Por Juan Berretta

Agrónomos: todos los caminos conducen al colegio propio

El mundo de la política tiene aristas que los ingenieros agrónomos van descubriendo en cada reunión y en cada paso que dan en busca de su objetivo de lograr la independencia del Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires (Cipba). Entre otras cuestiones, padecen lo elásticos que son los tiempos legislativos, con plazos que se vienen estirando más de lo que los técnicos deseaban. Pero este recorrido que empezaron a transitar hace más de dos años pareciera que está cerca de llegar al fin y la creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales provincial (Ciafba) está más cerca de ser una realidad.

DIB
<
>
DIB

“Para nosotros todo es novedoso y nos cuesta mucho dar cada paso, pero entendemos que vamos por el buen camino”, dice Fidel Cortese, presidente del Centro Regional de Ingenieros Agrónomos de Tres Arroyos, una de las más de 30 entidades que conforma la Red de Asociaciones de Ingenieros Agrónomos de Buenos Aires (Raiaba), la agrupación creada como paso previo al colegio propio.

Hitos

En diciembre de 2016, el proyecto de la creación del CIAFBA fue aprobado por la Cámara de Diputados bonaerense y en la primera reunión de este año de la Cámara Alta tomó estado parlamentario y fue a dos comisiones: Legislación General y Asuntos Constitucionales y Acuerdos. Sin dudas, ese fue el paso trascendental dado por los ingenieros.

Pero la euforia y la satisfacción se fue apagando por los tiempos legislativos. Si bien los técnicos realizaron una campaña en las redes sociales y aprovecharon la vidriera de lo que fue Expoagro en marzo para dar a conocer el proyecto de la independencia, el tema no fue tratado en las comisiones del senado. De todos modos, los ingenieros concretaron reuniones con integrantes de cada uno de los bloques de la Cámara Alta para explicarles la necesidad de tener el colegio propio.

Sin novedades en abril y mayo, la primera semana de junio llegó recargada y se convirtió en clave. Por un lado, la RAIABA consiguió un apoyo total por parte de los agrónomos bonaerenses. Así quedó expresado en una asamblea realizada el primer sábado del mes en la Sociedad Rural de Azul donde dijeron presente 100 ingenieros, que representaron a 35 asociaciones con injerencia en 90 distritos de la provincia.

“La intención fue poner de manifiesto el apoyo del 100% de las asociaciones, centros y círculos de ingenieros agrónomos de la provincia al proyecto del Colegio propio. Y la idea es que también ayudará a que los senadores comprendan que se trata de algo indispensable para nuestra actividad profesional y que, adicionalmente, traerá beneficios para las comunidades agrourbanas en donde trabajamos y vivimos”, indica Horacio Repetto, representante del Círculo de Ingenieros Agrónomos de Azul (CIAA), la entidad anfitriona.

La convocatoria le dio legitimidad, territorialidad y representatividad a la RAIABA, pero por sobre todo, una gran fortaleza al proyecto de colegio propio para jerarquizar la profesión.

Senado

El rebote fue inmediato: 72 horas después, un grupo de asesores de senadores de los distintos bloques convocó a representantes de la RAIABA y también a integrantes del Colegio de Ingenieros provincial con la intención de que cada una de las partes explique y fundamente su posición. Los agrónomos debían justificar los motivos por los que buscan separarse de la entidad. Los miembros del CIPBA, por el contrario, manifestar porqué les impiden que se independicen.

Si bien la idea madre era que se presentaran por separado, por pedido de los agrónomos la reunión se unificó y se transformó en un debate en el que unos y otros expusieron sus pensamientos.

“Consideramos que la reunión fue altamente satisfactoria a nuestros objetivos de lograr el Colegio propio”, sintetiza la ingeniera agrónoma María Alejandra Blanco de la Asociación de Ingenieros Agrónomos de Mercedes, también integrante de la Raiaba, y que participó del debate en La Plata.

Leandro Ledesma, secretario del diputado Ricardo Lissalde, perteneciente al Frente Renovador de Saladillo y autor del proyecto de ley de la creación del Ciafba, expuso en el encuentro la evolución legislativa del mismo. Luego intervino Edgardo Herrera de la Asociación de Ingenieros Agrónomos de la Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires, otra entidad de la RAIABA, quien explicó la justificación del proyecto, desde la necesidad de ocuparse en el territorio la problemática ambiental.

Por parte del CIPBA, se expusieron argumentos relacionados con una histórica pelea entre el consejo superior de la institución y los agrónomos, también una serie de desafortunados sucesos en la producción del cinturón hortícola de La Plata y, sin demasiados argumentos, trataron de defender la escasa presencia territorial ante un reclamo realizado por el agrónomo Fidel Cortese.

“Nosotros planteamos que el Colegio de Ingenieros de la provincia es legal, pero no es legítimo porque no representa a los agrónomos. Hoy somos 15.000 y apenas hay matriculados 1200. Porque realmente no tiene sentido matricularse”, esgrimió Cortese en la reunión.

Además, el tresarroyense marcó un dato que no es menor: “La provincia de Buenos Aires es la única de la región pampeana que no posee su colegio de ingenieros agrónomos independiente y una de las tres en el país que tiene un Colegio mixto”.

“Por último realicé la aclaración de la falta de criterio académico en la apreciación ‘legal’ desde el CIPBA de matricular por título y no por especialidades, dejando en claro que la ingeniería agronómica, la ingeniería en producción agropecuaria, la ingeniería forestal y la ingeniería zootécnica no son especialidades y no tienen nada que ver con las otras ingenierías. Tienen diferentes estándares de acreditación y el Ministerio de Educación otorga títulos diferentes (adjuntamos documento al expediente)”, describe Blanco.

“Si convencimos a los asesores de los senadores, ya tenemos el compromiso de que una vez aprobado el proyecto en comisión irá al recinto donde tendríamos los votos para llegar a los dos tercios necesarios. En cambio, si no es aprobado en comisión se va a dilatar el tratamiento y hasta puede perder estado parlamentario y tenga que volver a Diputados. Es decir, se estirarían mucho los tiempos. Y eso iría en contra nuestra, que hacemos todo a pulmón”, dice Cortese.

Por eso, el jueves 22 podría ser clave, ya que se reúne la Comisión de Legislación General y debería tratar el proyecto.

Una iniciativa con aprobación general

La propuesta de crear un Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la provincia de Buenos Aires (CIAFBA) impulsada por la Raiaba ha sido apoyada por unanimidad por los agrónomos, pero también por los senadores con los que han mantenido reuniones los ingenieros explicándoles los motivos por los que se quieren independizar del Colegio de Ingenieros bonaerense (Cipba). “Hasta ahora los legisladores con los que conversamos se mostraron a favor de la iniciativa”, contó Fidel Cortese. Además, la idea ha sido apoyada en forma explícita por Leonardo Sarquís, ministro de Agroindustria provincial. “Yo conversé con él en marzo, cuando vino a Tres Arroyos a la Fiesta del Trigo y le pareció una muy buena propuesta. El necesita un colegio de agrónomos fuerte para implementar políticas ambientalistas y regular y controlar el uso de agroquímicos”, aseguró.

Claro está que la única oposición que ha recibido la idea de crear el Ciafba es por parte de los integrantes del Consejo Superior del Cipba, que argumentan que los agrónomos tiene su lugar en el colegio.

“Si el Senado aprueba la ley, el Poder Ejecutivo tiene 60 días para dictar la reglamentación, más 30 días para designar una comisión especial que tendrá 90 días para llamar a una Asamblea Constitutiva, a partir de la cual comienza a funcionar el nuevo Colegio”, explicó Cortese, que mantiene la expectativa que el próximo jueves el proyecto sea tratado por la Comisión de Legislación Generales de la Cámara Alta y luego sea elevado al recinto.

FUENTE: DIB / LA TRANQUERA

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *