ANCIANA SUFRIÓ UNA FRACTURA CUANDO DOS DELINCUENTES LE ARREBATARON LA CARTERA

Una jubilada sufrió la fractura de su muñeca derecha, después de que dos sujetos que andaban a pie le arrebataron la cartera y la hicieron caer al piso, provocándole además algunos traumatismos en su rostro.

El episodio delictivo, ocurrido el pasado viernes en horas de la tarde en esta ciudad, fue denunciado en sede policial y ayer la nieta de la víctima de este arrebato solicitó -en diálogo con EL TIEMPO- que si alguna persona encontró la documentación de su abuela se comunique con la familia para devolverla.

“Mi abuela necesita con urgencia su Documento de Identidad y todos esos otros papeles que le robaron, entre los cuales estaba la documentación de PAMI, ya que ella es afiliada”, señaló María Belén Yurno en diálogo con EL TIEMPO.

En ese contexto, pidió a la comunidad que quien haya encontrado la documentación de su abuela se comunique con los teléfonos 425516 ó 15476041 para así poder recuperarla.

Una jubilada que tiene 86 años y se llama María Nelly Bongiorno se había convertido en la víctima de este robo, episodio delictivo que el pasado viernes, cuando habían transcurrido unos minutos de la hora 19, se produjo en la vía pública. Concretamente, en Leyría entre Bolívar y San Martín.

“Ese día -señaló Yurno ayer en la charla mantenida con este Diario- mi abuela volvía caminando a su casa desde el kinesiólogo y de la nada aparecieron corriendo dos tipos que le arrebataron la cartera, que la llevaba colgada en uno de sus brazos”.

El violento accionar delictivo derivó en que la anciana cayera al piso, ocasión durante la cual sufrió la fractura de su muñeca derecha. Además, resultó con algunos traumatismos en su rostro.

En la cartera la jubilada llevaba una billetera en la que tenía algo de dinero, la documentación ya referida, un par de anteojos recetados y su teléfono celular.

Ni bien resultó lesionada, la anciana tuvo que ser trasladada al Hospital Pintos para ser atendida.

En el centro asistencial municipal se comprobó que presentaba esa referida lesión ósea en una de sus muñecas por la que tuvo que ser enyesada, además de algunos traumatismos en su rostro producto de la caída que sufrió cuando los delincuentes le arrebataron la cartera que llevaba colgada en uno de sus brazos.

“Ahora ella está enyesada y con la mano inmovilizada. Y va a estar así por alrededor de veinte días”, refirió su nieta con relación a lo que fue este robo que luego fue denunciado en la comisaría primera con sede en esta ciudad perteneciente a la Policía bonaerense.

“Ahora está mejor, pero el día que le pasó esto estaba muy asustada y temblaba. Ojalá que de acá en más no le quede miedo por esto que le sucedió, porque ella está bien a pesar de la edad que tiene y suele andar para todos lados en la calle caminando, ya que siempre sale a hacer los mandados”, señaló por último la nieta de la jubilada víctima de este arrebato, a la espera de que se pueda recuperar ahora toda esa documentación que le sustrajeron a su abuela.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *