El Tiempo - El diario de Azul
Temas de Interés: #NIÑOSAC

Azul 19º

Seguinos en Twitter Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram Seguinos en YouTube
El Tiempo - El Diario de Azul

Temas de Interés: #NIÑOSAC
22-11-2019

“Colonia Unzué”: Pequeñas historias, grandes gestos

Este lugar figura en el mapa del Partido en el Cuartel VI sobre la Ruta N° 205, kilómetro 250, a pocos pasos de la Escuela N° 11 y se ve en el mapa como una cuadrícula de unas 300 hectáreas sin nombres ya que las divisiones pequeñas no permiten identificarla.


Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Concepción Unzué de Casares. Revista Caras y Caretas del 1 de noviembre de 1930. María Concepción falleció a las 95 años, en 1959.

Por Lis Solé.

Hay un paraje en General Alvear conocido como “Los Chúcaros” famoso durante mucho tiempo por su equipo de fútbol y por las carreras de caballos pero muy pocos saben de que en ese paraje, estaba la “Colonia Unzué”.

La “Colonia Unzué” figura en el mapa de Alvear en el Cuartel VI sobre la Ruta N° 205, kilómetro 250, a pocos pasos de la Escuela N° 11 y se ve en el mapa como una cuadrícula de unas 300 hectáreas sin nombres ya que las divisiones pequeñas no permiten identificarla.

Fuentes bibliográficas: - Archivo de Catastro de General Alvear. - Entrevista: María Claudia Cosentino. Octubre de 2019. - Colaboración Escuela N° 11 del paraje “Los Chúcaros”, docente Mercedes Ledo. - Cementerio de la Recoleta. Recuperado de https://www.facebook.com/894501353915699/posts/1106898062676026/ - Lorenzo, Marcelo. “¿Quién fue Saturnino Enrique Unzué?” Diario El Día. 11 de febrero de 2018. Recuperado de https://www.eldiaonline.com/quien-fue-saturnino-enrique-unz… - “Estancia Huetel. Pochonga, una pampeana con alma de reina”. Recuperado de http://www.acciontv.com.ar/soca/unzue/huetel/visita.htm

La llamada “Colonia Unzué” fue una colonia que se formó con la donación realizada por Concepción Unzué de Casares a todos los empleados de su estancia “Vallimanca”. El lugar, está en el límite norte de la estancia lindando con el camino que va al Paraje El Chumbeao.

Un poco de historia… 

La historia se remonta a muchos años atrás cuando General Alvear recién estaba en formación cuando esos campos, con una superficie de 10.637 hectáreas pertenecían a Saturnino Unzué, dueño de las estancias “Vallimanca”, “Huetel” y “San Ignacio”. En el título de propiedad primitivo según plano 4654 del año 1898, la superficie era de 57.435 hectáreas de las cuales 46.452 se ubicaban en el Partido de 25 de Mayo.

¿Quién fue Saturnino Unzué?

Saturnino Unzué había nacido en Buenos Aires en 1826 y pertenecía a una familia de abolengo precursora de la actividad ganadera en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, hombre de gran capacidad comercial que pronto le permitió multiplicar su fortuna aún en tiempos difíciles y de grandes cambios donde sólo los audaces y con suerte podían sobrevivir en la pampa.

Saturnino fallece en Buenos Aires el 9 de marzo de 1886, el mismo año que fallece don José Portugués, uno de los pioneros fundadores de General Alvear. Saturnino tenía cuatro hijos: Saturnino Unzué; María, casada con Ángel de Alvear; Ángela casada con Álzaga y Concepción que se casa con Carlos Casares, todas familias de alcurnia y poder que engrosaron la riqueza de los Unzué.

Realmente la relevancia de “Los Unzué” ha sido muy grande en la historia de la provincia de Buenos Aires y hay páginas y libros completos con las acciones que realizaron así como la gran cantidad de obras de beneficencia entre las que figuran parroquias, asilos, palacios, escuelas agrícolas salesianas, hospitales, institutos y tantas otras obras.

Pochonga, una pampeana con alma de reina

A la muerte de Unzué, su hija Concepción, conocida como “la Pochonga”, es la que hereda las tierras que se encontraban en Alvear y que se extendían hacia 25 de Mayo. Con su esposo, Carlos Casares, comienzan a construir en 1906 “Huetel”, enorme castillo que se encuentra en el margen izquierdo del arroyo Vallimanca en tierras del distrito de 25 de Mayo, cuyo nombre anterior era justamente “Mulitas”, nombre que se traduce “Huetel” en araucano.

En 1907 fallece Casares y su viuda, multimillonaria y sin hijos continúa la construcción del palacio en persona, atrayendo la atención de toda la sociedad de la época y transformándose en un personaje tan mítico como el mismísimo gran palacio de Huetel.

Sin embargo, Concepción de Casares era una mujer retraída, muy piadosa, de pocas palabras pero tenaz y firme en sus decisiones controlando y ocupándose personalmente de cada una de sus propiedades realizando durante su larga vida gran cantidad de obra de caridad y beneficencia pero también levantando hermosos palacios tanto en Buenos Aires como en sus estancias.

Dona la Escuela Agrotécnica de Del Valle

Si bien las obras benéficas son muchas, las relacionadas con General Alvear son justamente la escuela del paraje “Los Chúcaros”, la “Escuela Agrotécnica Salesiana de Del Valle” en el que han terminado sus estudios cientos de alumnos alvearenses y de todos los pueblos de Buenos Aires y también, la denominada “Colonia Unzué”.

Tal como cuenta María Claudia Cosentino, habitante del paraje desde hace tres generaciones, los empleados de Concepción Unzué recibieron la tierra en donación el 30 de diciembre de 1943, lugar donde “se hicieron su casita y criaron a su familia. Los hombres trabajaban en la estancia y volvían a sus propias casas al terminar el día” tal como lo cuenta María Claudia según las historias que recuerda contaron sus padres y abuelos.

La Colonia Unzué: Un sueño que no se hizo realidad

Las quintas de 4 a 15 hectáreas fueron entregadas a 32 familias que se instalaron a pasitos de la Escuela del Paraje “Los Chúcaros” cada uno con su propio rancho, su quinta, sus animales y familia pero girando su vida alrededor del trabajo en la estancia, recorriendo en las chatas y sulkys el camino hasta la Capilla para casarse, ir a comuniones o bautismos o simplemente a escuchar Misa en reuniones tradicionales de todo el paraje y campos vecinos.

Realmente la donación de las tierras fue “una acción difícil de definir y decir con palabras”. Un gran gesto que es más que una pequeña historia ya que involucró a más de treinta familias, algunas de las cuales aún viven en Alvear.

Actualmente, la tierra ya no pertenece a ninguno de los empleados de la estancia de los Unzué ya que todos vendieron su parte más tarde o más temprano emigrando hacia otras tierras.

Después de más de 70 años de ese gesto, queda intentar vislumbrar cuáles eran las intenciones o las esperanzas de Concepción Unzué de Casares al regalar parte de sus tierras. Sin dudas, fue un una decisión con nobles intenciones y pensando en un futuro distinto que viendo los hechos, no se hicieron realidad.

Capilla de Huetel, centro de reuniones de todo el paraje.

La estancia Huetel.


Alarsol Mobile


Alarsol Desktop

Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Dejanos tus comentarios


HOTEL EMPERADOR MOBILE
HOTEL EMPERADOR PC
ROAS PC
ROAS MOBILE
Tentaciones Desktop
Neumáticos Arena Desktop
Neumáticos Arena Mobile
IMAC PC
LA CASAS DE LA BOMBA DE AGUA
Solisan Desktop
CÁMARA DE DIPUTADOS DESKTOP
Electro Respuestos Desktop
REHAB PC
PARRILLA 307 PC
OSDE PC

Tapa Impresa

Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 04 de Diciembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 03 de Diciembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 01 de Diciembre de 2019
Physis
RCA Desktop
CASINO TANDIL PC
GUÍA DE PROFESIONALES MÉDICOS
Tentaciones Mobile
CEAL PC Y MOBILE
OSDE MOBILE
DEPORTES MOBILE