Acto para celebrar la educación agraria en la sede de la Escuela Secundaria Agraria de Azul

EL LUNES 

EL TIEMPO dialogó ayer con la directora del establecimiento, Silvia Benson, quien pintó un panorama del presente que vive el colegio.

El del lunes no fue un acto más en la Escuela Secundaria Agraria de Azul. En presencia de autoridades, docentes, padres y alumnos se celebró el día de la Educación Agraria. En ese marco, según contó ayer a este diario Silvia Benson, directora del establecimiento, “hicimos un balance de lo que significa la educación agraria para la escuela”.

“Uno de los profesores que organizó el acto habló de lo que fue su experiencia en una escuela agraria para que los chicos de este establecimiento puedan valorar lo que tienen y que vean que no es algo pasajero sino que, si plantan un árbol hoy, esa planta quedará para las próximas generaciones. Otro profe les contó cómo había llegado él a ser ingeniero agrónomo y que él fue a una escuela católica por haber llegado tarde a la inscripción en una escuela agraria, y que eligió la agronomía porque era parte de la historia de su familia y le gustaba andar al aire libre. Un tercer docente les explicó que la oficina de un ingeniero agrónomo tiene como pared al alambrado y que, el techo, es el cielo y las oportunidades son infinitas partiendo de la base que Argentina tiene la posibilidad de alimentar al mundo. En todo eso, el rol del agrónomo y del veterinario es clave”, explicó Benson.

La directora señaló que, durante el acto, uno de los alumnos mencionó qué motivo lo llevó a inscribirse en el colegio, y “contó que a él le interesaban los conejos y la huerta; esos son los motivos por los cuales se anotan muchos de los chicos”.

En la ocasión la Promo de Sexto año presentó su traje, explicaron que representa al “mago eléctrico” y todos les dieron la bienvenida a esta tercera generación de Bachilleres Agrarios.

La nota artística –y a la vez emotiva- del acto estuvo dada por la participación de jóvenes exponentes del  malambo. De la mano de Nacho Luna y con el atuendo típico, se presentaron jóvenes de diferentes edades, aunque todos los aplausos se los llevó un chiquito de sólo 3 añitos que bailó malambo en el patio del establecimiento.

La Escuela Secundaria Agraria empezó a funcionar en el año 2011. En la actualidad cuenta con una matrícula de 111 alumnos, 42 docentes, 1 personal de maestranza, 1 casero en el campo, 5 preceptores (uno con tareas administrativas), vicedirectora, secretaria,  jefe de área, y maestro de sección. El colegio cuenta con una combi con chofer que costea el Municipio.

Benson dijo que actualmente está abierta la preinscripción y que, los días 20 y 21 de diciembre, se abrirán la anotaciones definitivas. “Al termino de esas dos jornadas se verá; si está cubierto el cupo máximo, van a sorteo”, explicó.

Articulando con las instituciones 

En la charla con EL TIEMPO, la directora subrayó que la Escuela Secundaria Agraria tiene lazos con muchas instituciones azuleñas, tanto públicas como privadas.

Mencionó el acuerdo marco que, por segundo año, tiene con la Facultad de Agronomía de la Unicen. “Se avanzó en matemáticas, química, prácticas del lenguaje con introducción a los estudios universitarios y orientación vocacional. Se hizo un replanteo interno de la curricula de matemática para que sea más acorde para el ingreso”, dijo Benson.

Respecto de la construcción de la sede propia, en la prolongación de la Avenida Mujica, la entrevistada afirmó que la obra “está en proceso”. “Se avanzó en la parte edilicia, se colocaron los vidrios y faltan detalles como el cableado, cielorraso y terminaciones de los pisos”, agregó.

Describió que, en la chacra, cuentan con dos galpones de cría de conejos (tienen 150 ejemplares) y pollos que comercializan para el consumo. A futuro contarán con cerdos para que los chicos puedan hacer sus prácticas.

“Con la Escuela Agropecuaria de Tres Arroyos, a través de la Fundación Bunge & Born, estamos recibiendo una capacitación en Agroecología de Precisión y sobre los problemas de gestión de las empresas agropecuarias, con financiamiento de Banco Galicia”, dijo Benson y mencionó que, para el dictado de clases de esa capacitación, contaron con la colaboración del Centro de Formación Profesional N° 401 que les cedió tres aulas que necesitaban en forma simultánea.

“Tenemos un convenio de edificio compartido para práctica de alimentos con el Colegio Inmaculada Concepción, por la cocina, y un acta acuerdo con la Escuela Técnica N° 1 para el uso de los laboratorios. También tenemos disponible, previo aviso, el laboratorio de la Facultad de Agronomía”, acotó.

Aportes al Festival Cervantino 

Benson señaló que, para el Festival Cervantino 2018, tienen previsto reeditar las Flores de Dulcinea y algún otro aporte más desde el punto de vista artístico. “Todo lo que podamos participar con la comunidad lo hacemos. Por ejemplo, interactuamos con Casa del Niño”, amplió.

Comentó que, en el marco del denominado Proyecto 35, recibieron el kit de robótica y una impresora 3D para trabajar, circunstancia que derivará en que deban realizar una capacitación para el manejo de esos instrumentos.

“Siempre y cuando se proponga movimiento, los chicos lo aceptan. Los nenes de segundo año se desesperan cuando llega el profe de taller rural. Están ansiosos de trabajar con herramientas y de aprender. Cuando volvimos de EscuelaAgro, donde se muestra lo último en tecnología y producción, los chicos de Quinto y Sexto quedaron maravillados. Pudieron saber que las vacas se contabilizan con un drone y de cómo se tecnifica un tambo”, señaló Benson, quien advirtió que sólo el 10% del total de la matrícula proviene del sector rural, aunque el colegio no se limita a formar a potenciales trabajadores de campo.

EL DATO

La Escuela Secundaria Agraria –con sede provisoria en dependencias del Colegio Sagrado Corazón- es propiedad de la Municipalidad de Azul. Se gestiona por medio de DiEGEP (Dirección de Educación de Gestión de Educación Privada) y cuenta con una cooperadora integrada por papás y docentes que se dedica a búscar recursos. Cuenta con una representante legal nombrada por el intendente, que en este caso es Stella López. Los salarios del personal los abona la comuna. Silvia Benson, directora del colegio, dijo que inicialmente estuvo DESEEA en la gestión de aportes para el establecimiento. Los dos galpones se construyeron con la ayuda del Banco Nación y parte del entorno porcino se realizó a partir de un subsidio de grupo Crea de Chillar.

La Promo de la Escuela Secundaria Agraria durante la presentación de trajes que se realizó el pasado sábado. NACHO CORREA

El buen clima de estudio en los salones del establecimiento que funciona en dependencias del Colegio Sagrado Corazón, con ingreso por calle Rivadavia. FOTOS FACEBOOK ESCUELA AGRARIA

Dos instantes del acto que se realizó el lunes. A la derecha, el grupo de malambo que dirige Nacho Luna. FOTOS FACEBOOB ESCUELA AGRARIA

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *