TORNEO FEDERAL C

Adrián Di Prinzio: “Se luchó, se peleó y se ganó”

Bien flanqueado por los Rígoli, Antonio y Ruben, durante el amistoso de ayer ante Alumni. “No vamos a esperar, vamos a salir a jugar el partido arriba”, enfatizó Di Prinzio en la previa de la visita a Ferro de Tandil.
<
>
Bien flanqueado por los Rígoli, Antonio y Ruben, durante el amistoso de ayer ante Alumni. “No vamos a esperar, vamos a salir a jugar el partido arriba”, enfatizó Di Prinzio en la previa de la visita a Ferro de Tandil.

Una hora después del mediodía de ayer, lentamente el plantel superior de Boca Juniors comenzó a llegar a Parque Chico para cumplir con la práctica de fútbol. Se trató de un amistoso ante Alumni, ensayo por alrededor de hora y media que mostró en la formación que afrontó inicialmente el cotejo, algunos cambios respecto al equipo que salió ante Embajadores.

A la sombra, resguardo necesario para todos los que no estaban en torno a la pelota dentro la cancha, uno de los entrenadores del plantel xeneize, Adrián Di Prinzio, habló con EL TIEMPO. La alegría del triunfo en el debut, las cuentas futbolísticas pendientes y una semblanza del planteo con el que Boca enfrentará a Ferro en Tandil, las bases de charla.

 

¿Las alegrías fueron más que las preocupaciones o viceversa luego de Embajadores?

Sabíamos que iba a ser un partido duro. La idea principal era que los tres puntos queden en casa, ya que para mejorar había tiempo. La cancha no estaba en condiciones para poder jugar al fútbol y poder jugar por abajo, que es a lo que nosotros apostamos. Pero muy contentos estamos. Hay que seguir mejorando y creemos que en una cancha buena, Boca puede dar muchísimo más.

¿Plantearon no apartarse mucho de su arco y partir el equipo para atacar?

No, no…la idea era ser un equipo corto y jugar el partido en campo de ellos. Por condiciones de la cancha y por cuestiones que se fueron dando en el partido no lo pudimos hacer. Así que se luchó, se peleó y se ganó. Por ahí no fue muy vistoso, pero en este tipo de torneos tenés que ganar como sea. Y si no se puede jugar bien, hay ganar metiendo.

¿Hasta qué punto descansa en la sociedad Borda-Ridao la generación y las chances de ataque?

Es la idea. Agarrar la pelota en mitad de cancha, sea el “Chiky” o quien la agarre, y que descargue rápido con Mariano. Sabemos que Mariano hace diferencia mano a mano. Entonces, desde el pie de Mariano para adelante es lo que apostamos nosotros, ya sea con la pelota en los pies o juntándose con los delanteros. La idea es tener mucho volumen de juego, que no se pudo ver el lunes pero que, con el correr de los partidos, se va a dar.

Ha surgido una suerte de axioma en el fútbol que asegura que dos centrodelanteros no pueden jugar juntos. Ustedes tienen dos que, además, son dos “tanques”. ¿Cómo han trabajo esa dupla y su inserción en la estructura?

Bien. Hemos entrenado durante un mes y medio con los dos y trabajado mucho lo que queremos con ellos. Es clarito que cuando uno entra a buscar la pelota, el otro tiene que ser referente y arriba del central. Y se van turnando de acuerdo a cómo esté la jugada y cómo se encuentren parados. Lo están haciendo bien.

Habiendo pasado el debut y con tres puntos sumados, ¿qué piensan plantear en Tandil, en su primer partido de visitante?

Va a ser un partido duro. Ferro tiene la obligación, no sólo porque sea el local, sino también porque perdió en el primer partido. Así que nosotros podemos jugar con ese aspecto. Ferro tiene que buscar sí o sí los tres puntos en su cancha y creemos que en algún momento va a dejar espacios. De todas maneras no vamos a esperar, vamos a salir a jugar el partido arriba. La idea es jugar por los costados, lastimar con los volantes de ambos costados y meter la pelota adentro. Nosotros tenemos dos jugadores, Escribano y Kevin, que van a ganar de arriba.

 

Carlos Hourcade: “Acá tenés que sacar resultados”  

 

Pelota al piso y al pie. Piazza entrenó en el Félix Piazza y ya se aboca a Newbery. “Me gusta salir a ganar, no se puede desaprovechar la calidad de jugadores que tiene Piazza”, resaltó Hourcade.
<
>
Pelota al piso y al pie. Piazza entrenó en el Félix Piazza y ya se aboca a Newbery. “Me gusta salir a ganar, no se puede desaprovechar la calidad de jugadores que tiene Piazza”, resaltó Hourcade.

Al Félix Piazza, aproximadamente a las 18.30 horas, el grueso del plantel de Primera de Sportivo Piazza llegó muy distendidamente. El profe Ardiles y Daniel Gamarra ya tenían preparados sus trabajos dentro del campo, el primero para la entrada en calor, el otro para un trabajo reducido con pelota. Y a modo de un ‘supervisor general’, incluso probando sus talentos como lanzador de media distancia (derecha y zurda), Carlos Hourcade, el DT industrial, a un lado y otro, charlando con unos y con otros.

Una semana amena que comenzó el miércoles con ejercicios sin demasiadas exigencias físicas, intentando regenerar, dado que los jugadores piazzistas padecieron mucho el mal estado del campo de juego “chaira” en la noche del lunes.

Durante un pequeño diálogo con EL  TIEMPO, el entrenador abordó la derrota ante Racing del debut, enfatizó las virtudes del rendimiento propio pese a la caída y aventuró una noche feliz  –el próximo domingo, en Alumni– ante I. J. Newbery de Laprida: “Nos va a ir bien”.

 

–Más allá de ese gol, polémico y agónico por igual, ¿cuál fue la mayor dificultad que Racing le planteó a Piazza y de qué manera reaccionó éste?

–Hicimos un gran partido, se le jugó de igual a igual y en ningún momento metimos el equipo atrás. La verdad que me vine muy conforme, y todos los que fueron a la cancha piensan lo mismo que yo. El resultado fue una fatalidad en el último minuto, fue un error del árbitro, que el vestuario dijo “me equivoqué”, pero ya era tarde. Esperando que se acomodara la barrera, jugaron la pelota sin autorización y el juez lo dio como válido al gol. Después, en líneas generales, muy bien.

–¿Específicamente, qué planearon concretar para neutralizar el potencial de Racing?

–Fuimos con una idea de juego y lamentablemente no se pudo realizar por el estado de la cancha. La idea nuestra era tratar de salir jugando, que tuvimos momentos en que lo pudimos hacer, pero el campo de juego no te lo permitía, diría que era casi un potrero. Mucha arena, pozos, pasto muy alto…lamentable. Tratamos de apretarlos, no dejarlos jugar. No podían salir cómodos y eran todas pelotas cruzadas para un delantero rápido.

No fueron mucho más que nosotros, quizá tengan una organización diferente, un profesionalismo diferente. Por eso siempre resalto al jugador de Azul. Nosotros solamente podemos entrenar en un solo turno porque la mayoría de los muchachos trabaja, mientras que ellos trabajan en doble turno. Ahí está la diferencia en su favor. Después, en la cancha, no creo que tengan mucho más que Piazza. Quedó demostrado.

–¿Ante Newbery, hasta dónde va condicionar el planteo el hecho de no tener puntos?

–Mi forma de juego, lo que a mí me gusta es salir a buscar los partidos, tanto de visitante como de local. Me gusta salir a ganar, no se puede desaprovechar la calidad de jugadores que tiene Piazza.

Es un torneo muy corto, acá tenés que sacar resultados, a pesar que recién empezamos. Tenemos un primer partido donde perdimos los tres puntos y ahora, siendo locales, estamos favorecidos. Ahora tenemos tres partidos de local y hay que tratar de ganarlos a todos.

–¿Del juego de Newbery tenés algunas pistas concretas?

–No, no, referencias no tengo. He conversado con gente de Laprida que me ha dicho que sólo se reforzaron con jugadores locales. Así que…vamos a andar bien.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *