TORNEO APERTURA DE PRIMERA DIVISIÓN

Al ser un tiempo para cada uno, el empate fue el resultado más justo

 

Con esta igualdad Boca sigue manteniendo los tres puntos de ventaja frente a Athletic. En el primer tiempo jugó mejor el xeneize y en complemento lo hizo la estrellita pero ninguno logró quedarse con el triunfo y el cotejo terminó empatado en uno. El local se puso en ventaja por intermedio de Daniel Travi de penal; igualó el cotejo Marcos Chacón para la visita. 

Daniel Travi de penal, con un potente remate al centro, abrió el marcador. Boca y Athletic igualaron en un tanto y se mantienen como puntero y escolta respectivamente. FOTOS: ADRIÁN GELOSI Alejo Rigo le roba el balón a Kevin De Stéfano y le quita el gol al delantero xeneize. El empate fue el resultado más justo para el encuentro entre el xeneize y la estrellita.
<
>
Daniel Travi de penal, con un potente remate al centro, abrió el marcador. Boca y Athletic igualaron en un tanto y se mantienen como puntero y escolta respectivamente. FOTOS: ADRIÁN GELOSI

La segunda mitad del campeonato arrancará igual que la primera, porque luego de esta séptima fecha en la cima del campeonato todo sigue igual. Boca y Athletic –líder y escolta- empataron en un tanto, en un encuentro emotivo que se disputó ayer en el estadio Ricardo Infantino.

El resultado final fue el reflejo a lo que ocurrió en el campo de juego. Porque el dueño de casa dominó la primera etapa y en el complemento fue la estrellita quién jugó mejor, pero ninguno estuvo preciso como para quedarse con los tres puntos.

En el inicio del encuentro fue el medio campo de Boca, que estaba integrado por Borda y Elgart por el centro, Di Pietro por la izquierda y Norte por la derecha, el que dominó esa zona vital en un encuentro. Lo hacía con mucha intensidad para presionar y con un juego vertical cuando tenía la pelota.

En oportunidades ese juego veloz lo hacía caer en imprecisiones. El xeneize no entretenía la bocha, ni buen la recuperaba rápidamente buscaba la velocidad de Kevin De Stéfano –por el centro- o de Daniel Travi por cualquiera de las puntas.

El nueve del local era un problema para los centrales de Athletic. Porque con su fortaleza física aguantaba la pelota de espaldas y se las rebuscaba para darse vuelta y quedar de frente al arco. En una oportunidad sacó un potente remate que se fue apenas desviado.

Al equipo de Celso Ivanoff le estaba costando mucho el partido. Al ser superado en la mitad de la cancha no podía manejar la pelota y todo sus ataques finalizaban con pelotazos para los hermanos Parodi, que eran muy bien controlados por la dupla central xeneize.

El dominio en el juego era muy claro por parte de Boca, pero a pesar toda esa superioridad no podía trasladarlo al marcador porque le costaba mucho crear situaciones de riesgo. En las pocas veces que pudo superar a la última línea de la estrellita apareció el arquero Rigo para quedarse con el balón.

Recién en el final de la primera etapa Athetic pudo mostrar lo mejor de su juego. Con Maximiliano Lapalma como eje en la salida, fue subiendo la pelota con toques cortos y precisos y terminó con un remate de Facundo Parodi que se fue desviado.

Así se fueron los cuarenta y cinco minutos iniciales, con un Boca superior en el juego aunque sin crear situaciones y un visitante que sobre el final pudo superar la presión del xeneize en la mitad de la cancha.

Lo que ocurrió en el final de la primera etapa se traslado al complemento. Porque ahora el controlaba el partido era la estrellita, lo hacía con su libreto habitual, buen manejo de pelota y tratando de atacar por los costados.

El lugar elegido era por la izquierda de su ataque. En ese sector se ubicó Agustín Parodi y con su habilidad, más las subidas de Santiago Rígoli, comenzó a inquietar a la defensa local. Antes del minuto, el “Choni” subió por ese lugar, enganchó para el medio y sacó un remate cruzado que Pedro Ibalo desvió con esfuerzo.

Ahora el encuentro se jugaba como pretendía Athletic. Era el dueño de la mitad de la cancha y podía manejar la pelota. Boca no era el mismo equipo de la primera etapa y le costaba mucho atacar porque sus delanteros estaban aislados.

En su peor momento, el xeneize se puso en ventaja. Un lateral de Randazzo que en el área peinó De Stéfano, la pelota quedó picando, cuando iba a rechazar Chacón lo anticipó Travi, y el defensor de Athletic lo derribó, un claro penal que sancionó Bardas. Lo ejecutó Daniel Travi, que con un potente remate alto y al medio superó a Rigo y estableció el 1 a 0 para Boca.

Pero la alegría le duró poco al local. Cuatro minutos después, en un tiro libre al borde del área, Marcos Chacón con ayuda de la suerte tuvo su revancha. El lateral ejecutó la falta, la pelota se desvió en la barrera y descolocó a Ibalo que nada pudo hacer para evitar la igualdad.

Con el empate, Athletic siguió jugando mejor y buscando por todos lados desnivelar el tanteador, pero fallaba en el último pase o centro cuando lograba desbordar por la izquierda.

Con el correr de los minutos y ante un trámite desfavorable, a Boca se iba parando cada vez un poquito mas atrás y le iba cerrando todos los caminos a los jugadores de la estrellita.

El empate marcó la justicia al encuentro y el punto le sirvió un poco más al xeneize porque mantiene la ventaja contra su rival. Athletic no pudo descontar la diferencia en las posiciones y ahora comparte la segunda ubicación con los equipos de Tapalqué.

LA FIGURA 

23052016_10_Sierra

Maximiliano Sierra

Por su seguridad, tanto por abajo como por arriba, el central xeneize fue el mejor jugador de la cancha. En el primer tiempo, cuando se equipo dominaba, controló a Facundo Parodi. En la segunda etapa tuvo mucho más trabajo y siguió siendo el más confiable de la última línea xeneize.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *