Adoración Eucarística

 

Se está realizando en la Iglesia Catedral de esta ciudad, por primera vez, la Adoración Eucarística Perpetua. Se trata de la exposición ante el santísimo una vez por semana durante todo el año. En febrero estuvo todos los días a pedido del Papa Francisco que reclamó una oración durante todo el mes.

En la mayoría de los templos del mundo donde está la Iglesia Católica se realiza este tipo de servicio al Santísimo, con un mínimo de tiempo para orar de una hora, aunque se puede estar el tiempo que se pueda.

Una fiel seguidora de la Adoración Eucarística explicó que lo que la identifica tal vez es la espiritualidad. Por eso tuvo una experiencia muy fuerte e importante en su espiritualidad. Fue comprender los misterios. Es como vivir una experiencia del cielo. Es otra forma de encarar la vida. Hay gente que va dando pautas muy claras y cotidianas a la vez. No es demasiado místico y elevado, es solamente, cómo vivir con la presencia de Dios y dejarse guiar por él.

Uno comprende el significado de la oración, de la Adoración Eucarística, cosas que por tradición se conocen pero resulta difícil vivirlas interiormente y llevarlas a la práctica en lo cotidiano.

Para esta seguidora la Adoración Eucarística es estar con Jesús, es dedicarle un tiempo importante de la vida a estar con él y adorándolo en lo que uno es criatura y se dejan guiar por él.

Si se hace adoración con frecuencia el va a ir demostrando por dónde es el camino a recorrer.

Hay muchas otras formas como la lectura de la Biblia a través de la oración, pero la Adoración Eucarística tiene mucha fuerza, porque son tiempo, para todos, bastantes difíciles y se necesita de la presencia en cuerpo, sangre y alma que se la encuentra en la eucaristía.

Es tiempo que se le dedica a él porque se necesita su apoyo. Pero por sobre todas las cosas por amor. Es algo que se va profundizando cada vez más. Aunque para hacerlo se debe armar de paciencia. Ese tiempo que se toma es para oír.

Para llegar al fin esperado primero se tiene que comprender que es importante dar un tiempo a la oración. Cuánto más se adora más se quiere adorar porque se siente la presencia de Jesús en nuestras vidas, que da paz. Que él ilumina la vida. Que hace que dispensemos  más confianza, con más serenidad y los resultados son óptimos si uno se deja guiar.

La meta es hacer la voluntad de Dios. Adorar es preguntarle ¿qué quiere que realice? ¿Qué tengo que hacer ante esta situación que está de acuerdo a vuestra voluntad?

Cuando se esta orando ante el Santísimo se esta recibiendo gracias especial que después se van dando en cosas concretas.

Son tiempos eucarísticos y marianos, por eso la Virgen María dice que en la medida que se adore puede darse el triunfo del corazón. Ello significa que los corazones triunfen, que cambien al mundo en todas las cosas negativas que se está viviendo. Que va a traer paz.

El santísimo da gracias especiales cuando se está ahí y hay que perdonar., eso es importante para que lleguen las gracias.

Estos conceptos de una fiel seguidora de la Adoración Eucarística son conmovedores y llevan a la meditación.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *