ANDA UPPI con “Actitud”

El hecho de la solidaridad de los hombres había sido ya destacado por Leroux, Bastiat y Comte. Así surgió la escuela solidarista, que busca que la solidaridad se convierta en regla de conducta, en deber moral, hasta en una obligación jurídica sancionada por la ley, fundándose en que cada uno de nuestros actos repercute en bien de nuestros semejantes.

Precisa, pues, convertir la sociedad de los hombres en una especie de una gran sociedad de socorros mutuos en que la solidaridad natural, ratificada por la buena voluntad de cada uno, se convierta en justicia y en que cada cual tome parte de la carga del prójimo.

El solidarismo mantiene lo que se llama las bases del orden social actual, pero atenuando las desigualdades con la unión de los débiles con los fuertes por medio de asociaciones voluntarias.

Con ese espíritu se fundó ANDA en nuestra ciudad, abocándose a socorrer a una clase de personas con capacidad diferentes, las que padecen el Síndrome de Down. Han pasado muchos años y con el empuje del primer día vienen desarrollando actividades y talleres para mejorar la calidad de vida de las personas con Síndrome de Down de nuestra ciudad, pero también de todas aquellas que quieran realizar alguna actividad.

Desde el mes de diciembre de 2015 que quedó inaugurada en la calle Rubén César De Paula y Santa Cruz la sede de la entidad, allí se desarrollan los talleres de cocina, música, arte y gimnasia, con alrededor de una docena de chicos en cada taller. Pero cada vez son más los que participan y se va creciendo año a año.

El tener sede propia motivó mucho a los chicos, hace que se tenga un sentido de pertenencia y cada vez quieran hacer más cosas.

Todo este trabajo se realiza gracias a la solidaridad de la comunidad, lo que no implica que ésto tenga un costo. La gente colabora mensualmente haciéndose socio y apoya con lo que puede y así se ayuda a sobrevivir solventando los gastos mensuales. Los servicios se pagan con las campañas que se realizan anualmente para poder seguir con el funcionamiento.

Cada año se realizan tres actividades fijas que con lo recaudado les permite seguir funcionando. Se trata de una correcaminata que es muy esperada por todas las personas aficionadas al deporte, pero también por aquellos que les gusta caminar y de paso colaborar. Luego llega el momento de la moda, ya que se realiza un desfile inclusivo para mostrar toda la moda primavera-verano. Y a fin de año está una actividad más que especial.

Los integrantes de ANDA posan para la cámara de los miembros del Foto Club Azul, que se sumaron a esta iniciativa de manera desinteresada con el objetivo de volver a vivir una aventura juntos, para ser parte del calendario 2017. Todas las imágenes fueron realizadas en plazas y espacios públicos de esta ciudad.

Este año fueron 44 los chicos que formaron parte de este calendario, por eso se tuvo que hacer cuatro distintos para incluirlos a todos.

El tema elegido fue “Actitud”, ya que como lo definen, es una forma de mirar la vida, valorar lo que se tiene. El año pasado se eligió “Yo puedo” y con mucho trabajo se pudieron lograr los distintos objetivos y fue una cuestión de poner lo mejor, una cuestión de actitud.

Es ver el vaso medio lleno explicó una integrante de ANDA, y los integrantes de esta entidad tienen esa mirada.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *