INMIGRANTES PIONEROS EN EL AZUL

Andrés Ginocchio, productor y edificador

Andrés Ginocchio, un destacado pionero de esta ciudad.
<
>
Andrés Ginocchio, un destacado pionero de esta ciudad.

Andrés Ginocchio nació en Borgonovo, Chiavari, Italia, en 1848 y arribó a la República Argentina cuando apenas tenía diez años. Durante dos décadas trabajó junto a sus padres en un comercio de la Capital Federal.

Guiado por las excelentes referencias que había recibido en su comercio, decidió incursionar en el interior de Buenos Aires. En 1874, en el Cuartel III de Azul, Andrés adquirió 325 hectáreas de campo, cuyo amplio y moderno casco mandó a edificar, quedando finalmente a 800 metros de la estación ferroviaria que se instaló dos años después.

En la ciudad de Buenos Aires, donde residía en alternancia con Azul, en 1875 contrajo matrimonio con la porteña –hija de inmigrantes italianos-, Ángela Casinelli, con quien tuvo siete hijos: Eugenia (12 de febrero de 1876), Santiago (19 de septiembre de 1880), Catalina (13 de diciembre de 1883), Juana, Andrés (1892), Luisa (1895) y Alejandro (1 de febrero de 1899).

Con calma pero sin pausa, Andrés comenzó a edificar su futuro familiar y comercial. La obra desarrollada en su campo fue pensada con una visión europea y moderna para la época, quedando cada detalle bajo la rigurosa observancia de Ginocchio, quien ordenó construir, además de la que sería la vivienda principal, una casa para los peones, tres grandes galpones y otras varias dependencias accesorias.

Las primeras actividades fueron referidas a la compra y venta de hacienda, pero en poco tiempo comenzó con la elaboración de quesos, los cuales por su calidad alcanzaron una alta popularidad y prestigio, llegando los mismos a obtener premios en exposiciones  nacionales e internacionales. Es importante marcar que el establecimiento fue el único en su tipo dentro del Partido de Azul y uno de los más destacados de la región debido a la moderna maquinaria empleada en la quesería.

Andrés logró integrarse rápidamente en nuestro medio y pronto comenzó a formar parte en diversas actividades sociales, destacándose su participación en 1883, en la celebración del “XX de Settembre” (recordando la unificación italiana).

Ya en esa época además poseía un Almacén de Ramos Generales en la Avenida 25 de Mayo entre Alsina -actual Yrigoyen- y Belgrano, donde no sólo comercializaba directamente los productos de su quesería, sino también era el proveedor de una importante variedad de artículos. Poco tiempo después, trasladó su comercio frente al Mercado Municipal (esquina Este de 25 de Mayo y San Martín).

El 22 de marzo de 1893, se fundó en Azul una Sociedad de Seguros contra incendios. Su gerente fue César Liprotti y entre sus fundadores se destacaron Aquiles Pouyssegur, Félix Piazza, José D. Olivera, Gustavo Duprat, Antonio Fiscalini, Antonio Aztiria, Tranquilo Cantarini, Dionisio Maffoni y el emprendedor Andrés Ginocchio.

El 3 de octubre de 1899, cuando se dividió el Partido de Azul en veintiún cuarteles, Ginocchio fue designado Alcalde del Cuartel III.

—-

Matadero Municipal    

El 21 de marzo de 1902, Ginocchio le ofreció a la Municipalidad de Azul una chacra que tenía sobre el Camino (“Viejo”) a Tandil para construir en ella un matadero de hacienda. La única condición de la donación establecía que el terreno era cedido exclusivamente para aquél uso, es decir que si en algún momento se decidía cambiar el destino de la chacra, por más loable que fuera, la misma volvería a manos de sus dueños o sus herederos.

Las instalaciones del matadero construido eran relativamente precarias; varios galpones de chapa apenas conformaban la infraestructura necesaria para la faena de animales. Entrados los años ’20 en las actas del Concejo Deliberante comenzaron a aparecer diversos proyectos y solicitudes para construir un nuevo matadero que cumpla con las por entonces modernas normas de salubridad. Recién al finalizar la década del ’30, durante la intendencia del Dr. Agustín J. Carús, en el marco de un plan gubernamental trazado por el gobernador bonaerense Manuel Fresco, se decidió encomendarle la construcción de un moderno Matadero Municipal al arquitecto e ingeniero Francisco Salamone.

—-

Construyendo por la ciudad…    

Ginocchio conocía el oficio de la construcción, que había aprendido de su padre y en 1903 comenzó su amplia obra edificadora. En dicho año se asoció con el constructor José Antonio Negretti, a quien conocía de las actividades sociales que compartían en torno a la colectividad italiana a la que pertenecían.

En forma constante Ginocchio compraba terrenos y su socio se ocupaba de la construcción de casas de familia y locales comerciales de diversas categorías, satisfaciendo así variadas demandas. Las viviendas se podían pagar en cuotas a 10 años de plazo gracias a la financiación de la “Buenos Aires Building Society”, importante banco privado de créditos hipotecarios del que Ginocchio era accionista.

La firma edificaba preferentemente en el área delimitada por las actuales avenidas Mitre y Perón, entre el centro y la estación del ferrocarril. Sin embargo, realizó obras en otros puntos. Los diarios de la ciudad se hacían eco de su febril actividad y sostenían que Ginocchio iba  a dejar a Azul sin terrenos. De hecho, para agosto de 1908 ya había construido 160 obras, lo que lo convertía en un hombre clave para el crecimiento y desarrollo de la ciudad.

De entre sus obras son identificables: la casa Art Nouveau de Colón 668 (1905); los dos edificios de altos de la esquina Oeste de San Martín y Necochea (1906), de estilo ecléctico clasicista, en uno de los cuales (San Martín 645) funcionó el periódico “El Imparcial” y vivió allí su director, José María Darhanpé, junto a su familia; y las tres casas Art Nouveau que ocupan la esquina Este de Colón y Belgrano (1906), que se construyeron a la par del nuevo local de la “Casa Pereda”, inaugurado en el verano de 1907.

El 19 de mayo de 1913, cuatro firmantes, entre ellos Andrés Ginocchio, que además se dedicaba a la reparación de caminos, solicitaron a la Municipalidad la colocación de alumbrado eléctrico en las calles Coronel Morales y Avenida Humberto I (actuales Islas Malvinas y Avenida Juan B. Justo).

Andrés Ginocchio falleció en Azul, a los 66 años de edad, el 14 de julio de 1914. Fue sepultado en el Cementerio de nuestra ciudad.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *