A PRACTICAR LA DANZA DE LA LLUVIA

Vecinos de diferentes sectores de la ciudad elevaron voces de reclamo por los inconvenientes generados ante la falta de riego en las distintas barriadas azuleñas.

El polvo en suspensión genera un sinfín de problemáticas a quienes tienen sus viviendas en calles de tierra. En ese sentido, un hombre que reside en Villa Piazza Norte destacó que  “como mínimo, el camión regador debería pasar dos veces por día, porque sino estamos comiendo tierra todo el tiempo”. “Limpiar y ventilar nuestras casas también se complica. Esto no se puede aguantar”, expresó una mujer que vive también en ese sector de la ciudad. La falta de un plan de riego forma parte de los pedidos que más se repiten durante las reuniones del Plenario de Comisiones Vecinales. La falta de equipamiento es uno de los argumentos esgrimidos desde la Comuna en ese contexto, según explicó un dirigente barrial, quien también remarcó que se encuentran a la espera de una respuesta concreta ante esta situación, más aún, teniendo en cuenta que estamos a pocos días del inicio del verano. Muchos azuleños son los que están esperando una solución concreta de parte del Ejecutivo ante este panorama, porque sino deberán ir comenzando a aprender la Danza de la Lluvia, si es que no quieren vivir con las puertas y las ventanas cerradas o haciendo un uso del agua domiciliaría poco recomendable.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *