TORNEO APERTURA DE PRIMERA DIVISIÓN

Alumni no tuvo piedad con Sarmiento

El albinegro dominó el encuentro de principio a fin y se quedó con una clara victoria por 4 a 0. De esta forma sacó una diferencia casi definitiva con vistas a la revancha del próximo domingo. Los goles del conjunto de Mariani los convirtieron Mariano Ridao en dos ocasiones, Emiliano Mazzante y Nicolás Canelo de penal. El local terminó con diez jugadores por la expulsión de Augusto Bianco.

Mariano Ridao comienza a celebrar el segundo gol –el primero de su cuenta personal- en el triunfo del equipo de Santiago Mariani. En el partido de ida, Alumni sacó una gran diferencia en el marcador y en el juego. Emiliano Mazzante convierte el primer tanto de Alumni en la goleada frente a Sarmiento. El albinegro se quedó con la victoria por 4 a 0. FOTOS: ADRIAN GELOSI
<
>
Mariano Ridao comienza a celebrar el segundo gol –el primero de su cuenta personal- en el triunfo del equipo de Santiago Mariani. En el partido de ida, Alumni sacó una gran diferencia en el marcador y en el juego.

Alumni no dejó dudas. El abinegro manejo el partido de principio a fin y fue ampliamente superior a su rival, por tal motivo se quedó con el triunfo por 4 a 0 ante Sarmiento de Tapalqué y sacó una diferencia casi definitoria en los cruces por los cuartos de final del Torneo Apertura de Primera División.

Al equipo de Mariani poco le importó ser visitante. Desde el inicio del partido comenzó a presionar en campo contrario. De esa manera dominaba el encuentro, porque no dejaba jugar a su rival y el cotejo se desarrollaba en el campo de la estrellita.

A esa superioridad le agregó efectividad, porque en la primera llegada convirtió. Cristian Blando realizó un tiro libre largo para Nicolás Canelo, que dominó la pelota dentro del área y tocó atrás para la llegada de Emiliano Mazzante, que le ganó Bianco y con un remate cruzado superó a Toledo y decretó la apertura del marcador.

Con la ventaja a su favor, lejos de relajarse, el albinegro continuó marcando bien arriba. Cuando se apoderaba de la pelota, atacaba por los costados con las sociedades que conformaban Canelo y Mazzante por la derecha; y Guevara, Borda, Rodríguez por la izquierda. Ellos con toques cortos y precisos creaban peligro cuando se lo proponían.

Sarmiento intentaba salir desde atrás con la pelota por abajo, en el primer pase estaba Diego Bedoya, pero el colombiano no encontraba un socio para seguir avanzando y de esta manera todo terminaba a una jugada individual o un pase largo, de ambas manera el albinegro le quitaba el balón.

El equipo de Santiago Mariani estaba imparable. Pasada el cuarto de hora, Mazzante arrancó para la derecha, tocó al medio para Mariano Ridao, dejó en el camino a Covello,  y cuando le salió Toledo definió cruzado y estableció el 2 a 0.

Con los dos tantos de ventaja, Alumni se retrasó unos metros y eso le permitió a Sarmiento manejar un poco más tranquilo la pelota, pero al local le faltaba profundidad para inquietar a la última línea visitante.

La única oportunidad que creo fue luego de un desborde de Labourdette, el centro rasante no lo pudo contener Ibáñez y cuando la pelota estaba suelta en el área albinegro apareció Pomphile para rechazar.

Alumni cuando se lo proponía llegaba con riesgo al arco contrario. Pudo ampliar la diferencia con una corrida de Joaquín Rodríguez, que llegó al fondo y tiró el centro atrás que Toledo la desvió y le quedó a Pomphile que no pudo empujarla.

Cuando se terminaba el primer tiempo, Rodríguez le ganó a Mera -dio la impresión con falta- tocó atrás para Emiliano Mazzante, el “Paisa” dominó la pelota, definió por sobre el cuerpo del arquero, y cuando la pelota ingresaba Bianco la sacó con la mano. Penal y expulsión. Nicolás Canelo ejecutó la pena máxima y con un remate bajo a la derecha superó a Toledo.

En el complemento, Alumni ya no presionaba tan arriba, pero recuperaba la pelota en la mitad de la cancha y cuando la tenía en su poder se dedicaba a manejarla e iba avanzando con toques cortos y precisos. Con eso le permitía llegar con riesgo al arco defendido por Toledo.

A Sarmiento le costaba mucho encontrar caminos claros para llegar al arco de Ibáñez. La única forma era con pelotazos largos o alguna jugada individual. Pudo convertir con un remate de Barra –que se fabricó la jugada- pero el balón rebotó en un defensor.

Al local no le ayudaba la suerte. El recién ingresado Rodrigo Lamardo atacó por la derecha, dejó en el camino a dos jugadores albinegros y tocó atrás para Ezequiel Labourdette, que llegó solo y desde el punto del penal sacó un potente remate que pegó en el travesaño.

Sarmiento estaba apurado y eso lo pagó caro. Se equivocó en una la salida, la recuperó Rodríguez, quién habilitó a Mariano Ridao que ingresó al área por la izquierda, controló el balón y sacó un potente remate cruzado para ampliar la diferencia en el marcador y establecer el 4 a 0 definitivo.

El partido dependía de lo que hacía Alumni. El albinegro demostraba mucha superioridad y domina el partido a voluntad. Con una presión asfixiante no dejaba reaccionar a su rival. Lo único negativo para el equipo de Mariani era que no convertía las oportunidades que creaba.

El equipo de Mariani sacó una diferencia muy importante para la revancha, pero tendrá que repetir lo que hizo ayer para asegurarse su lugar entre los cuatro mejores del Apertura. Sarmiento la tendrá muy difícil para la revancha, y tendrá que mejorar mucho para intentar dar vuelta la serie.

LA FIGURA

22082016_09_ridao

Mariano Ridao

El delantero albinegro fue uno de los mejores de la cancha -a la misma altura se ubican Mazzante y Blando- pero el ex jugador de River fue fundamental en los últimos metros, no solo en la definición donde marcó dos goles, sino que hizo jugar a todos sus compañeros y siempre fue una preocupación para toda la defensa de Sarmiento.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *