Acusación poco seria

Los responsables locales del Sindicato Ceramista aseveraron, mediante una solicitada, que el CEDA organizó en su sede social un encuentro con una consultora contratada por Cerámica San Lorenzo a los fines de “asesorar” a los obreros despedidos. Sostienen que esa iniciativa va en contra de las legítimas intenciones que tiene el gremio de intentar lograr que la empresa revierta su decisión de desprenderse de 120 trabajadores.

Daría la impresión que éste es un argumento muy poco creíble. Porque los trabajadores, desde gerente a ordenanza, por más cursos, asesoramiento, jornadas que organice la empresa, tienen la decisión de concurrir o no. Y si lo hacen y aceptan los concejos de los asesores es simplemente responsabilidad única del ser humano que asista. No interesa que la empresa, o el sindicato les de órdenes, sino que el obrero, con total libertad, las cumpla o no. No hay que tratar al personal que trabaja en una fábrica como robot o esclavo, que ha perdido el poder de decisión.

En una manifestación realizada por un grupo de trabajadores de Cerámica San Lorenzo se constituyeron en la sede del Centro Empresario y frente al comercio que es propietario el presidente de la entidad, a fin de expresarle su rechazo con pancartas que contenían mensajes y con bombas de estruendo.

El responsable del CEDA, su presidente, desmintió esa versión mencionada en la solicitada publicada por la Filial 13 de la FOCRA. Expresó que dentro de sus asociados tiene a Cerámica San Lorenzo. Y como un asociado más pidió la posibilidad de alquilar un salón con la idea de capacitar. La entidad brinda un servicio al asociado sin saber que uso le dan.

Agregó que sus asociados van a ser damnificados por estos despidos. Como institución están preocupados por las posibles pérdidas de puestos de trabajo que impactan de manera negativa en la sociedad.

Comentó que hace dos años habló con el secretario general de la filial Nº 13 de la FOCRA y le transmitió su preocupación por la intención de la empresa de llevarse una máquina. Ofreciéndole sus buenos oficios, si se quiere mantener una conversación entre la patronal y el sindicato. Después, tiene entendido, nunca existió de parte del sindicato la posibilidad de hacer esa reunión con la intermediación del CEDA. En diciembre del año 2015 cuando la “cuerda” estaba a punto de cortarse, la entidad le ofreció al sindicato los buenos oficios para intentar con Recursos Humanos de la fábrica hacer una reunión, participando también el Intendente Municipal. No tuvo acogida esta idea.

Cuando una fábrica se lleva una máquina y no la repone es factible que se pueda  producir reducción de personal. Y, parecería, que ese fue el origen o bien uno de los motivos, para que la empresa decida disminuir personal en la planta de Azul.

La situación económica del Partido de Azul no permite que se produzca un despido más, o mejor dicho, un desocupado más, sea de la actividad pública o privada. Porque ello perjudica a los comercios de todo tipo. Frente a esta realidad, no se puede permitir que los sindicatos, en vez de abocarse a solucionar su problemática, pierda el tiempo con acusaciones infundadas y ataques personales. Como ocurrió entre la Filial Nº 13 de la FOCRA y el CEDA.

Azul despierta, existe un cartel en la puerta de acceso a Cerámica San Lorenzo. Solamente va a despertar si todos, empresarios, obreros, funcionarios, nos unamos para conseguir nuevas fuentes laborales y que exista desocupación Cero.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *