El Tiempo - El diario de Azul
Temas de Interés: #ELVALORDEESTUDIAR

Azul 21º

Seguinos en Twitter Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram Seguinos en YouTube
El Tiempo - El Diario de Azul

Temas de Interés: #ELVALORDEESTUDIAR
27-07-2019

GENERAL ALVEAR

Colonia “El Fortín”  de General Alvear

Por Lis Solé.


Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Colonia “El Fortín” de General Alvear 1939. GENTILEZA DEL SR. “MONCHI” PORTA 

Cuando aparece una imagen como esta es difícil sustraerse al encanto. No hace mucho andaba por el pueblo buscando una foto de la Colonia San Salvador del Valle y así llegué a ésta. La recibí casi con desilusión porque no era lo que yo esperaba. ¡No conocía a nadie! Pero debajo se leía “Colonia El Fortín G. Alvear 1939”, así que supuse que eran colonos de la Colonia Fortín Esperanza, de mi Colonia, donde yo nací.

No coincidía el nombre porque se leía bien claramente “Colonia El Fortín” pero supuse que quizás el fotógrafo apurado y falto de espacio podría haberlo omitido. Al otro día, fui a visitar a mi vecina Polola Martínez de Wallace quién reconoció inmediatamente a su papá Victoriano Martínez adjudicado con el lote N° 10 en 1939. Así que salí a recorrer otras vecinas de la Colonia: Magdalena Pérez de Zappacosta (Lote 3 D), Isolina Restagno de Pérez (Lote 3 C) y la “Negra” Capra (Lote 7) todas hijas de Colonos que me ayudaron a identificar a sus padres y demás personas de la imagen. De izquierda a derecha se ven a Eusebio Balda, Luis Marano, Pedro Capra, Eduardo Capra, Fausto Quincoces, Fermín Qüin, Manuel Pacho, José Balda, Juan Sararols… Arriba alto se ve a Isidro Martínez, adelante, Nazareno Mengarelli, Domingo Sivero, Avelino Gómez (el “Portugués), Mingo Sivero, Victoriano Martínez; el que tiene el acordeón en la mano es el Sr. Bavio, el administrador de la Colonia y representante del Instituto Autárquico de Colonización; al lado, Luis Restagno; de camisa blanca Ramón Balda; al lado de la guitarra: Bernardino Rípodas y el primero de la derecha es Víctor Merino… Igual, hay unas cuantas personas que no pudimos identificar.

La colonia “Fortín Esperanza” no existe con ese nombre

Fuentes: Obras Públicas de Geodesia. Volumen III Colonización, Dirección de Tierras, Agricultura, Ganadería e Industrias. Ferrocarril Provincial de Buenos Aires. Gobernador Fresco. Cuatro años de Gobierno. Período 1936-1940- República Argentina. Provincia de Buenos Aires. Ibarbia, Diego J. Instituto de colonización de la provincia de Buenos Aires, un ensayo no aprovechado. 1990. Recuperado de https://ancmyp.org.ar/user/continuacion-anales/17_tomo%20xix.pdf 

¡Cuántas fechas que se pierden! ¡Qué importante el revisionismo histórico que modifica constantemente lo que se considera verdad! Y la verdad es que la colonia “Fortín Esperanza” no existe con ese nombre. Según consta en la placa recordatoria que se encuentra en la Plaza Principal de General Alvear, la colonia fue creada el 23 de octubre de 1938, colonización realizada sobre los campos de la estancia “La Paulina” de Luis de Urquiza que fueran declarados de Utilidad Pública en 1929, cuando se hizo la ampliación del ejido de Alvear. Allí, en un monolito sobre la calle San Martín, queda plasmado el homenaje a las Bodas de Oro de la Colonia Fortín Esperanza. Una placa pequeña de bronce me llamó mucho la atención; allí dice: “Los Colonos de San Salvador del Valle a la colonia Fortín Esperanza, su hermana mayor, en sus Bodas de Oro 1938-1988”. La palabra “hermana” es determinante de la identidad y pertenencia de los integrantes de ambas colonias.

Es que no hay diferencias entre los colonos aunque provengan de diferentes lugares y tiempos: compartieron las mismas luchas, sacrificios, alegrías, inundaciones, sequías, épocas de abundancia y esperanza, pero también de desazón y escasez. La solidaridad y unión de la gente de campo siempre está presente, dispuesta para compartir bailes y reuniones, pero también enfermedades y épocas malas. 

En otra placa se lee: “Ésta es la mejor prueba del éxito alcanzado con la acción del ex Instituto Autárquico de Colonización de la Provincia de Buenos Aires que en seis años fundó en distintos lugares de la provincia 16 colonias en 132.218 hectáreas. Cada una de ellas, como ésta, constituye núcleos destacados de actividad y progreso. Es la mejor demostración del resultado de un ensayo lamentablemente desaprovechado. General Alvear. 1938- Octubre 23- 1988”.

¿Cuándo pasó de Colonia “El Fortín” a “Fortín Esperanza”?

¡Y cuántos significados pueden darse a esa palabra “lamentablemente” escrita en el bronce y en tantas generaciones de colonos! El mensaje con el que el Poder Ejecutivo acompañó al proyecto de Ley decía que era “un ensayo”, mensaje repetido por la comisión respectiva de la Cámara de Diputados y el Ministro de Obras Públicas. El Instituto proporcionó al proyecto todos los atributos de una empresa comercial autónoma con base dotal y quienes estuvieron en su creación, aseguran y tal como dice la placa de la Plaza General Alvear, que no se aprovechó ni mantuvo la experiencia a pesar de que fue catalogada como la “mejor obra de colonización que se conocía por la sencillez con que se había implantado y la economía con que funcionaba” (Ibarbia, 304).

¿Cuándo la Colonia “El Fortín” pasó a llamarse “Fortín Esperanza” para quedarse para siempre en el ideario popular? ¿Quizás la misma Esperanza de los vecinos de 1850 que promovieron la construcción del Fortín Esperanza pensando en un futuro de paz, trabajo y progreso?  ¿Quizás haya sido la esperanza que tuvieron los primeros habitantes de General Alvear en 1855 cuando solicitaron la creación de un pueblo? 

La colonia fue creada más de 80 años después de la fundación del pueblo durante la gobernación de Manuel A. Crespo perteneciente al Partido Conservador, siendo Intendente de General Alvear, el Comisionado Tomás E. Wallace. En el archivo de Geodesia, se encuentran tres volúmenes en donde se detallan las Obras Públicas realizadas en los “Cuatro años de Gobierno 1936-1940. Colonización. Dirección de tierras, agricultura, ganadería e industrias”. El mapa de la Colonia “El Fortín” está fechado en 1° de febrero de 1939, fecha que no coincide con la del monolito ni tampoco con la Revista del Centenario de Alvear de 1969, que fija la creación de la Colonia en 1930 -cosa imposible porque el Instituto de Colonización recién fue creado en 1936 por Decreto N° 27 y por iniciativa del Ministro de Obras Públicas José María Bustillo-. La iniciativa contó con el entusiasta apoyo del gobernador Fresco y sus ministros, el Dr. Roberto Noble (de Gobierno) y de Hacienda César Ameghino, siendo sancionada por la Legislatura el 8 de septiembre de 1936 con la Ley N° 4418.

Primeros colonos

Los colonos de la Colonia El Fortín, en general eran arrendatarios de las mismas tierras de Luis de Urquiza y Anchorena o provenían de otros lugares de General Alvear, Bolívar, Saladillo o 25 de Mayo. Eran en total 5.968 hectáreas subdividas en 37 lotes adjudicadas en un momento particularmente propicio porque el país acababa de superar penosamente la crisis del año 30 y el gobierno, tenía muchos inmuebles rurales de los que se había hecho cargo para cobrar sus créditos ya que los propietarios estaban agobiados por deudas hipotecarias.

El Instituto de Colonización distribuyó lotes entre los interesados confeccionando planillas en las que se registraba, asignándoles puntajes, las condiciones a tener en cuenta respaldadas por una conducta intachable y moralidad acreditada, así como “capacidad de trabajo, condiciones para la administración y natural ambición y educación” (Ibarbia, 307), con la idea de trabajar no en una “economía de subsistencia” sino en un “economía de progreso”.

El primer problema del Instituto fue el de la vivienda para las familias que habían de radicarse y para ello se propusieron planos con la idea de un “rancho mejorado” de ladrillo, revoques, instalación de agua corriente y de tres o cuatro ambientes con un mínimo dinero que incluía el alambrado perimetral, cantidad exigua que agudizó el ingenio del colono.

El Instituto facilitó el proceso de modestos créditos “a la cosecha”, “a la esquila”, “o al destete” con los que los colonos y sus familias iban borrando sus carencias con mucho esfuerzo estando en medio el futuro, la salud y la educación de sus hijos siendo la escuela, una colaboradora insuperable que detectaba las falencias familiares.

Adjudicación de los lotes

Los 37 lotes fueron adjudicados en lotes muy desparejos: Lote 1 con 2 fracciones de 127 y 126 hectáreas: Félix Enrique Mathet; Antonio Gallo con el Lote 2 de 126 hectáreas; Lote 3 A, Nazareno Mengarelli (126 hectáreas); Lote 2 B: Fausto Quincoces (126 hectáreas); Lote 3 B: Claudio Sánchez, (42 hectáreas); Lote 3 C: Luis Restagno (42 hectáreas); Lote 3 D: Antonio Zappacosta (42 hectáreas); Lote 4: Pedro Sarratea (315 hectáreas); Lote 5: Luis Casale (315 hectáreas); Lote 6: Manuel Pérez (308 hectáreas); Lote 7: Pedro Capra (291 hectáreas); Lote 8 A: Nicolás Finamore (198 hectáreas); Lote 8 B: Antonio Cappelletti (198 hectáreas); Lote 9: Anselmo Merino (394 hectáreas); Lote 10: Victoriano Martínez (393 hectáreas; Lote 11 Isidro Martínez (384 hectáreas); Lote 12: Domingo Sivero (337 hectáreas; Lote 14: Juan José Gruccio (256 hectáreas); Lote 15: Manuel Pacho (254 hectáreas); Lote 16: Bernardino F. Rípodas (254 hectáreas) y Lote 17: En concurso de adjudicación (257 hectáreas).

A partir del Lote 18 las chacras eran más chicas por las que se las conocía como “La Colonia Chica”. Los adjudicados eran: Lote 18: en concurso de adjudicación (50 hectáreas); Lote 19: Pedro Grosso (50 hectáreas); Lote 20: Bienvenido Vicente (50 hectáreas); Lote 21: José A. Balda (50 hectáreas; Lote 22: Avelino Gómez (50 hectáreas; Lote 23: Augusto Bosso (50 hectáreas); Lote 24: Quin (50 hectáreas; Lote 25: Ramón Balda (50 hectáreas); Lote 26: Reservado para la escuela y la administración, sede del administrador Bavio; a partir del Lote 27 de José Marano eran 65 hectáreas y no 50 por estar lindando con el arroyo Las Flores; Lote 28: Luis Marano (65 hectáreas; Lote 29: Eusebio Balda (68 hectáreas); Lote 30: Mauricio Grosso (92 hectáreas); Lote 31: Entique Raimundo; Lote 32: Francisco Sararols (102 hectáreas) y Lote 33: Vicente Morena de 106 hectáreas.

Hijos, nietos, bisnietos y tataranietos de estos primeros colonos pueblan General Alvear y hablan con cariño y respeto de sus mayores, de épocas distintas a la nuestra, con cargas dolorosas en muchos casos pero también con recuerdos que iluminan los ojos de los ancianos. Los valores, las leyes, las costumbres, el lenguaje, las anécdotas y recuerdos le dan sentido a la vida de cada una de las familias que formaron la Colonia Fortín Esperanza de General Alvear, familias que son partes y miembros de un grupo con gran identidad y pertenencia que influyeron decididamente en la historia del Pueblo.


Alarsol Mobile


Alarsol Desktop

Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Dejanos tus comentarios


Tentaciones Desktop
Neumáticos Arena Desktop
Neumáticos Arena Mobile
IMAC PC
AUTOMOTORES GUAMINÍ
LA CASAS DE LA BOMBA DE AGUA
DEEP DIGITAL
Solisan Desktop
CÁMARA DE DIPUTADOS DESKTOP
BIN BAIRES DESKTOP 300X250 PREVIA A TAPA
Electro Respuestos Desktop
REHAB PC
PARRILLA 307 PC
OSDE PC

Tapa Impresa

Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 15 de Noviembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 13 de Noviembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 12 de Noviembre de 2019
Physis
RCA Desktop
CASINO TANDIL PC
GUÍA DE PROFESIONALES MÉDICOS
CREDITOS MASSI PC
Efemérides de Hoy

Pasó un 15 de Noviembre

1996

La Escuela Normal Superior “Bernardino Rivadavia” recibe de parte de la Asociación Cultural Sanmartiniana una réplica de la Bandera de los Andes.

1965

Debuta en Tandil el piloto azuleño de Turismo Carretera Raúl Vieta, abandonando en la segunda vuelta. A su auto se lo conoce como “la llamarada azuleña”, por sus peculiares colores.

1963

El arquitecto Juan Kurchan brinda una conferencia en el Concejo Deliberante sobre “Plan Regulador del Desarrollo Urbano y Regional”, popularizado años más tarde como “Plan Estratégico”.

1958

El Centro Universitario Azuleño –CUA- toma posesión en el acto de escritura de la finca ubicada en la calle 47 entre 10 y 11 de La Plata, adquirida el 6 de agosto del mismo año a los doctores Axac, Correbo y Fidanza. El 16 de marzo de 1959 se la habilita.

1908

Se inaugura el actual local de la Escuela Normal

1886

Se crea el Apostolado de la Oración

1880

Se funda el Club Unión

1806

En Santa Fe, se casa Pedro Buros con Manuela Giménez.

Tentaciones Mobile
CEAL PC Y MOBILE
DEPORTES PC
DEPORTES MOBILE
OSDE MOBILE