A 10 años de la partida del padre de la democracia

COLUMNA DE OPINIÓN

Raúl Ricardo Alfonsín nació Chascomús el 12 de marzo del año 1927, cuando se cumplía el último año de mandato presidencial del radical Marcelo T. de Alvear. Fue criado en el seno de una típica familia de clase media de pueblo, realizando sus estudios primarios en la Escuela Normal de su ciudad y secundarios en el Liceo Militar General San Martín, completando posteriormente sus estudios de Derecho en la Universidad de Buenos Aires.

Desde muy joven frecuentó el comité de la UCR de Chascomús y es en el año 1946 cuando se afilia al partido apoyando las ideas de los radicales del MIR (Movimiento de Intransigencia y Renovación) que adoptaba la Declaración de Avellaneda de 1945 como programa político propio.

En el año 1951 obtuvo su primer cargo partidario como presidente del Comité de la UCR de Chascomús, tres años después encabezó la lista de Concejales por el MIR durante los últimos meses de Gobierno de Juan Domingo Perón y en 1955 fue apresado dos veces debido a su militancia política. En 1958 fue electo Diputado Provincial por la Unión Cívica Radical del Pueblo, ejerciendo su mandato hasta el año 1962 y reelecto ese mismo año. Cuando el Presidente Frondizi es derrocado debió abandonar su banca y volver a Chascomús.

En Julio de 1963 es elegido Diputado Nacional y ejerce su mandato hasta el año 1966, momento en que el Presidente Arturo Illia es derrocado por la denominada Revolución Argentina. A partir de allí Alfonsín se dedicó a la ardua tarea de reconstruir la UCR promoviendo una línea socialdemócrata. Asimismo, estrechó vínculos con dirigentes de partidos afines con la voluntad de generar un bloque político cuyo fin fuera rechazar fuertemente el gobierno de facto y propiciar la vuelta a la democracia.

Durante esa época divulgó muchas de sus posiciones políticas a través del ejercicio del periodismo, una de sus grandes pasiones, escribiendo columnas de opinión para la revista Inédito y en otros medios bajo el seudónimo de Alfonso Carrido Lura o Serafín Feijó.

Entre 1971 y 1972 los jóvenes radicales habían comenzado a acercarse a Alfonsín, encontrando en él un referente que se mostraba capaz de renovar el radicalismo. Para esa época el “Alfonsinismo” ya era una corriente independiente de opinión y de acción dentro de radicalismo en un contexto nacional signado por la prohibición política y la represión.

En el año 1975 Alfonsín participa del Consejo Mundial  de Partidarios de la Paz en la Ex Unión Soviética y a su vuelta sus compromisos con la paz y los derechos humanos se materializarían a través de su participación en la creación de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

Durante la dictadura militar puso gratuitamente su servicio de abogado para defender opositores y presentar habeas corpus por los detenidos desaparecidos y también en ese período realizó varios viajes por América Latina, Estados Unidos, Asia y Europa, denunciando la masiva violación de derechos humanos que se estaba produciendo en el país.

En el año  1982 ante la Guerra de Malvinas Alfonsín fue uno de los pocos que se opuso a la acción militar en las islas y sostuvo que su finalidad era lograr el fortalecimiento de la dictadura, proponiendo entonces desde la UCR una salida civil apuntalada en un gobierno de transición y unidad nacional.

Fue en las elecciones del 30 de octubre de 1983 cuando Raúl Alfonsín es electo Presidente de la República Argentina asumiendo su cargo el 10 de diciembre del mismo año, lo que significó para nuestro país el definitivo retorno a la democracia, dando fin a  un ciclo histórico de golpes de estado y gobiernos de facto  iniciado en 1930.

Entre los actos de gobierno más destacados de su presidencia podemos enumerar los siguientes: la CONADEP y el Nunca Más; el juicio a las juntas militares; la normalización y autonomía de la Universidad; el Plan Nacional de Alfabetización; el Plan Alimentario Nacional (PAN); el Tratado de Paz y amistad con Chile; el Tratado de Integración, Cooperación y Desarrollo con Brasil (Declaración de Foz de Iguazú)  que selló el acuerdo de integración bilateral entre Argentina y Brasil y significó el origen del Mercosur; la Ley de Divorcio Vincular y la Patria Potestad compartida; la creación del Grupo de intelectuales Esmeralda; la creación como instancia multilateral del Grupo de Apoyo a Contadora, entre tantos otros.

En el año 1989, tras su salida del gobierno, el Dr. Raúl Alfonsín permaneció como presidente del Comité Nacional de la UCR hasta el año 1991 y volvería a ocupar el mismo cargo entre 1993 y 1995 y entre 1999 y 2001. En 1994 fue Convencional Constituyente, en 1999 fue nombrado vicepresidente de la Internacional Socialista y en el año 2001 fue electo Senador Nacional por la Provincia de Buenos Aires.

Alfonsín recibió muchos premios y reconocimientos, entre los más destacados cabe mencionar el Premio “Príncipe de Asturias” (1985), entregado a aquellas personas dedicadas a promover y fomentar la cooperación entre países; Ciudadano Ilustre de la Provincia de Buenos Aires (2008) y, en el contexto de los actos por el 25º aniversario del retorno de la democracia, fue homenajeado en el Salón de los Bustos de la Casa Rosada colocándose su un busto junto al resto de los presidentes argentinos.

El 31 de marzo de 2009, a la edad de 82 años, Raúl Ricardo Alfonsín, el militante, dirigente, periodista, abogado, el encendido orador, el ferviente defensor de los derechos humanos, el Presidente de la República abandonaba la vida terrenal. Profusos gestos de dolor y acompañamiento se vieron durante las horas que duró su velatorio.

Hoy, a 10 años de su partida física, con varias generaciones de argentinos nacidos, criados y educados en democracia podemos figurar a Don Raúl Alfonsín como el hombre cuya gesta heroica fue iniciar un camino de paz, libertad y consolidación del sistema democrático “…para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino…”.

Radicales azuleños

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *