“Además de pelear con la enfermedad, me veo obligada a luchar contra IOMA”


La dolorosa afirmación pertenece a una docente azuleña de 43 años que padece cáncer de mama metastásico. A fines de diciembre comenzó un tratamiento específico para la patología que padece, pero el viernes se vio obligada a interrumpirlo porque la obra social del Estado provincial no le entregó uno de los fármacos. El incumplimiento se dio, incluso, pese a dos resoluciones judiciales que obligaron a IOMA a proveérselo. “Esto es irreparable. Acá no es ‘el que rompe, paga’, porque hablamos de salud. Lo que está haciendo IOMA no tiene arreglo”, sostuvo su abogado.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *