TORNEO NOCTURNO

Alumni y Sarmiento, los campeones

Los de Tapalqué superaron a Vélez Sarsfield por 1 a 0 –en el global 2 a 0- en la reanudación del partido que se suspendió el martes y se quedó con el título de la categoría Menores. En Juveniles, el albinegro doblegó a Piazza por 6 a 5 en la definición por penales, empataron en uno en el tiempo regular y retuvo el campeonato que había conseguido el año pasado.

Los chicos de Sarmiento no dejaron dudas. Con un juego por momentos muy vistoso, se consagraron campeones en la categoría Menores. Los jugadores de Alumni celebran la victoria y el título que le permitió ser bicampeones en Juveniles.
<
>
Los chicos de Sarmiento no dejaron dudas. Con un juego por momentos muy vistoso, se consagraron campeones en la categoría Menores.

Alumni Azuleño y Sarmiento de Tapalqué son los campeones, en Juveniles y Menores respectivamente,  del Torneo Nocturno de fútbol, que fue organizado por los clubes afiliados a la liga y contó con el auspicio de la Asociación Empleados de Comercio del Azul (AECA).

En la última jornada de este certamen, que se disputó en el estadio Emilio S. Puente, a primera hora prosiguió el partido entre la estrellita de Tapalqué y Vélez, que se había suspendió en el martes cuando ganaban los de la vecina ciudad por 1 a 0. En la reanudación de ayer  volvieron a imponerse por 1 a 0, para hacer un 2 a 0 en el global y así quedarse con el título.

En Juveniles, en el partido más esperado del torneo, el albinegro le ganó a Sportivo Piazza por 6 a 5 en la definición por penales, luego de terminar 1 a 1 en el tiempo regular y se consagró bicampeón de este certamen.

Sarmiento amplió las diferencias 

En la reanudación del partido entre Sarmiento y Vélez – quese imponían los primeros por 1 a 0- los chicos de Tapalqué estaban más tranquilos y manejaban la pelota con toques cortos e intentaban que el encuentro transcurriera lejos de su arco. Por su parte, a los velezanos le costaba mucho tener el balón, todo era velocidad y desesperación.

El equipo de Néstor Gómez estaba apurado y eso le generaba inconvenientes en el traslado de la bocha. Todo dependía de lo que pudieran hacer sus individualidades. En una de ellas Juan Puente tomó el balón en su campo, con su habilidad y gambeta se escapó solo, definió cruzado y Genaro Gallo rechazó.

Esa desesperación le jugó una mala pasada a los velezanos. El arquero Bautista Rosadilla salió a contener un pelotazo, se le escapó la pelota y le quedó servida a Marcos Bustos, que lo gambeteó y con el arco a su disposición definió y estiró las diferencias.

Con los dos goles de ventaja Sarmiento se tranquilizó aun más y comenzó a jugar con los espacios que le dejaba su rival. En una gran jugada colectiva, que se inicio por la izquierda, finalizó en Marcos Lugüercio por la derecha que fue derribado dentro del área y el árbitro dejó continuar cuando era un claro penal.

En el complemento poco pasó en el partido. Sarmiento se paró bien en el fondo, cuidaba la ventaja y trata de salir rápido en contragolpe. Por su parte en Vélez iba con todo en busca del descuento, pero lo hacía con pocas ideas y chocaba contra la sólida defensa de la estrellita.

Sarmiento con una gran final coronó un excelente Torneo Nocturno, que comenzó con un empate frente a Cemento y a partir de ahí subió su nivel y ganó todos los encuentros que disputó.

Alumni, bicampeón

Del partido se esperaba mucho más. A esta definición llegaron los dos mejores equipos del certamen, pero ayer en la cancha demostraron muy poco, todo fue correr y luchar, de jugar nada. En la emotiva definición por penales, la victoria quedó para Alumni por 6 a 5.

Desde el inicio del partido los dos salieron a imponerse con su juego. El dueño de casa con un juego más vertical, dejando de lado la elaboración. En tanto que los industriales intentaban manejar la pelota e ir avanzando con toques cortos y al ras del piso.

A los dos equipos les costaba llegar con riesgo al arco de enfrente. Era Alumni el que rondaba más cerca el área, pero le faltaba el último toque o remate para inquietar a Elías Figueroa.

En la primera ocasión que contó el equipo de Agustín De La Canal no la desaprovechó. Juan Siris recuperó la pelota en la salida del industrial, desbordó por la derecha y tiró el centro atrás para la llegada de Ignacio Luna, quién controló el balón en el punto de penal y con un remate bajo superó a Figueroa y decretó el 1 a 0 en favor del albinegro.

Al encuentro los arcos les volvieron a quedar muy lejos a los dos. Alumni seguía jugando  con su juego vertical, eso solo cambiaba cuando tomaba la pelota Juan Siris, que desde sus pies nacía lo mejor de su equipo. Piazza era toda imprecisión, todo dependía lo que podían hacer sus individuales, dejando de lado el juego corto de los primeros minutos.

En el complemento, el industrial comenzó presionando en la mitad de la cancha y el partido se jugaba en el campo albinegro. En un ataque Ramón Sánchez desbordó por la derecha, desde un ángulo cerrado, remató al primer palo y Nahuel Giggi desvió el remate.

Con el correr de los minutos Alumni fue saliendo de ese asedio y el partido volvió a jugarse en el centro del campo de juego, ahí el que sobresalía era Nicolás Basaure que era el encargado de recuperar y darle una salida clara a su equipo. Pero esa claridad se iba perdiendo cuando el albinegro comenzaba a avanzar.

El tiempo pasaba y el partido seguía siendo muy intenso. Mucha marca, fricción y choque era lo que se veía en el Emilio S. Puente. No encontraban la manera de inquietar al arquero rival.

Piazza iba con pocas ideas, en uno de esos ataques Agüero desbordó por la derecha, tiro el centro para Sánchez que dominó el balón y remató suave, desde el borde del área chica, el arquero Giggi con grandes reflejos alcanzó a desviar, el rebote le cayó a Ezequiel Travi que con un potente remate estableció la igualdad.

En el final, ambos conjuntos tuvieron sus oportunidades para convertir. Por el lado del local falló Ignacio Luna, cuando lo que la jugada pedía era un centro atrás. Luego un remate de Ramón Sánchez, que sorprendió a todos y se fue apenas desviado.

El campeonato se definió desde el punto del penal. En esa instancia la victoria quedó para Alumni por 6 a 5, con la gran actuación de Nahuel Giggi que contuvo dos disparos, y el albinegro celebró el bicampeonato.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *