SON ENTRE 50 Y 80 ESTATALES AZULEÑOS

Afiliados compulsivamente a un gremio, sufrieron descuentos de más de 7.000 pesos 

Eduardo Bercovich, secretario Adjunto de ATE, habló ayer con este diario y explicó que la provincia descontó 23 días a trabajadores que realizaron medidas de fuerza. La Justicia se expidió al respecto y el gobierno de María Eugenia Vidal deberá restituir el dinero de los descuentos. Pero hay otra cuestión: en Azul entre 50 y 80 estatales sufrieron esos descuentos por aparecer afiliados a SOEME, gremio al que en realidad nunca se afiliaron.

En el marco del paro de ATE por 48 horas, que finalizó ayer, se realizó una movilización en el veredón municipal. PRENSA ATE
<
>
En el marco del paro de ATE por 48 horas, que finalizó ayer, se realizó una movilización en el veredón municipal. PRENSA ATE

 

Entre 50 y 80 trabajadores estatales en Azul recibieron este mes descuentos más que significativos por una medida de fuerza que un gremio llevó adelante. Si bien un juez falló a favor de los empleados y la provincia deberá restituir el dinero descontado, hay otra historia detrás de esto. Esos agentes fueron afiliados compulsivamente y sin estar en conocimiento a SOEME, gremio que hizo retención de tareas durante 23 días. La Dirección General de Cultura y Educación revisó los listados y de allí descontó esos días a todos los afiliados a ese gremio. La cuestión es doble: por un lado fueron afiliados sin saberlo y por otro les descontaron sin hacer la medida de fuerza -aunque aún adhiriéndose a la retención-, no deberían haber sufrido los descuentos.

Así lo explicó el secretario Adjunto de ATE, Eduardo Bercovich, quien ayer junto a un grupo de trabajadores movilizó a la Plaza San Martín, en el marco del paro por 48 horas que ayer terminó.

Además, habló de la situación que se presenta en la provincia con los despidos y con la baja del pase a planta de trabajadores.

Afiliaciones compulsivas  

En un principio, el dirigente comentó que días pasados hicieron una asamblea a la que concurrió un grupo importante de trabajadores auxiliares de la educación “porque  tomaron conocimiento que muchos de ellos habían sufrido un descuento casi masivo del total del aumento y del total de lo que perciben de sueldo”.

Explicó que, aparentemente, hace unos meses atrás algunos trabajadores fueron afiliados en forma compulsiva al gremio SOEME y este mes sucedió algo similar, “sin que nadie haya firmado una ficha de afiliación”.

Indicó que este mes tuvieron el agravante que como el gremio está hace 23 días con retención de tareas, a todos los empleados afiliados a ese gremio el Estado provincial  “les descontó los 23 días de retención de tareas, aún sin saber si ese compañero se había adherido a la medida de fuerza, si había estado de licencia o si realmente había hecho el paro”.

Advirtió que hay trabajadores que cobran 8.500 pesos y tuvieron descuentos de 7.100 pesos, “no han cobrado nada”, remarcó.

Ante este panorama, señaló que “se trabajó en conjunto con el Consejo Escolar, que brindó su abogado, y nosotros a nivel provincial hicimos una presentación en los Tribunales de La Plata”.

Luego hizo hincapié en que “hay un fallo del juez Luis Arias de La Plata que dice que tienen cinco días para devolver la plata. Hasta ahora lo que sabemos es que los compañeros fueron a cobrar y no percibieron el dinero del descuento que fue una locura”.

En lo que hace estrictamente a Azul, consignó que son entre 50 y 80 los trabajadores a los que les descontaron, aunque advirtió que no todos están en conocimiento “porque algunos iban a ir recién hoy a cobrar y otros no han podido retirar porque no hay plata en los cajeros”.

Consultado cómo sigue el tema ahora con las afiliaciones compulsivas, Bercovich marcó que el jueves el abogado del Consejo Escolar tomó todas las fichas de desafiliación de los trabajadores, “pero el problema es que SOEME no los desafilia. Hay compañeros que han mandado carta documento, pero no les han hecho caso”.

Agregó que “esto es ilegal y ahí se ve la connivencia que tenía el gobierno anterior de Daniel Scioli con SOEME, pero este mes volvió a pasar lo mismo. Es decir que cambiaron las caras pero no las prácticas, por lo que la connivencia continúa”.

Frente a este panorama, ATE “convocó a un paro por 48 horas de los trabajadores auxiliares. Hoy estamos en la plaza (por ayer) por nuestro tema y también acompañando el derecho de los chicos que van a la facultad y que necesitan el transporte”, en referencia a la manifestación que se hizo ayer por la mañana reclamando la reanudación del servicio.

“La Provincia está colapsada”   

En otro tramo, Bercovich apuntó que hoy el gobierno de la provincia “nos ha cambiado el eje de discusión, porque no estamos reclamando salarios sino que peleamos por los  puestos de trabajo”.

En este sentido dijo que “sabemos que van a bajar 2.000 contratos en hospitales de la provincia de Buenos Aires, los que se sumarían a los entre 10.000 y 12.000 puestos de trabajo que en tres meses han cesado en provincia y Nación”.

Pidió luego que “se termine con el mito de que los despedidos son ñoquis” y señaló a continuación que “son gente que hace años están trabajando y que son fundamentales en sus puestos. Ahora, las instituciones están quedando sin personal. No es casualidad y se está dando en toda la provincia”.

Añadió en ese contexto que “el dato no es menor: en tres meses de gestión hay entre 10.000 y 12.000 trabajadores despedidos. No entendemos esta política, porque en la provincia de Buenos Aires se votó un endeudamiento para que no haya despidos y sin embargo pasan estas cosas, echan gente por todos lados”.

Además, subrayó que no sólo está la baja de los contratos sino también que “han tirado para atrás 15.000 pases a planta permanente, cosa que a los trabajadores nos daba estabilidad. La Provincia está colapsada”.

Por último, el dirigente sostuvo en cuanto a los reclamos que llevan adelante que “lo que vaya a pasar en estos días dependerá de la fuerza que tengamos los trabajadores organizados”.

UN JUEZ DE AZUL RESOLVIÓ TAMBIÉN UN AMPARO A FAVOR DE LOS NO DOCENTES

Así como en La Plata un Juez en lo Contencioso Administrativo resolvió un amparo a favor del sindicato SOEME para que el gobierno de María Eugenia Vidal dé marcha atrás con los descuentos en los haberes del personal auxiliar de Educación, algo similar había ocurrido anteayer en Azul.

Ese día, el Dr. Héctor Torrens, titular del Juzgado Correccional número 2 local, resolvió otro amparo a favor de los no docentes, en el marco del conflicto que trabajadores de ese sector mantienen con el Gobierno de la Provincia.

Patrocinados por el abogado José Bogliano, alrededor de cincuenta trabajadores presentaron en los Tribunales de Azul un amparo en busca de lo mismo: que no les descuenten parte de sus haberes a través de un código prácticamente desconocido, surgido a causa de las retenciones de tareas que realizaron durante 23 días, ante el cierre de las paritarias que el gobierno de la Provincia acordó sólo con dos gremios.

En respuesta a esa acción de amparo, el magistrado azuleño dispuso lo siguiente: “Ordénase a la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires que, a través del área administrativa que corresponda, proceda dentro del plazo de cinco días corridos, bajo apercibimiento de ley, a practicar la reliquidación de los salarios del mes de marzo de 2016 de todos los agentes que figuran como actores en este proceso de amparo, debiendo omitirse el monto total de los descuentos incluidos originariamente bajo código 1085 (descuentos sin aporte) y abonar las diferencias resultantes mediante depósito bancario en las cuentas sueldo de cada uno de dichos agentes”.

“Todo ello -continuó señalando en lo resuelto el juez Torrens-, en virtud de lo normado en los artículos 42 de la Constitución Nacional, Tratados Internacionales de rango constitucional incorporados por la reforma de 1994 y los artículos 10, 11, 15, 20 inciso 2, 31, 39 incisos 1 y 3 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires”.

Al declarar admisible el amparo, el juez aclaró que si bien el recurso no era de “incidencia colectiva”, lo dispuesto no afectaba a procesos similares que estuvieran en trámite y que “sí hubiesen sido iniciados por una entidad colectiva y que, eventualmente, pudieran abarcar las situaciones particulares aquí tratadas y conformar un motivo de atracción del presente expediente”.

En la presentación que se hiciera en el Juzgado Correccional local, los trabajadores afirmaron que asistieron a sus lugares de trabajo y prestaron servicios normalmente durante el pasado mes de marzo, cuando se llevaban a cabo las medidas de fuerza.

En ese contexto, las inasistencias que hubo se debieron a otros motivos que estuvieron justificados, lo cual consta en las planillas de contralor que fueron presentadas al momento de formularse esta acción de amparo.

El juez sostuvo que los descuentos, por la magnitud de los mismos, se tradujeron en “una virtual confiscación que coloca a los trabajadores que los sufren en una significativa situación de imposibilidad de subsistencia digna de ellos mismos y de aquellas personas del grupo familiar o que tengan a su cargo y que dependan necesariamente de dichos ingresos mensuales”.

A modo de ejemplo, señaló que a causa de esos descuentos “la gran mayoría de los actores ha pasado a percibir de modo efectivo poco más de un tercio del salario mínimo vital y móvil”.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

2 Comments

  1. andres

    abril 9, 2016 at 8:26 pm

    a chuparla varios de ustedes lo votaron a hora con alegria jodance culpa de ustedes

    • pablo

      abril 9, 2016 at 9:01 pm

      Ojo q con Cristina y Scuoli le paso lo mismo a mucha gente…..jajajaj incuso muchos del campo…jajajaj

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *