IMPORTANTE INICIATIVA TOMADA POR JOVENES DEL NIVEL SECUNDARIO

Alumnos del Colegio Sagrado Corazón ofrecen charlas sobre el uso y el mal uso de las redes sociales

 

Ellos son Ivo Nápole, Guadalupe Carvallo y Airton Neyra, del tercer año del establecimiento, quienes están a cargo de estos encuentros que tienen como temática base el abordaje de Internet. En diálogo con este diario contaron cómo llevan adelante este proyecto y destacaron que “la idea es que si nosotros tomamos conciencia del buen uso de las redes sociales, también hay otros que lo pueden hacer”.

 

Ivo Nápole, Guadalupe Carvallo y Airton Neyra de tercer año del Nivel Secundario del Colegio Sagrado Corazón dialogaron con EL TIEMPO refiriéndose a las charlas informativas que están ofreciendo en su escuela. ¿El objetivo?: la toma de conciencia del uso de las redes sociales. 
NACHO CORREA 
La siguiente  parece una simple caricatura pero, si se la observa bien podemos ver una situación similar en lo cotidiano: cada una de las personas está encerrada, por así decirlo, dentro de una pantalla, por lo que ignoran un serio problema o determinada realidad. Constantemente pueden estar ocurriendo cosas similares pero terminan siendo ignoradas.
<
>
La siguiente parece una simple caricatura pero, si se la observa bien podemos ver una situación similar en lo cotidiano: cada una de las personas está encerrada, por así decirlo, dentro de una pantalla, por lo que ignoran un serio problema o determinada realidad. Constantemente pueden estar ocurriendo cosas similares pero terminan siendo ignoradas.

Ivo Nápole, Guadalupe Carvallo y Airton Neyra son alumnos del tercer año del Nivel Secundario del Colegio Sagrado Corazón, establecimiento en el que también ofrecen charlas informativas sobre el uso y el mal uso de las redes sociales. En ellas, los chicos abordan las medidas que se pueden tomar para que sus pares tengan un control sobre quién ve lo que publican en las redes sociales y qué consecuencias puede traer aparejado esto.

El año pasado, en el seno del flamante Consejo Estudiantil de escuelas secundarias, salió sorteada Sagrada Familia para estipular el primer tema de abordaje colectivo, y sus alumnos optaron como núcleo el tema de Internet. Bajo esa idea central, los chicos de  Sagrado Corazón eligieron ampliar el horizonte y focalizar en la cuestión de las redes sociales, su uso.

EL TIEMPO dialogó con los alumnos e integrantes del Centro de Estudiantes de S.C., quienes contaron cómo se dio este proyecto, de qué manera lo están desarrollando y cuál es su objetivo fundamental.

El comienzo de una relevante toma de conciencia

 

En principio Nápole sostuvo que “después de conformarse el Centro de Estudiantes, nos informamos y comenzamos con las charlas, incluso interrumpimos las materias comunicando a los chicos sobre la discriminación, denominada ciber bulling”.

Guadalupe agregó que “en realidad el año pasado se creó el Consejo Estudiantil y en la última reunión que tuvimos salió sorteada la Escuela Sagrada Familia y ellos propusieron como proyecto, abordar todo lo que tenga que ver con Internet. Así que nosotros, como integrantes del centro elegimos el uso y mal uso de las redes sociales”.

A partir de ahí, Airton contó que “vimos videos sobre el tema y nos informamos primero, para brindar las charlas”.

Por su parte Gudalupe mencionó que “además nos facilitaron folletería y leímos los programas más comunes. Nos tocó escuchar testimonios insólitos y comenzamos a organizar las charlas reflexivas”.

Consultados sobre cómo ofrecen las clases, la alumna continuó “se arman los grupos en todos los cursos, dentro de la escuela y a partir de ahí se trabaja con cada uno de ellos”.

Experiencias

 

En segundo termino, Guadalupe explicó que “como trabajamos con chicos de diferentes edades, desde 11 a 17 años, les preguntamos quiénes tienen teléfonos, qué tipo de uso le dan y variando las edades también variaban las respuestas. Al mismo tiempo trabajamos con encuestas y el objetivo es que los chicos se dan cuenta que pueden llegar a ensimismarse en un celular o en una computadora y dejar de darle importancia al mundo real. Entonces los nenes más chicos nos contaban que no usan tanto las redes sociales pero sí están mucho tiempo jugando jueguitos. Y lo abordamos para que tengan mas cuidado en este tipo de cuestiones”.

“Otra de las preguntas que les hicimos es por qué discriminan a través de una red social y no hacerlo cara a cara y, mayoritariamente, las respuestas es que prefieren hacerlo en una red social porque no lo ven y por ende, no lo enfrentan”, añadió.

Nápole coincidió con la alumna en que “no es tanto jueguito en los más chicos, sino Messenger, Instagram, Faceboock y Whatsapp”.

Neyra destacó que “otro de los objetivos dentro del mismo es concientizar a los chicos a quiénes agregan a las redes sociales porque a veces no conocen a sus contactos y que tengan cuidado con las fotos que suben”.

Carvallo retomó la charla ejemplificando que “en una de las oportunidades que hablamos con los chicos más pequeños y una de las nenas me contó que le llegó amenazas de gente que no conoce a través de Faceboock, se asustó y le contó a la madre. Ahí es cuando tienen que tomar el control los padres. También les preguntamos cuántos de los chicos que tienen como amigos en Faceboock conocen, y nos llegaron a decir: ´yo tengo 20 y son familia` o ´son 4.000 ó 5.000 amigos y conozco a 300`. O sea la idea es generar conciencia sobre qué les pueden hackear la cuenta porque lo que suben a las redes deja de estar en sus manos y no saben qué pueden llegar a hacer con ello”.

Ivo apuntó que “no es asustar a los chicos, sino que tomen conciencia”.

Positivo balance

 

En otro tramo de la charla los entrevistados manifestaron sobre lo proyectos que tienen hasta fin de año.

Así, anticiparon que “vamos a continuar con estas charlas en la misma escuela porque la idea es que si nosotros tomamos conciencia del buen uso de las redes sociales, también hay otros que los pueden hacer. Hay que tener en cuenta que algunos de estos controles son responsabilidad de los adultos y la idea es que se difunda la voz en la ciudad y que los padres enseñen las medidas de seguridad que se pueden tomar en las redes. Como los filtros que los chicos desconocen, bloqueos, entre otros; que los chicos desconocen y es así cuando se empieza a filtrar información y la idea es mover un poco a la sociedad, ver qué podemos hacer con este tema, con la discriminación a través de Internet y desterrar la discriminación a través de ella”.

¿Uso o abuso de las redes sociales?    

 

A continuación se transcribe el artículo sobre la toma de conciencia de las redes sociales que elaboraron los alumnos entrevistados.

“Cómo sabemos, estamos en la era de la tecnología pero, ¿sabemos utilizarla adecuadamente?. Alumnos de la Escuela Sagrado Corazón, miembros del Centro de Estudiantes, realizamos la siguiente nota acerca de cómo la cibernética nos ha esclavizado. Por medio de encuestas y debates, llegamos a la conclusión de que, en cierto punto, la gran mayoría de los niños y adolescentes somos dependientes de la tecnología; ya sea mediante el uso de celulares, computadoras o tablets. Damos más importancia al mundo virtual que a la realidad misma. Lo que buscamos es comenzar a crear consciencia acerca de cómo podemos darle un uso útil a nuestros aparatos tecnológicos, sin hacer de ello un abuso. Todos alguna vez agarramos nuestro celular para chequear la hora pero terminamos en una red social, o en un chat. El punto es que debemos entender que la tecnología fue creada para facilitar un poco más la vida cotidiana de las personas, pero muchas veces nos encerramos en un mundo virtual donde pueden pasar horas sin siquiera darnos cuenta.

Otro de los temas más importantes que hemos decidido abordar, es la discriminación mediante el uso de las redes. Es hoy en día una problemática muy grave, a la que muchas veces no se le da la importancia que merece. Hablamos con chicos de entre 11 y 17 años, y lo que nos dicen es que muchas veces la discriminación pasa por insultar, excluir o reprimir a una o más personas mediante redes sociales ya que no hace falta hacerlo frente a frente. Luego de charlas y encuestas, llegamos a la conclusión de que la gran mayoría de los chicos dentro de la edad antes dicha, hicieron –por lo menos una vez- uso de la tecnología para comenzar o seguir una burla o insulto hacia alguien. Lo importante es ponerle un freno a la situación debido a que puede salirse de control, y llegar a lastimar a una persona; aquí entra en juego nuestro rol como miembros del centro y también como alumnos.

Hemos realizado varias charlas para concientizar y la conclusión que los mismos alumnos sacaron fue que en un mundo donde algo que está en las redes ya no está en el ámbito de lo privado, debemos comenzar a tener mucho más cuidado acerca de ciertas cosas que publicamos. También se llegó a la conclusión de que debemos entender el mundo del otro. La discriminación parte desde el rechazo a la diferencia, tenemos que aceptar lo distinto; comprender que la diferencia no es mala, es sino lo que nos hace humanos. un insulto puede correr mucho más rápido en las redes sociales, y el daño que se puede causar en una persona a veces puede ser irreversible. La tolerancia es el fundamento de la paz. Debemos comprender que a veces, en un mundo de blancos, el negro puede ser el blanco perfecto. O viceversa. Y por último, que sólo tenemos una vida. Vive en el mundo, no en las redes.

Guadalupe Carvallo, Ivo Nápole y Airton Neyra.

EL DATO

Los jóvenes subrayaron la colaboración de los docentes porque los ayudaron con el objetivo de reforzar los valores en el mundo real, los derechos que tenemos y a medios legales que podemos acudir.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *