TORNEO FEDERAL C  

A Chacarita le llegó el fútbol al “Tanque” 

 

Valioso como el agua el notorio triunfo que, anoche, el elenco tricolor logró en Tandil ante Grupo Universitario. Mariano Escribano anotó sendos goles con los que el funebrero selló el mejor de los tres partidos que jugó en el certamen de AFA. Los primeros puntos reavivan las expectativas sureñas de clasificar, ahora desde la tercera ubicación en la Zona 11.

El goleador, a la marca. Escribano (9) marcó sendos goles de Chacarita en el primer triunfo del equipo azuleño en el Federal C. Chacarita mejoró su rendimiento, se mostró más firme y profundo y pudo haber estirado la diferencia en el marcador ante Grupo.
<
>
Chacarita mejoró su rendimiento, se mostró más firme y profundo y pudo haber estirado la diferencia en el marcador ante Grupo.

 

Era la tabla (y los antecedentes fácticos futbolísticos) los que reclamaban un resultado favorable en el estadio General San Martín y, de ser posible, una muestra de idoneidad en el funcionamiento. Alumni e Independiente no sólo habían sido sus vencedores, sino que también se habían alejado lo suficiente como para generar desconfianza en el achicamiento de distancias. Inmerso en ese contexto bastante general, Chacarita tomó su propio toro por las astas, puso el “Tanque” en el frente y dio señales inequívocas que, incluso pese a las deficiencias que se mantienen, demostraron que nada está perdido mientras halla un corazón que ofrecer.

Con puntos muy altos (Carrizo, Escribano, Toledo) y un funcionamiento grupal que, tomando la propia medida, anoche subió el nivel, el conjunto azuleño se impuso a Grupo Universitario por 2 a 0, puso en el bolsillo los primeros tres puntos y se mantiene a la espera de lo que, en primera instancia, suceda mañana entre albinegros y rojinegros en Azul. A sus intereses, puede que sea beneficiosa la derrota de uno de los dos, para entonces plantearle a ese elenco el mano rumbo a la clasificación. Pero esto no es más que una mera intuición.

Para su rival de anoche, el panorama es oscuro más dos gotas de negro azabache. De local, Grupo Universitario no aprovechó la posibilidad de rehabilitarse y sufrió su tercera derrota consecutiva. Si bien la producción serrana logró una mejoría respecto a la que plasmó ante Alumni el lunes último, de todas formas quedó muy lejos de un juego suficiente como para vencer y alumbrar un futuro de grandes noticias. El 2 a o de ayer lo dejó prácticamente eliminado, más allá que desde la matemática emerja una mínima ilusión.

Los azuleños fueron inobjetables ganadores, ante un rival que volvió a mostrar un funcionamiento deficitario. Chaca anotó sus goles en los 45’ iniciales y bien podría haber estirado su diferencia en el complemento, etapa en la cual prácticamente no atravesó sobresaltos (y cuando lo hizo, disfrutó de la seguridad del arquero Diego Toledo).

Lo de Grupo en la etapa inicial fue tibio. Solamente pudo inquietar de la mano de Cerfoglia (autor de los tres tantos de su equipo en el certamen), quien exigió al 1 funebrero con dos tiros libres y en la más clara perdió el mano a mano con Toledo tras un pase de Coto.

Chacarita, que paulatinamente fue arrebatándole el balón a su rival, mostraba como principal argumento las trepadas de Carrizo por derecha. El volante le ganó recurrentemente la espalda a un Signorelli endeble para la contención y en más de una ocasión llegó hasta el fondo con inusitada facilidad. Sobre la media hora, el propio volante proveniente de Athletic protagonizó la primera llegada a fondo de su equipo, pateando sobre la parte externa de la red.

Fue el preámbulo para la apertura, acaecida al minuto 36, con cierta dosis de fortuna: un envío sobre el área que tenía a Carrizo como destinatario terminó derivando, rebote mediante, en Escribano, quien puso el 1-0 a través de un justo remate con pierna zurda que venció al indefenso Viera, el arquero que, al igual que en la fecha pasada, tuvo intervenciones destacadas para impedir un marcador mucho menos decoroso.

Necesitaba y mucho del “diálogo” del “Tanque” Escribano con la red; el delantero había padecido mucho el desempeño del equipo en el par de cotejos anteriores, sin gozar de la sintonía con los compañeros en los lugares donde él puede lucir sus destrezas goleadoras.

Y a poco del descanso, Escribano volvió a rubricar que la de ayer era su primera gran noche en Chacarita. Brian Carrizo volvió a ser profundo sobre su carril y ubicó en el centro al número 9 funebrero, que conectó de volea para el 2-0.

Los de Toth volvieron a mostrar su anemia ofensiva para contrarrestar un resultado adverso y en todo el segundo tiempo avanzaron por inercia, sin ideas claras ni la precisión necesaria para dañar a un rival bien plantado.

De hecho, Chacarita estuvo más cerca del tercero que su rival del descuento. Viera mantuvo con vida a su equipo con varias intervenciones acertadas y, del otro lado, Toledo volvió a ganarle el duelo a Cerfoglia, quien además en la más clara de su equipo en todo el partido no encontró el arco con su tijera, ensayada en el área chica.

Así como nada estaba perdido todavía previo al encuentro disputado anoche en suelo serrano (no obstante el complejo panorama), tampoco ahora se ha generado una circunstancia totalmente opuesta. Pero haber dejado en claro que las ilusiones no eran en vano, es casi tan importante como la victoria misma.

Información y fotos: Diario El Eco de Tandil

TORNEO FEDERAL C 

POSICIONES ZONA 11

 

                                   PJ       Pts.      G         E         P         GF      GC

Independiente*          2          6          2          0          0          6          2

Alumni*                       2          6          2          0          0          5          2

Chacarita                     3          3          1          0          2          3          5

Grupo U.                      3          0          0          0          3          3          8

*Se enfrentan mañana

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *