BONIFICACIONES

“Ahora se ve el impacto desmedido que hubiese tenido el tarifazo de gas”  

Lo dijo la diputada nacional Liliana Schwindt al hablar ayer con este diario. Sucede que comenzaron a llegar las facturas de gas con las bonificaciones que implican los topes a los aumentos de gas que el gobierno nacional quería implementar. La legisladora del Frente Renovador indicó que además de esto, también empezó a regir la modificación de los umbrales de consumo por zona fría.

Liliana Schwindt, diputada nacional, advirtió que “vamos a ver qué pasa con el gas el año que viene porque no sé si van a seguir rigiendo los topes”. ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
Liliana Schwindt, diputada nacional, advirtió que “vamos a ver qué pasa con el gas el año que viene porque no sé si van a seguir rigiendo los topes”. ARCHIVO/EL TIEMPO

En marzo de este año se anunció que el Ministerio de Energía de la Nación incluiría a Azul y otras 24 ciudades de la provincia en la llamada Zona Fría, que es la modificación de los umbrales de consumo.

Con las facturas que están llegando ahora a los domicilios azuleños, correspondientes al consumo de abril, entró en vigencia esa modificación, según explicó ayer a este diario la diputada nacional del Frente Renovador Liliana Schwindt, una de las impulsoras de que distintas ciudades sean recategorizadas como zona fría y también de los topes a los aumentos dispuestos por el gobierno nacional. En este punto hizo especial hincapié, ya que indicó que si no hubiesen presentado un amparo por el tarifazo que quería aplicar la administración de Mauricio Macri, los aumentos “nos hubiesen matado”.

Además advirtió que si bien los topes rigen desde principio de año, es ahora que los usuarios comienzan a reparar en ellos por los importantes descuentos que implican esos topes.

“Hay dos beneficios”, explicó al hablar ayer con este diario. “el tope al aumento de 300 a 400 por ciento según la categoría que figura en la factura, y el menor precio del metro cúbico de gas por la recategorizacion” esto es el cambio en la cantidad de metros cúbicos por cada categoría de consumo.

“Todos estamos recategorizados y algunos tenemos el tope aplicado”, señaló.

Zona fría

En lo que hace a la zona fría, esto es a la modificación de los umbrales de consumo, la diputada explicó que “se está aplicando, aunque no figura explícitamente en las facturas de cada usuario”.

Esa modificación, que no es otra cosa que la recategorización en cuanto a los metros cúbicos de consumo, se estableció en la Resolución 4343 del Ministerio de Energía y Minería, fechada el 28 de marzo de este año y que ya entró en vigencia.

En este sentido, la diputada explicó que “la recategorización nos dio aproximadamente 400 metros cúbicos más en cada una de las categorías. Por ejemplo: si un usuario tiene la categoría R1 -que es la más baja y en la que el metro cúbico es más barato- y un mes gasta un poco más, no va a pasar a la categoría R2 -donde el metro cúbico tiene un valor más alto-. Ese es el beneficio que tiene”.

“La recategorización, esos 400 metros cúbicos más para gastar manteniéndose en la misma categoría, son el beneficio por zona fría”, añadió.

A su vez, Schwindt advirtió que “si bien tenemos zona fría, no es igual a la que rige en la Patagonia, donde pagan casi la mitad de lo que pagamos nosotros el metro cúbico, y tenemos el mismo frío que ellos. Esa es una pelea que tendremos que dar más adelante”.

En la Resolución 4343 se indica que a partir de las inquietudes y solicitudes realizadas por usuarios y representantes de distintas entidades de varias localidades del centro y sur de la Provincia de Buenos Aires que manifestaron que los umbrales de consumo correspondientes a sus zonas geográficas no reflejaban sus verdaderas condiciones de temperaturas y de medio ambiente, se realizaron los análisis correspondientes y se determinaron los nuevos umbrales de consumo para los usuarios residenciales de esos lugares.

Topes a los aumentos

Por otra parte, las facturas están llegando desde marzo con el ítem “Bonificación Resolución 212-E/16” del Ministerio de Energía y Minería de la Nación. De acuerdo a lo que explicó la diputada, esa normativa “tiene que ver con los topes de aumento que se pusieron”.

En ese marco, se remontó a 2014 cuando presentaron un amparo ante el juez federal Martín Bava “por el tarifazo que quería aplicar el gobierno de Cristina Kirchner”. El magistrado falló a favor del reclamo “y de ahí pasó a la Cámara que también falló a nuestro favor. Entonces, en toda la zona, quedamos con un valor del metro cúbico del gas de boca de pozo de 0,25 pesos. Quedamos con un valor muy bajo”.

Cuando el gobierno de Mauricio Macri anunció el tarifazo el año pasado, Schwindt tuvo oportunidad de reunirse con Juan José Aranguren -ministro de Energía- “y le expliqué que en muchos lugares de la provincia de Buenos Aires pagaban el metro cúbico 0,25 centavos y que cuando implementasen el tarifazo, iban a pasar a pagar más de 5 pesos, lo que representaba un 5.000 por ciento de aumento. Me negó que fuese así”.

Pese a esa negativa, y con la certeza de que sí impactaría de manera desmedida en los usuarios, junto a otros diputados presentaron en agosto del año pasado un amparo colectivo. La Corte Suprema de Justicia de la Nación “falló a favor de los usuarios, diciendo que no podían hacer un aumento de ese manera. Dieron marcha atrás entonces y salió la Resolución 212 en la que se fijaron topes de incremento a las distintas categorías”.

Cabe señalar que para los usuarios R1, R2.1, R2.2 y R2.3 el tope es del 300 por ciento, mientras que para los R3.1, R3.2 y R3.3 es del 350 y para los R3.4 es del 400 por ciento.

“Nos hubiesen matado si se aplicaba el aumento”

No fue hasta que se comenzaron a recibir las facturas de este mes -con el consumo de abril- que se reparó en el fuerte impacto que el tarifazo hubiese tenido en los usuarios de no haber salido esta Resolución por el fallo de la Corte Suprema. Sucede que hasta el momento “pocos habían notado la bonificación, porque implicaba descuentos de 40 o 50 pesos, según los casos. Pero ahora que el consumo es más alto, se ve realmente el impacto desmedido que hubiese tenido el tarifazo. Nos hubiesen matado si se aplicaba como el gobierno quiso hacerlo en un primer momento”.

Es que en la boleta actual, los descuentos basado en esa Resolución superar, en muchos casos, los 1.000 pesos.

No obstante, advirtió que “en la facturas, a mucha gente le llega y a otras no. Esto tiene que ver con que una vez aplicados todos los aumentos, al que supera el 300 o el 400 por ciento de incremento, de acuerdo a la categoría de usuario que tenga, se le aplica el tope para que no pague más que ese porcentaje”, por esto hizo especial referencia al desmedido impacto que hubiese tenido y a los distintos amparos que fueron presentando y que llevaron al Ministerio de Energía a dar marcha atrás en sus políticas.

A su vez, señaló que hay diferencia entre los montos que otras ciudades están abonando respecto a lo que se paga en esta zona “porque tenemos más margen que el resto ya que partimos de un precio más bajo del metro cúbico de gas -esos 0,25 de los que habló-. En 25 de Mayo, por ejemplo, llegan facturas mucho más elevadas”.

Ahorro

En otro tramo de la nota con este diario, hizo hincapié en que “ya recomiendo que se trate de consumir menos, porque rige el cuadro del ahorro para aquel que gasta hasta el 15 por ciento menos respecto al mismo período del año anterior. Allí también está la gran diferencia, porque además a esto se suma que si se ahorra, se pasa a una categoría inferior en la que el metro cúbico es más barato”.

Sobre qué va a pasar de acá en más, apuntó que “vamos a ver qué pasa con el gas el año que viene porque no sé si van a seguir rigiendo los topes”, y añadió que “ellos marcaron un sendero de aumento que llaman gradualismo, pero para nosotros es tarifazo de todas maneras”, ya que en octubre va a haber un nuevo aumento, en abril de 2018 otro y así sucesivamente.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *