REUNIÓN SIN SOLUCIONES

“Algo están haciendo muy mal porque el tránsito es un verdadero problema”

El Plenario de Comisiones Vecinales apoyó el pedido de los barrios de la zona de la Costanera para que se dé una solución a la problemática del tránsito.
<
>
El Plenario de Comisiones Vecinales apoyó el pedido de los barrios de la zona de la Costanera para que se dé una solución a la problemática del tránsito.

Lo expresó Dora Villarreal, integrante de la Mesa Ejecutiva del Plenario de Comisiones Vecinales. El jueves pasado esa entidad barrial acompañó a los barrios que confluyen en la Costanera en un encuentro con funcionarios municipales y autoridades policiales, en reclamo de una solución a la grave problemática del tránsito. Pero nada se obtuvo de esa reunión. Mientras tanto la preocupación de los vecinos se acrecienta.

El último jueves, integrantes del Plenario de Comisiones Vecinales se reunieron con funcionarios municipales y autoridades policiales para abordar la problemática del tránsito que afecta, en este caso, a los barrios ubicados en el sector de la Costanera. Fueron en apoyo a los vecinos de esa zona, en lo que fue la primera de las varias reuniones que tienen proyectado realizar en busca de una respuesta concreta a un reclamo que viene desde hace tiempo.

Cabe recordar que al asumir, el intendente Hernán Bertellys prometió dar solución a esta problemática. Luego, aseguró que en tres meses comenzaría una nueva etapa en lo que hace al tránsito en la ciudad. Los tres meses pasaron holgadamente y la situación es cada día peor. Y no es porque falten funcionarios. Por el contrario, en el área específica hay funcionarios y también asesores -la nueva figura que encontró la administración Bertellys para seguir incorporando gente a su planta política-, pero las respuestas y soluciones no aparecen por ningún lado.

Dora Villarreal, integrante de la Mesa Ejecutiva del Plenario de Comisiones Vecinales, habló con este diario luego de la reunión en la que estuvieron los distintos barrios de la zona de la Costanera como San José, Villa Mitre, Güemes, Dorrego, Ceramista, Villa Fidelidad y UOCRA.

A su vez, por parte del Ejecutivo estuvieron el subsecretario de Protección Ciudadana y Habilitaciones, Carlos Caputo; el director de Seguridad, Control Urbano y Monitoreo, Agustín Rodríguez; y Daniel Marino -no se sabe bien qué cargo tiene, pero según indicaron sería una especie de asesor del área-. También se hizo presente personal de la Comisaría Primera.

Si bien los vecinos esperaban tener algún tipo de respuesta o, al menos, que se demostrara que están actuando seriamente en el tema, Villarreal sostuvo que eso no sucedió. Es más, apuntó duro contra Marino ya que, según dijo, quiso justificar el caos del tránsito con el mismo discurso de siempre: sólo tienen cinco inspectores y los empleados municipales no quieren trabajar.

 

“¿Vamos a esperar otra muerte?”

La dirigente barrial comentó en principio que “nos juntamos el jueves en el Club San José. Si bien el tránsito es un problema en todo Azul, fuimos más que nada para apoyar el pedido que vienen haciendo los barrios que confluyen en la Costanera, donde el tránsito es un descontrol, con las motos, los camiones y los autos que andan por cualquier lado y a toda velocidad. La verdad que es un desastre”.

Por esto fue que pidieron la reunión que se concretó hace unos días y en la que “le pedimos a Control Urbano, a Tránsito, a Protección Ciudadana y a la Policía que aparecieran para ver qué es lo que están haciendo y cómo se puede solucionar este desastre”, dijo Villarreal.

Ese desastre del que habla es por la circulación constante y sin ningún tipo de control de autos, motos y camiones. “Ni qué hablar de los fines de semana. No se puede andar”, sostuvo y añadió que en la zona hay muchos chicos que ni siquiera pueden jugar en las veredas por el peligro que corren. “¿Qué vamos a esperar? ¿Otra muerte?”, advirtió, para añadir inmediatamente que “algo tienen que hacer. Necesitamos respuestas, un plan integral que solucione este problema”.

 

“Algo están haciendo mal”

En cuanto a cómo se desarrolló el encuentro, sostuvo que “la verdad que esperábamos respuestas más activas, porque los reclamos que venimos haciendo son viejos pero cada vez más graves”, e inmediatamente remarcó que el señor Marino actuó con una soberbia tremenda porque no dejó hablar a nadie, intentando imponer lo que decía. Y realmente lo que decía es lo que nos dicen siempre: que tienen cinco inspectores, que no hay personal y que no hay plata”.

Añadió que “sabemos que Caputo ha presentado algunos proyectos que están bien y que esperan que se implemente la policía local, pero todo para diciembre… Nosotros necesitamos una solución ya. Además, si no hay plata, no se hubiesen aumentado los sueldos. Estamos en emergencia ¿y sólo la tenemos que padecer nosotros?. No me parece correcto. Además hay asesores de asesores, secretarios, subsecretarios de los secretarios. Por favor!!! Demasiados caciques!!!”.

Volviendo a Marino, indicó que durante la reunión “nos dijo que hace 20 años que está en la Municipalidad. Entonces, algo está haciendo muy mal porque el tránsito es un verdadero problema.

La dirigente comentó que “Marino aseguró que hace seis meses que están pidiendo personal al Ejecutivo, pero que éste no les manda. Hay algo que no están haciendo bien”.

Es más, consignó que este funcionario o asesor se deslindó de cualquier responsabilidad en el rotundo fracaso que es el tránsito en Azul “y le echó la culpa a los trabajadores, porque dijo que no quieren trabajar. Entonces, insisto, algo está pasando si él es el jefe y no puede manejar a su gente.

No quedó ahí, ya que comentó que Marino les informó que “agarran a la gente en la Costanera y se les escapan al Balneario. Pero si saben dónde se escapan, ¿por qué no hacen un cerrojo?. Se les escapan en la cara y lo reconocen”.

 

“Queremos que actúen”

Consultada qué dijeron las autoridades policiales, sostuvo que “nada, porque el señor Marino tampoco los dejó hablar. Además, vino gente de la Comisaría Primera que realmente no tiene acción en la calle, porque hoy en día sólo es administrativa. Nosotros necesitábamos que vinieran los del Comando de Patrullas”.

Villarreal indicó que “entonces vamos a tener una próxima reunión con esta gente, aunque ya de reuniones estamos cansados. Una de las vecinas planteó dónde hay que llamar cuando pasan estos líos. Le dijeron que al 103, pero ahí les dicen, muy amablemente, que no hay inspectores ni gente para trabajar. Que llamen al 101, entonces todo recae en la policía”.

Sobre el rol del Plenario, consignó que “fuimos a apoyar, y así lo vamos a hacer en todos los barrios porque queremos que actúen, que busquen recursos humanos. Hay más de 2000 trabajadores en el municipio, algo pasa si no quieren trabajar como dice Marino”.

Para finalizar, volvió sobre ese funcionario que fue el que llevó la voz cantante en nombre del Ejecutivo durante todo el encuentro y dijo que tuvo un rol lamentable. No sé cómo hace 20 años que está en la Municipalidad porque el tránsito es un desastre no de ahora, sino desde hace muchísimos años. Este hombre, Marino, se subió a un pony, porque encima para caballo no le da….

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *