A mis amigos y alumnos de la ciudad de Azul

Por sugerencia de mis médicos me veo obligado a abandonar mis cursos de francés en Azul, cursos que venía desarrollando desde el año 2009.
Puedo asegurarles que, de ahora en más, voy a extrañar tanto a la bella ciudad de Azul como a todos ustedes que me han recibido en todos estos años con los brazos abiertos.
Esta expresión me lleva directamente a mi primer y emocionado agradecimiento, dirigido a una ausente, Edith Coll de Zubiri, quien me aseguró, cuando planificábamos estos cursos de francés, que me iba a recibir “con los brazos abiertos”.
Como no puedo agradecerles a todos, voy a hacerlo con una sola persona, emblema y defensora del francés en Azul, mi amiga Margarita Ferrer. En ella se concentra todo mi reconocimiento hacia mis amigos de Azul, por su hospitalidad, por su apoyo, por su amor por la cultura.
También quiero dejar constancia de mi agradecimiento al Museo López Claro, a quien era su directora, Claudia Bogliano, y a su Asociación de Amigos, por la bella experiencia del Cine de los Jueves.
En resumen, gracias a todos, gracias por estos hermosos años y, como decimos en francés: “Ce n’est qu’un au revoir”. Sólo es un hasta pronto.
Alain Chedeville

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *