JAVIER ELISSAMBURU

“Ahí estaremos con esfuerzo y orgullo, representando al país”

Opus G se encamina a participar de otro evento internacional. Esta vez será en China, en el mes de enero próximo.
<
>
Opus G se encamina a participar de otro evento internacional. Esta vez será en China, en el mes de enero próximo.

Así lo manifestó uno de los integrantes de Opus G – Equipo argentino de Escultura en nieve que estará en enero próximo participando de otro evento internacional en China.

La obra a realizar fue titulada “Como un niño”. –

El Equipo Argentino de Escultura en Nieve Opus G, integrado por Javier Elissamburu, José María Martín y Martín Cerrado, fueron invitados por el Alcalde de Harbin, Song Xibin, y seleccionados por el jurado evaluador de proyectos sobre numerosas propuestas del mundo para representar a la Argentina en el 22° Internacional de Escultura en Nieve en Harbin (China) a desarrollarse en enero próximo. Para esta ocasión invitaron a formar parte del equipo al artista fueguino Santiago Pastorino Cane.

Este medio dialogó con uno de los integrantes del Grupo, Javier Elissamburu, quien detalló aspectos de la obra, entre otras cuestiones.

 

La obra y su sentido –

La obra a realizar por Opus G fue titulada “Como un niño”. Con ella buscarán, según Javier Elissamburu, “a través de la obra efímera atravesar los sentimientos de los espectadores apuntando a la nostalgia de la niñez; etapa en la que, desde la más profunda inocencia, aprendemos a resolver misterios y desafíos a través de la experiencia más enriquecedora del ser, que es el juego. A eso apunta la obra; rememora los vestigios de la niñez que se desvanece con el tiempo, pero perdura lo necesario para permitir desarrollarnos como personas”.

“En la niñez se piensa y se siente el jugar; un niño feliz es aquel que juega, los juegos son el medio para llevar adelante fantasías, crear historias, pasar un rato…proyectar, aprender. Como artistas buscaremos plasmar la obra para que por un instante cada persona que la contemple pueda tener una reminiscencia de su pasado, de su infancia; cómo sentía, se emocionaba, de lo que disfrutaba o no. El arte puede trasportarnos hacia caminos que a veces son inimaginables”, agregó.

Opus G representó al país en varios eventos internacionales de la disciplina, pasando por las ciudades de Quebec (Canadá); Chicago (EEUU); y San Candido y St. Vigil (Italia), donde en el año 2015 obtuvieron el primer lugar. En el mes de abril pasado  participaron en el 11° ArcARTE, un encuentro internacional de escultores en Uruguay. Por su trayectoria y logros han sido reconocidos por los Municipios y concejos deliberantes de Ushuaia, Río Grande y Azul; así como por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, la Legislatura de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur; la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, la Honorable Cámara de Diputados de La Nación y el Senado.

El 21 de septiembre último, fueron nuevamente declarados “de interés municipal” en Ushuaia y reconocidos por su aporte a la cultura.

 

“Un Estado ausente”

“Es necesario que nuestros funcionarios reconozcan talentos; nos hemos acostumbrado a la espalda indiferente de un Estado ausente. Lo difícil es o sólo debiera ser quedar seleccionados y en nuestro caso, las obras presentadas por sus características donde los espacios y equilibrios juegan un papel importante, no es así. Nuestro inconveniente es de traslado; siempre nos hemos endeudado a nuestras posibilidades, con apoyo de comercios, diputados, legisladores pero nunca un apoyo oficial completo”, expresó Elissamburu.

Consultado sobre si sabían cómo artistas de otros países se paran ante estas situaciones sostuvo: “Conocemos a muchos equipos y cada país lo resuelve de diferentes maneras. Por dar ejemplos los equipos de Latinoamérica desde el momento que quedan seleccionados, el Estado los beca por un año, les paga pasajes y viáticos. El resto del mundo son las empresas las que solventan”.

Sobre las expectativas de cara al concurso, se manifestó con optimismo. “Nunca perdemos las esperanzas; siempre nos costó pero, si en un primer momento hubiésemos cedido, no estaríamos donde estamos. La obtención del 1° premio en Italia no es poca cosa; competimos contra equipos que hacen temporada y están todo el invierno nórdico viajando de un evento a otro para participar de entre 5 y 6 competencias anuales. Nosotros asistimos a una al año, y a veces ninguna; sin embargo, ahí estaremos con esfuerzo y mucho orgullo representando al país”, culminó.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *