El Tiempo - El diario de Azul
Temas de Interés: #ELVALORDEESTUDIAR

Azul 21º

Seguinos en Twitter Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram Seguinos en YouTube
El Tiempo - El Diario de Azul

Temas de Interés: #ELVALORDEESTUDIAR
02-08-2019

Escuela N° 23, la del “Chumbeao”

Fue creada según expediente N° 711 S del año 1911, inaugurada el 1° de marzo de 1912 y trasladada al mencionado Paraje gracias a las gestiones de José Martiniano Villaverde en el año 1920. Funcionó en principio con un poco más de 60 alumnos en un edificio prestado por la familia de Roque Robles en lo que actualmente es la vivienda de Heraldo Pueblas y su familia.


Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

La foto es de 1928 y en ella se observan muy ordenados los 52 alumnos con la directora Elvira Suggero de Saavedra y la jovencísima María Ester Llanos.

Por Lis Solé.

¿Cómo llamar a la Escuela N° 23? ¿Cómo decirle Escuela N° 23 “Provincia de Santa Cruz” si es la Escuela Láinez N° 119 del paraje del Chumbeao? Los cambios de nombre no le hacen a la historia de la Escuela del Paraje que fue el más poblado de todo el distrito de General Alvear.

La escuela fue creada según expediente N° 711 S del año 1911, inaugurada el 1° de marzo de 1912 y trasladada al Paraje del Chumbeao gracias a las gestiones de José Martiniano Villaverde en 1920, con un poco más de 60 alumnos en un edificio prestado por la familia de Roque Robles en lo que actualmente es la vivienda de Heraldo Pueblas y su familia.

Maestro de “pocas pulgas”

El primer maestro fue Nicolás Cancino, un catamarqueño de “pocas pulgas” que llevaba con mano férrea a un batallón de alumnos que iban desde los 6 a los 18 años, con una matrícula promedio anual de 55 alumnos, que fueron retratados por el fotógrafo alvearense Cancela el 16 de junio de 1920.

El edificio se encontraba en los campos llamados “La Primavera” y era una construcción alta con dos puertas al Norte que albergaba a los alumnos y además, donde vivía el maestro, completando la escuela con “dos ranchos” atrás que hacían las veces de depósito y cocina. No obstante la precariedad edilicia, tenía una matrícula que los 70 alumnos en 1920 y llegando a tener 98 en el año 1922.

Increíble de creer semejante cantidad de chicos con una población actual de 5 o 7 alumnos de promedio en las escuelas rurales. Sucede que en esos tiempos El Chumbeao “era un pueblo” con muchas chacras arrendadas. Alrededor de la escuela todos los campos estaban poblados por arrendatarios de los Robles en chacras de diez, veinte o treinta hectáreas, o a veces menos, formando de verdad algo parecido a un pueblito que hasta panadería tenía.

¡Cuántos chicos! 

Padres e hijos de familias numerosas trabajaban de sol a sol en la siembra y la cosecha, el ordeñe, el cuidado de los animales, los chicos “conchabados” como boyeritos, cuidando cerdos, limpiando los ranchos, juntando leña, haciendo la comida o la quinta.

¡Cómo nombrar algunos si fueron tantos los que pasaron por la escuela! Los libros más antiguos que se conservan son las Actas de Cooperadora del año 1920, año que la “Sociedad Cooperativa” estaba compuesta por 17 socios activos y una comisión formada por Félix Astaburuaga, Pedro Vignau, Pedro Gasco, Francisco Rodríguez y Eulogio Cascallares, firmando las distintas actas Cándido Irrazábal, Domingo Salinardi, Genaro y Ramón Martín, Pablo Ruano y Valeriano Gangoso.

Tierra de los Escande, los Capra, Ruano o Zamora, Martínez o Rusconi, Travella y Yaquinta, Sosa, Tejedor, Campoy y Federici, Sarratea, Sánchez y Zamudio, Lamaita, Moreno y Montero, tierra de los Solé y Sivero, Bosso, Centurión, Barbaro, García, Godoy, Lemos, Pacho e infinidad de apellidos que pasaron en sus más de 100 años de existencia.

¡Cuántos chicos! es la expresión que se repite al ver la foto de 1928 donde se observan muy ordenados los 52 alumnos con la directora Elvira Suggero de Saavedra y la jovencísima María Ester Llanos quién habría de casarse con José Carricarte permaneciendo en la escuela como directora unitaria durante casi 30 años consecutivos desde 1928 a 1957 y lo que más sorprende, sin ningún colega a pesar del promedio anual 40 alumnos.

Épocas duras 

Ubicada a 45 kilómetros del pueblo y sin energía eléctrica que recién llegó en 2004, subsistía gracias al esfuerzo de los maestros y de la Comunidad en tiempos donde todo era diferente. Épocas de grandes heladas, con el “coqueluche” que arrasaba dejando tendales de chicos enfermos por días, y con los padres en la escuela para que el maestro “autorizara” las faltas a clase.

Todas las personas que han trabajado en el campo desde chicas y que oscilan entre los setenta y noventa años, hablan de las tareas pesadas que hacían y esos testimonios se reflejan en los Libros de Actas de la escuela donde por ejemplo, consta que “desde principios de noviembre la asistencia había sido un poco floja debido a que la mayoría de los alumnos habían solicitado permiso para la preparación y siembre de nuevos cereales pues todo niño que sirve para algo en su casa, son empleados para las faenas agrícolas” (Cancino, 1920).

Las actividades cambiaban según la época del año ya que en mayo y junio y a pesar del frío y la humedad, la asistencia disminuía por la recolección de la cosecha de maíz o girasol, actividad que se realizaba a mano y donde participaba toda la familia.

El maestro Cancino repite en su Diario que “la asistencia es escasa por causa de las cosechas pues los padres detienen a sus hijos para tal fin”, llegándose los padres a la escuela para solicitar permiso “para un mes y medio o dos, porque es imposible mandarlos por estar en la cosecha de maíz y ser la única entrada que esperan ocupándolos desde el más chico al más grande por no tener cómo pagar un peón” (Cancino, 1923). Las actividades de los niños eran múltiples, ya que por ejemplo la Sra. de Villarruel retiraba a sus hijas Rosa y Florentina Gómez y lo mismo con Rita y Guillermina Dargel de 1 ° y 2 ° grado. (Sánchez de Mendonca, 1926).

Una escuela de campo

Los tiempos pasan, la vida cambia. La escuela se trasladó al Destacamento Policial por un tiempo hasta que se construyó la nueva en 2013. Muchos maestros, muchos alumnos, toda la historia de un gran paraje imposible de escribir en pocas palabras. Historias de chicos que no podían llegar a la escuela perdidos en la neblina, anécdotas de caballos y sulky, de estudio y bailes, de fiestas escolares, de inundaciones, plagas de langostas, sequías, de maestros viviendo en la escuela muchos años, de una comunidad que hizo todo lo que podía para que sus hijos aprendieran a leer y escribir.

Escuela 23 del Paraje El Chumbeao. Escuela de campo, con vientos fríos de invierno que hacen zumbar las ventanas, de pañuelos al cuello, en las orejas y en toda la cara, con manos partidas por el frío y crujidos de escarcha, con amenazas de lluvias e inundaciones temidas que obligaban a estar meses sin venir al pueblo. ¡Qué poco tiempo ha pasado y cuánto ha cambiado!


Alarsol Mobile


Alarsol Desktop

Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Dejanos tus comentarios


Tentaciones Desktop
Neumáticos Arena Desktop
Neumáticos Arena Mobile
IMAC PC
AUTOMOTORES GUAMINÍ
LA CASAS DE LA BOMBA DE AGUA
DEEP DIGITAL
Solisan Desktop
CÁMARA DE DIPUTADOS DESKTOP
BIN BAIRES DESKTOP 300X250 PREVIA A TAPA
Electro Respuestos Desktop
REHAB PC
PARRILLA 307 PC
OSDE PC

Tapa Impresa

Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 15 de Noviembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 13 de Noviembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 12 de Noviembre de 2019
Physis
RCA Desktop
CASINO TANDIL PC
GUÍA DE PROFESIONALES MÉDICOS
CREDITOS MASSI PC
Efemérides de Hoy

Pasó un 15 de Noviembre

1996

La Escuela Normal Superior “Bernardino Rivadavia” recibe de parte de la Asociación Cultural Sanmartiniana una réplica de la Bandera de los Andes.

1965

Debuta en Tandil el piloto azuleño de Turismo Carretera Raúl Vieta, abandonando en la segunda vuelta. A su auto se lo conoce como “la llamarada azuleña”, por sus peculiares colores.

1963

El arquitecto Juan Kurchan brinda una conferencia en el Concejo Deliberante sobre “Plan Regulador del Desarrollo Urbano y Regional”, popularizado años más tarde como “Plan Estratégico”.

1958

El Centro Universitario Azuleño –CUA- toma posesión en el acto de escritura de la finca ubicada en la calle 47 entre 10 y 11 de La Plata, adquirida el 6 de agosto del mismo año a los doctores Axac, Correbo y Fidanza. El 16 de marzo de 1959 se la habilita.

1908

Se inaugura el actual local de la Escuela Normal

1886

Se crea el Apostolado de la Oración

1880

Se funda el Club Unión

1806

En Santa Fe, se casa Pedro Buros con Manuela Giménez.

Tentaciones Mobile
CEAL PC Y MOBILE
DEPORTES PC
DEPORTES MOBILE
OSDE MOBILE