NO ES SÓLO FÚTBOL

Alumni Azuleño y Porteño de Cacharí,  en el imaginario de Eduardo Quintana  

El hasta el momento último libro de cuentos del escritor argentino, “Con la ilusión en ascenso – Tiempo de descuento”, se nutre de 29 relatos, dos de los cuales de alguna manera tributan al albinegro y al albirrojo. Quintana estará presentándolo el viernes 13 de abril a las 21 hs., en la Biblioteca Popular Almafuerte de Cacharí, y posiblemente haga lo propio en Azul.

En el libro “Con la ilusión en ascenso – Tiempo de descuento”, de Eduardo Quintana donde dos cuentos se relacionan con Alumni Azuleño y Porteño de Cacharí.

El noveno libro de Eduardo Quintana (nacido en Caballito en marzo del 63), escritor siempre ligado a transpirar en sus obras el latido del fútbol que se escabulle del espectáculo, hace un lugar a dos historias ligadas a dos instituciones vinculadas a la Liga de Fútbol de Azul. Editado en 2017, “Con la ilusión en ascenso – Tiempo de descuento” (editorial Libro Fútbol) se compone de 29 cuentos cortos dedicados a 34 instituciones del fútbol de ascenso y dos de ellos toman a dos clubes del partido: “El poder del Místico Pérez” (en palabras de su autor, “un cuento dedicado a los hinchas de Alumni Azuleño”) y “Sólo una goma pinchada”, en homenaje a Porteño de Cacharí.

Eduardo Quintana presentará  “Con la ilusión en ascenso…” en Cacharí, el viernes 13 de abril a las 21 hs., en la Biblioteca Popular Almafuerte. La actividad se enmarca en la programación de los festejos en el año del centenario de esta institución. Esta presentación está organizada por FM-Memphis y auspiciada por la Delegación Municipal de Cacharí.

El libro tiene como prologuista al gran periodista Walter Saavedra y cuenta con el texto de contratapa a cargo del periodista Diego País, uno de los creadores del programa Interior Futbolero.

Entrevistado en Radio Gráfica, el año pasado, Quintana reconoció: “Yo prefiero la camiseta de Cipolletti, Círculo Deportivo Nicanor Otamendi o Deportivo Madryn a una del Real Madrid usada por Cristiano Ronaldo. Quiero ese fútbol que tiene la integración del pueblo a otro que parece de plástico”. 

“El proceso de escritura siempre es diferente. Por ejemplo, para escribirle a los tres equipos de Salta tuve que viajar hasta allá. Allí conocí que unos son cajetillas (Gimnasia y Tiro), otros son la Iglesia (Juventud Antoniana) y otros son el pueblo (Central Norte). A medida que voy conociendo gente me voy acoplando al lugar. Pero también se da el caso contrario. De cuentos escritos sobre clubes que nunca había pisado y cuando los conocí eran igual a lo que había imaginado”, explicó en la misma nota.

Fanático de Racing de Avellaneda, Quintana habló del proceso creativo con el que guió la elaboración de algunos de los cuentos: “El proceso de escritura siempre es diferente. Por ejemplo, para escribirle a los tres equipos de Salta tuve que viajar hasta allá. Allí conocí que unos son cajetillas (Gimnasia y Tiro), otros son la Iglesia (Juventud Antoniana) y otros son el pueblo (Central Norte). A medida que voy conociendo gente me voy acoplando al lugar. Pero también se da el caso contrario. De cuentos escritos sobre clubes que nunca había pisado y cuando los conocí eran igual a lo que había imaginado”.

En el prólogo de “Con la ilusión en ascenso…”, Walter Saavedra enfatiza la decisión de Quintana de no posar su escritura allí donde los reflectores y el “maquillaje” insinúan que se encuentra el único fútbol que realmente puede conmover y socializar. Opina Saavedra:  “Los personajes de Eduardo Quintana jamás comerán en la misma mesa que Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Y hasta es probable que, más de una noche, se hayan acostado con las tripas retobadas de hambre”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *