28º edición de Azul Rock

 

A pesar de los inconvenientes que existen se llevó a cabo en esta ciudad, en la zona de la Plaza Almirante Brown, en el Balneario Municipal una nueva edición de Azul Rock, la número veintiocho.
Fueron tres jornadas a puro rock en donde más de 30 bandas, muchas de Azul y la zona, formaron parte de la programación de esta puesta que estuvo acompañada y apoyada por la presencia de jóvenes y familias que se hicieron presentes allí todas las noches aplaudiendo y disfrutando de este tipo de música.
En esta oportunidad se instaló un paseo de compras, puestos de choripán, de artesanos, venta de libros que le dieron un marco ideal a estas jornadas.
En un ambiente distendido se pudo disfrutar de la mejor música azuleña y sobre todo el rock tan presente en la cultura de los jóvenes. Pero además del rock, las bandas tuvieron influencias de jazz, funk, hasta el pop. Este abanico de opciones hizo que una mayor cantidad de personas puedan acomodar sus gustos a la diversidad de tipos musicales, lo que genera también la diversidad de públicos.
Los músicos, como el público mostraron predisposición, mucha onda, y las fallas, algunas de precisión en la puesta de escena, la calidad musical o el género que se manejaba que aparecieron en la organización fueron solucionadas por el clima de fiesta imperante en el lugar.
Como novedad se puede mencionar que la banda Perros Cayejeros, que hacía cuatro años que no se presentaba en el Azul Rock, subió en esta oportunidad al escenario interpretando una gran variedad de canciones de su autoría y también algunos covers.
En la última noche el gran protagonista fue el heavy metal que impuso su voz y sonidos a lo largo de toda la jornada. El ambiente era relajado pero con sonido potente. Incondicionalmente Raíces Argentinas mostró toda su IRA arriba del escenario, siempre dejando un mensaje de inclusión que llegó a todos los presentes.
En general las bandas que se presentaron agradecieron el lugar que se eligió para la realización de esta 28º edición del Azul Rock y el haber continuado con esta tradicional fiesta rockera en esta ciudad.
Lo importante es que el Azul Rock se llevó a cabo este año. Especialmente por el apoyo de las bandas locales. Esto toma mayor sentido aún cuando se sabe que la situación económica y financiera de la Municipalidad es caótica.
La ciudad no se quedó sin escuchar a las bandas que ensayan y buscan escenarios aquí. Por eso la gente acompañó esta nueva edición de este clásico rockero en el cual no tuvo la presencia de bandas nacionales pero que fue igual de importante como en otras ediciones. A su vez fue un ejemplo de continuidad.
Sin grandes escenarios, sin figuras de renombre nacional e internacional en el rock de la Argentina, sin comodidades para los músicos, paso la 28º edición del Azul Rock que tuvo el brillo que le brindó el público con la colaboración de los músicos que subieron al escenario.
Para los exquisitos fue un festival aceptable realizado con dignidad y mucho entusiasmo. Y en general para el público fue un esfuerzo mayúsculo para que el Azul Rock tuviera continuidad en esta ciudad. Y ésta fue la demostración cabal que la va a tener porque existe un grupo muy numerosos de jóvenes y familias que les gusta este tipo de espectáculos y de música.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *