Actividades en la Biblioteca Ronco

Luego de dos intentos fundacionales fracasados (1872 y 1887) el 18 de abril de 1892 se reúnen en casa de Juan Forns y Artigas un grupo de jóvenes maestros normales, labrándose un acta que suscribieron otros vecinos de la ciudad. Luego los asistentes a la reunión se encargaron de recolectar firmas de adhesión.

El 7 de mayo del mismo año se llamó a asamblea de adherentes, la cual resolvió dejar por constituida la Biblioteca Popular del Azul y nombrar una comisión provisoria presidida por Emilio F. Recke. Esta comisión provisoria trabajó con ahínco durante meses. Buscó local provisorio, se construyeron estanterías, se obtuvieron donaciones y subvenciones, se confeccionaron los primeros reglamentos y estatutos y finalmente se llamó a asamblea para elegir la comisión directiva definitiva. La misma tuvo lugar el 18 de abril de 1893, quedando definitivamente establecida la Biblioteca Popular de Azul, actuando como presidente Silvano Bonnet y secretario Ramón A. Díaz.

Pasaron más de 120  años. Merced al trabajo de Bartolomé J. Ronco -actualmente la biblioteca lleva su nombre-, María Alex Urrutia Artieda, Clotilde Carus, Rodolfo Prat y muchos más desde su fundación hasta hoy es una institución reconocida y prestigiosa en esta ciudad. Que además de ser un lugar público donde se tienen libros y manuscritos ordenados de tal forma que pueden ser consultados, tiene bajo su responsabilidad la Casa Ronco y el Museo Histórico Enrique Squirru. También está la Hemeroteca y el archivo “Vicente J. Porro”.

El año pasado ofreció una serie de actividades para toda la comunidad. Se llevaron a cabo desde conferencias, lecturas en vivo, presentaciones de libros, clase abierta de tragos gourmet, que reunió una buena cantidad de público. Además de formar parte de realizaciones como el Festival Cervantino.

Hay que destacar que la Biblioteca Popular “Bartolomé J. Ronco” con la Sociedad Española de Socorros Mutuos fueron los impulsores de la exposición Cervantes “de la Mancha a la Pampa” del 18 al 25 de noviembre de 2004. La visita para esa exposición de José Manuel Lucía Megías, del Centro de Estudios Cervantinos, fue quién impulsó a los azuleños para que solicitaran que Azul sea considerada Ciudad Cervantina de la República Argentina.

El presidente de la comisión directiva de la institución, que integra el CODACC, expresó que considera que el 23 de abril de este año como fecha propicia para el relanzamiento del proyecto cervantino, llevando adelante acciones durante todo el año e impulsando fuertemente la instalación de la marca ciudad. Sería también el momento propicio para el lanzamiento del X Festival Cervantino, culminando en abril de 2017 con el décimo aniversario de la declaración de Azul como ciudad cervantina de la Argentina. También se invitará a las autoridades del Instituto Superior de Formación Docente y Técnico Nº 2 (carrera de Bibliotecología) para que los alumnos realicen pasantías y trabajos prácticos en la sede de la biblioteca. Se piensa reformar el estatuto societario a fin de actualizarlo e incluir en el mismo a la Casa Ronco, fijando las atribuciones y deberes de las autoridades que se designen a su frente.

Como en años anteriores la actividad cultural de este espacio será variada tratando de llenar las expectativas de los vecinos y de los visitantes. Y se tienen previstas muchas actividades más.

La Biblioteca Popular Bartolomé J. Ronco es reconocida nacional e internacionalmente por el trabajo que realiza desde años, con la colaboración de muchas personas que lo hacen desinteresadamente para ayudar a la institución.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *