EFEMÉRIDES

25 de Mayo: Día Mundial de la Tiroides

Dra. Sofía Inza
M.P: 81989
<
>
Dra. Sofía Inza M.P: 81989

El pasado 25 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Tiroides, a continuación la Maestría en Endocrinología. Hospital universitario Austral, Sofía Inza escribió la siguiente columna de opinión.

La glándula tiroidea, se encuentra en la base del cuello, y se encarga de producir las hormonas T3 (triyodotironina), T4 (tiroxina) y calcitonina, regulando el metabolismo del organismo.

Estas hormonas regulan la función de casi todos los tejidos del cuerpo, teniendo gran importancia en el desarrollo del sistema nervioso central, en el crecimiento, la función cardiaca, el ritmo intestinal, función gonadal, desarrollo de pelo-piel-uñas  y regulación del colesterol, entre otras funciones. Es por esto, que es  imprescindible  que su funcionamiento sea el correcto.

Esta glándula puede estar afectada en cuanto a su función y/o en cuanto a su estructura.

En lo que respecta a la alteración de función, existen dos patologías que son las más frecuentes:

1) Hipotiroidismo: Es la patología tiroidea más frecuente, con mayor prevalencia en mujeres. Se produce cuando la glándula funciona de menos, es decir, que al producir menos cantidad de hormona de lo que el cuerpo necesita, los síntomas característicos que se presentan son astenia( falta de energía), cansancio, angustia-depresión, disminución de frecuencia cardiaca, constipación, ciclo menstrual irregular, sequedad de piel, caída de pelo, uñas quebradizas, leve aumento de peso, dislipemia, entre otros. Sus causas más frecuentes son la enfermedad autoinmune (tiroiditis de Hashimoto), y el hipotiroidismo idiopático (sin causa específica determinada).

2) Hipertiroidismo: Se produce cuando la glándula tiroidea funciona en exceso, y por lo tanto sucede todo lo inverso a lo que ocurre en el hipotiroidismo (nerviosismo, taquicardia, pérdida de peso, etc). Si su causa es autoinmune (Enf. de Graves) se acompaña además de bocio y exoftalmos (alteración ocular).

La alteración de la estructura, se refiere a la presencia de nódulos. Más de la mitad de la población presenta nódulos, principalmente después de los 50 años. La mayoría son benignos y solo requieren un control periódico de su tamaño y morfología. En los casos de malignidad, el tumor más frecuente es el carcinoma papilar, el cual presenta muy buen pronóstico si es detectado en forma temprana.

Por lo tanto, la glándula tiroidea regula muchas e importantes funciones del organismo, y sus alteraciones son cada vez más frecuentes en la población, por lo que es de gran importancia un oportuno diagnostico y adecuado tratamiento.

 

Dra. Sofía Inza

M.P: 81989

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *