A LA ESPERA DEL PEDIDO PARA QUE LE DICTEN LA PRISIÓN PREVENTIVA

Una pintada alusiva a este hecho, sobre una de las paredes de la cancha de Alumni, en Amado Diab casi Primero de Mayo.

Cuando al día siguiente de ocurridos estos hechos al acusado lo trasladaron a Tribunales para ser indagado, Brian Javier “Paquito” Frías se negó a declarar.

En aquella indagatoria llevada a cabo en la sede la UFI 2, al joven de 19 años lo acusaron de los delitos de homicidio simple en concurso real con homicidio en grado de tentativa.

Después de eso, a pedido de la fiscal Laura Margaretic -la funcionaria judicial que está interviniendo en la causa penal todavía materia de instrucción- la aprehensión de Frías se convirtió en detención, una medida cautelar que ese mismo sábado 4 de marzo que pasó comenzó a cumplir en la Estación de Policía Comunal que está en Tapalqué.

A esa seccional policial de la vecina ciudad policías habían trasladado al joven, luego de que lo llevaran a Tribunales para participar en aquella audiencia donde se negó a declarar.

Un vocero allegado al expediente judicial señaló ayer a EL TIEMPO que el paso siguiente en la instrucción será solicitar a un Juez de Garantías la prisión preventiva para el ahora acusado de matar a Joaquín Román y del intento de homicidio que lo tuvo como víctima a Jorge Todaro.

La misma fuente explicó que había sido solicitada una prórroga para la formulación de dicho pedido, teniendo en cuenta diferentes elementos que a modo de prueba aún restan ser incorporados al expediente judicial.

En ese contexto, se aguarda también por la evolución del joven que está internado, a la espera de poder tomarle una declaración formal con relación a lo sucedido aquel pasado viernes 3 de marzo a la salida del pub que está en 25 de Mayo entre Belgrano y Mitre.

La presencia de varios jóvenes en el sector donde los incidentes se iniciaron permitió rápidamente identificar a Frías como el agresor, de quien se mencionó que también había estado en el pub y que ese cuchillo que utilizó para lesionar a Román y a Todaro lo tomó del cantero de un árbol, donde al parecer lo había ocultado.

Según informara la Policía, después de cometidos los ataques el joven que ahora está detenido había huido, para refugiarse en su casa, en una motocicleta en la que lo llevó otro sujeto.

Además de su aprehensión ocurrida ese mismo viernes en que se conoció el deceso del joven Román, medida llevada a cabo por policías de la Local y la Primera en la vivienda donde el imputado se domicilia, esa casa había sido horas después allanada. Una propiedad ubicada en Las Flores y Pringles del Barrio Villa Suiza, a una cuadra de donde vivía Román, el joven asesinado, una de las dos víctimas que tuvo este violento incidente ocurrido en la calle.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *