A 40 años

Dice Eduardo Galeano:

“Hay quienes creen que el destino descansa en la rodilla de los dioses,

pero la verdad es que trabaja,

como un desafío candente

sobre la conciencia de los hombres”

 Quedarnos en recordar el pasado sólo como una foto, o como un documental que ya fue, puede ser tarea dura, pero sencilla.

El desafío actual, tarea dura y mucho menos sencilla, tal vez sea no repetir los hechos del pasado que como fantasmas, se desprenden de las fotos y de los documentales, y cual zombis nos dicen que no están muertos.

Porque el silencio nunca fue salud, porque expulsar de sus puestos de trabajo a los obreros no mejora la calidad de vida de una sociedad, porque achicar el estado….no es agrandar el país, porque la sana competencia nunca fue tan sana si de intereses económicos hablamos, y……porque “América para los Americanos” fue un lema que nos dejó afuera del reparto de los beneficios y adentro de los baños de sangre.

Porque fui parte de una generación que luchó contra el FMI, contra el Imperialismo Yanqui, contra la exclusión, contra la censura, contra la tortura y la represión.

Porque podrán abrir muchos archivos  , desclasificar muchos documentos, pero lo real, es que poco más sabremos de lo que ya sabemos, que hubo un plan llamado “Cóndor” , que entrenó en la Escuela de las Américas, a los ejércitos latinomericanos para eliminar al “terrorismo internacional”, y nuestros gobiernos democráticos , como en efecto cascada fueron cayendo.

Porque creo que un nuevo Plan nefasto se está gestando en Latinoamérica, porque son otras las armas para jaquear a gobiernos populares, donde el eje hoy es el narcotráfico y la corrupción ( que los amos del norte se encargaron de fogonear , alimentar horriblemente……….tal vez los archivos hablen algo de eso,…………), es que me replica Galeano.

El destino está hoy facturándose. Si estos cuarenta años no nos sirven  para descubrir la matriz que gestó aquel golpe siniestro…….con su voracidad económica, y el  despojo aberrante de nuestras riquezas.

Si no descubrimos que  con su nuevo semblante pero con los mismos postulados se van abriendo camino en este tiempo que nos duele, habrá sido en vano tanta sangre, y tanto dolor.

Por los sueños de tantos compañeros, por la lucha inclaudicable, y porque como pintáramos en las  paredes de nuestras ciudades: “La patria dejará de ser colonia, o la bandera flameará sobre sus ruinas”.

Vive Evita en la consigna, y viven los 30.000 que hoy nos reclaman memoria, para que esta conmemoración no sea sólo “un traje de circunstancia”.

Prof. Estela Cerone

Concejal Frente  para la Victoria

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *