificio con ese propósito, esa cesión estuvo condicionada a que el gobierno provincial asignara un edificio para trasladar el Jardín Maternal, decisión política que la Provincia nunca tomó, limitándose el Gobierno Nacional y Popular a señalizar el lugar, lo que se realizó en el gobierno municipal de José Inza.

La hipocresía del modelo kirchnerista que buscó apropiarse de la lucha por los derechos humanos tiene expresión viva en nuestro medio al estar pendiente de justicia todavía el juzgamiento de los responsables militares, policiales y civiles por los delitos de lesa humanidad ocurridos en Azul. Esos casos hacen fila en la larga lista de espera, en el marco de la causa radicada en el Juzgado Federal de Azul. Seguirá siendo un reclamo vivo de la lucha genuina y hasta que se alcance el objetivo, el pedido de justicia y apertura de todos los archivos.

Por estas razones este 24 desde el Partido Obrero nos sumamos a la convocatoria del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y denunciamos el intento de dividir la marcha por parte de los organismos cooptados por el kircherismo. El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia agrupa a las organizaciones de Derechos Humanos, políticas, sociales, gremiales y estudiantiles que durante doce años enfrentamos la represión y la cooptación K. Entendemos necesaria la delimitación política contra los que han malversado la lucha contra la impunidad para apoyar políticamente al gobierno del desfalco de los “Sueños Compartidos”, el encubrimiento de la desaparición de Julio López, el Proyecto X, la entronización del genocida Milani, la perpetua a los petroleros de Las Heras y la alianza con José Pedraza, el asesino de Mariano Ferreyra.

No solo salimos a denunciar los crímenes y la represión de la dictadura, sino que también nos hacemos eco de los crímenes y la represión durante la democracia. Con esa tradición de lucha vamos a enfrentar a la ofensiva macrista y a apoyar las luchas de los trabajadores, las de los docentes, de los gráficos de AGR-Clarín, de General Motors y de todo el movimiento obrero, a pesar de la tregua de la burocracia sindical.

En base a estas conclusiones salimos a la calle con nuestras propias consignas: “Son 30.000. Fue Genocidio” “Seguimos luchando contra la impunidad de ayer y de hoy: no a la reconciliación”, “Abajo el ajuste, la entrega y la represión de Macri y los gobernadores” y “Perpetua a Milani”. Por un 24 de marzo independiente y de lucha

30.000 compañeros detenidos-desaparecidos ¡presentes!

Partido Obrero de Azul en el Frente de Izquierda

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *