A propósito del respaldo a los trabajadores de Molino Nuevo

“El Concejo Deliberante, con la celeridad que la situación reclama, sancionó una Resolución de respaldo a los trabajadores de la Cooperativa del Molino Nuevo. Es ahora más urgente que el jefe comunal concrete una entrevista con la jueza interviniente para que se puedan hacer cargo de la empresa. Que no suceda lo de FANAZUL, en aquella oportunidad los trabajadores y el Concejo Deliberante advirtieron, y el Intendente durmió”, dice el documento firmado por los concejales Claudio Molina, Omar Norte y Pablo Zabalza.
 

Bloque que concejales del GEN. ARCHIVO/EL TIEMPO/NACHO CORREA


Es de público conocimiento la crítica situación laboral que aún mantienen los trabajadores de la firma Molino Nuevo S.A. de Azul luego del cierre de la planta, paralizada desde abril del año pasado, en el marco del proceso de quiebra en el cual se encuentra la empresa. El Concejo Deliberante ya había mostrado su preocupación y solidaridad hacia sus operarios mediante la Resolución N° 3.986, sancionada por unanimidad en octubre del año 2017, donde ya pedíamos la intervención del Gobierno Municipal.
Durante todo este largo tiempo, plagado de incertidumbre, en el proceso de quiebra que se sustancia en sede judicial se presentaron distintas propuestas de empresas privadas para intentar la reapertura del Molino, más la aportada por la Cooperativa de Trabajo a cargo de sus ex trabajadores, quienes obtuvieron el reconocimiento Provincial y Nacional. Cabe recordar que la Cooperativa fue oportunamente conformada con la intención de mantener la fuente laboral en el marco de las intensas actividades y gestiones llevadas a cabo ante distintos organismos, tendientes a que se los reconozca y se les otorgue judicialmente la posibilidad de continuar la actividad productiva harinera estando, ellos mismos, a cargo de la actividad empresarial.
A la fecha no han tenido ningún tipo de información al respecto, han pedido audiencia con la funcionaria y no se les ha otorgado. Saben que las propuestas privadas no habrían prosperado, restando saber, ni más ni menos, cual va a ser la decisión final de la magistrada sobre el futuro de la empresa en general, y sobre la suerte del proyecto presentado por la Cooperativa de Trabajo, en particular.
La Resolución aprobada
Por todo ello, y teniendo en cuenta la instancia decisiva en la que se encuentra dicho proceso, la situación exige y amerita con absoluta urgencia generar un fuerte respaldo político institucional por parte del Estado Municipal (Gobierno Municipal y Concejo Deliberante) para realizar junto a los trabajadores, sobre la base del diálogo con la funcionaria judicial interviniente, las gestiones pertinentes para lograr que tengan la oportunidad de hacerse cargo del Molino Nuevo, reabrir sus puertas, darle funcionalidad, recuperar sus fuentes laborales y, al mismo tiempo, brindar custodia y protección a todos los bienes existentes actualmente en la unidad productiva.
Sabemos lo complejo que significa pasar de ser trabajadores a administrar una empresa. Ellos han manifestado tener las aptitudes para tan importante desafío, el Municipio debiera ponerse a total disposición -especialmente la Subsecretaría de Producción y Empleo y la Subsecretaría Legal y Técnica- y contribuir con gestiones ante la órbita provincial y nacional para obtener asistencia técnica, económica y financiera.
Por todos estos motivos es que la semana pasada en el Concejo Deliberante se llevó a cabo una reunión de la cual formaron parte los trabajadores del Molino Nuevo, concejales de distintos bloques e integrantes de la Comisión Directiva del CEDA.
Luego de analizar la situación se coincidió en impulsar para la sesión llevada a cabo el miércoles, la Resolución que a la postre fue aprobada por unanimidad mediante la cual se resolvió: 1) Brindar a los trabajadores el debido respaldo y el acompañamiento para realizar las gestiones pertinentes ante la Jueza interviniente. 2) Solicitar la intervención del Intendente en las tratativas (como máximo referente político de Azul) y avanzar junto a ellos en solicitar con suma urgencia una audiencia con la Funcionaria mencionada. 3) Invitar al Centro de Empresarios de Azul (CEDA), quien ha tenido la voluntad de participar e involucrarse en ésta problemática, a participar de las mencionadas gestiones. 4) Solicitar al Jefe Comunal, en el marco de la Emergencia Laboral declarada mediante la Ordenanza 4.038/18, atender la delicada situación económica y social por la que continúan atravesando, otorgar el acompañamiento a través de las áreas municipales competentes, y mantener la ayuda económica brindada hasta el momento.
“Que no pase lo de FANAZUL”
De manera descalificativa, con burdos e inapropiados argumentos, alejados de la realidad, algunos concejales oficialistas, especialmente Pedro Sottile, objetaron el tratamiento sobre tablas del proyecto presentado en la sesión del miércoles.
Tal vez por falta de conocimiento, experiencia o ignorancia supina, algunos ediles parecieran desconocer que en el Concejo Deliberante históricamente se han tratado y aprobado, sobre tablas, Proyectos de Resolución, de Comunicación, e incluso de Ordenanza, muchas veces sustancialmente menos importantes que el abordado el miércoles. Esto ocurre en todos los Concejos Deliberantes y Legislaturas, y en casos como estos, no está mal que suceda.
Se lo trató de esa manera porque, el único proyecto concreto elaborado en cumplimiento con la palabra dada a los trabajadores en la reunión de la semana pasada, no pudo ser lamentablemente presentado en tiempo y forma (como les sucedió, les sucede y les sucederá a tantos concejales, con tantos otros temas). Pero no obstante los bloques tuvieron la oportunidad de leerlo y hacerles las modificaciones antes de ser presentado el mismo día miércoles.
Estamos hablando de un proyecto simple, fácil de interpretar, sin ningún tipo de juicio de valor político partidario, prudente y sensato, sobre un tema archiconocido por los 18 concejales.
Llamativamente quienes expresaban su negativa a tratarlo sobre tablas, argumentando que no tuvieron tiempo de informarse sobre su contenido, nunca mostraron interés de pedir el proyecto de Resolución para interiorizarse que a tales fines se encontraba en el recinto. Del oficialismo no hubo otra propuesta alternativa, nadie se tomó el trabajo de hacerla, de redactarla y presentarla en tiempo y forma. Está claro que debió tratarse además con urgencia por los motivos y las razones debidamente expuestas.
Lo más importante de todo esto, más allá de sus desafortunados entretelones, es que el Concejo Deliberante, con la celeridad que el tema ameritaba, cumplió y sancionó una Resolución de respaldo a la Cooperativa. Es ahora más urgente que el jefe comunal concrete junto a los trabajadores una entrevista con la jueza interviniente para llevar a cabo las gestiones de buenos oficios respetando sus facultades, potestades e incumbencias, para el logro de tan importantes fines propuestos.
Ojo, que no vuelva a pasar lo de FANAZUL. En aquella oportunidad los trabajadores y el Concejo Deliberante advirtieron (también mediante una Resolución) y el Intendente durmió.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *