Amor Inmortal

 

Después de la noticia de que iba a morir, mi mundo cambió, me aleje de muchas personas y me olvidé de todo eso que me hizo mal, esto fue lo que hice…

Después de dejar pasar dos semanas de las cinco que me dieron de vida decidí tratar de recuperar a personas importantes, traté pero al final solo logre causarme más dolor, convoque a mi otro yo para que me dé una mano.

– ¡! Dante ¡!. ¡! Sal, tengo que hablarte ¡!.

– Qué? Qué ocurre chico?

– Dime, que necesito para sanar mi enfermedad? Por favor.

– Está bien, después de todo dudo que lo consigas – dijo burlándose de mi – Debes conseguís que tu ritmo cardíaco se acelere, pero no de cualquier forma, debes obtener el beso de la humana que “me atrae”.

– Un beso? Ese no será mucho problema

– Jajajaja…

Justo en ese momento entendí que no sería tan fácil, pero ¿yo cuando me he rendido?. Comencé a buscar ese beso, en el proceso conocí a un buen tipo llamado Franco y a una hermosa mujer llamada Giuliana… Cuando la conocí Dante empezó a ponerse nervioso, como si algo lo inquietara.

-Dime Dante ¿ella es la mujer que puede salvarme?

-Como lo descubriste? ¿Fue muy evidente?

-Contesta!!

-Así es ella es quien puede salvarte, pero dudo que logres algo.

El creyó que había ganado, pero no entendió que el lazo que nos unía a Giuli y a mí era mucho más poderoso que sus poderes demoníacos……Llegado a la última semana de mi vida, ella estaba preocupada. Dante se burlaba y yo tan tranquilo porque sabía que había una posibilidad del 1% y eso era suficiente, confié mucho en ese 1% que representaba Giuli.

Finalmente llegó el ultimo día…… y las posibilidades de salvarme ya no existían, Giuli estaba devastada, sequé sus lágrimas una o dos veces, mientras las horas se convertían en segundos. Ella se mantuvo junto a mí, jurándome su amor incondicional. El mismo Dante se presentó para consolar a la pobre chica mientras, mientras yo yacía sobre esa cama. Tanto Dante como Giuli lamentaban la pérdida de un luchador y un buen hombre, mi muerte no fue en vano, al haber luchado tanto contra el mal de Dante y gracias al amor que me proporciono Giuli…. Gané más tiempo para estar con mi amada

-E. estoy…. Estoy vivo?

-Así es chico, te felicito has conseguido vivir

Es la prueba final de que no importa cómo, cuándo o en qué circunstancias el amor es más fuerte que los poderes demoniacos e incluso más fuerte que la muerte misma….

Probando así la existencia del amor inmortal.

Anónimo.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *