Al Rancho Museo Criollo

Siempre estamos invitaos/ al Rancho Museo Criollo./Del lago Quemes a un costao./Siempre hay muy buenos asaos/Con canto y guitarreada./ Ahí está la muchachada/ muy contentos y orgullosos./ Por ese rancho precioso./De una época pasada./ Beato Pereyra se llama El Rancho allí levantao. /Que mucho han trabajao. /Para encender esa llama./ No se hace si no se ama./Nuestras costumbres camperas./Ahí hay bastos, enumeras, frenos, cinchas y pegual,/pecheras, lazos, bozal/Y hasta algún arao mansera./ Hay mucho para observar/De nuestra tan rica historia/Y que está en la memoria/Y que usted podrá mirar/Ahí nomás y al entrar a una hermosa/ pulpería./Que en otros tiempos había para el gauchaje tomar pulpero pa` despachar./Entre las rejas atendía./ Pereyra son los hermanos./Que son del Rancho y el horcón/Está el Charo y el Morrón./ Con sentimiento paisano/Y que no habrá sido en vano/. De crear este Museo/A ellos contentos los veo/Por esta idea genial./Que es algo tradicional./ Por eso hago este floreo./El Rancho está allí plantao/A Don Beato en su honor/Y que fue todo un señor/Con hijos y Chela a su lao./Y que fue un hombre apegao al sentimiento argentino/De un corazón bien genuino/Y amante de lo campero/Que también fue musiquero/Que hermoso fue su destino!.

FLORENTINO GONZÁLEZ. 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *