NI GRAMÁTICA, NI DERECHO

Apelación rechazada por faltas ortográficas

“Desarroyo”, “ubiera”, “estubiera”, “quizo”, “abaló”, “extructura” y “digimos” son algunas de las atrocidades que aparecieron en un texto de 11 páginas de la Administración de los Servicios de Salud del Estado que escribió un abogado. 

El Tribunal de Apelaciones de Trabajo de primer turno desestimó un recurso presentado por la Comisión de Apoyo de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) debido a las “faltas garrafales de ortografía” que contenía el documento, reveló este sábado el diario El Observador, publicó el portal Infobae.

El escrito, preparado por el abogado Pablo Andrada, tenía “más de 100 errores de escritura en 11 páginas”.

De esta forma, el Tribunal ratificó la condena que obliga a  ASSE a pagarle USD 11.000 a una funcionaria que denunció que no se le había pagado una compensación del 20% por haber trabajado en un centro de tratamiento intensivo (CTI) de un hospital público.

Los magistrados consideraron que el texto era “absolutamente inentendible”.

En el escrito se colaron algunas barbaridades como estas: “Espresa” en lugar de expresa, “desarroyo” en vez de desarrollo, “ubiera” por hubiera, “estubiera” por estuviera, “quizo” por quiso, “abaló” por avaló, “extructura” por estructura, “digimos” en vez de dijimos, entre otros errores.

“El escrito está plagado de faltas de ortografía garrafales, errores de sintaxis, de tecleo, excesivo uso de abreviaciones con incoherencias absolutas, con un lenguaje inapropiado”, afirma la sentencia del 20 de septiembre, rubricada por los cuatro miembros del tribunal.

NI DIGNIDAD NI RESPETO

Los jueces sostuvieron que el texto que habían presentado los abogados de la institución no se ajustaba “a la dignidad y respeto que merece la Justicia”.

“Las faltas de ortografía, los errores de sintaxis, el exceso en la utilización de abreviaciones no hacen sino indicar que el apelante incorporó un borrador, que ni siquiera revisó, sometiendo al Tribunal y a su contraparte a un ejercicio de develación de un acertijo supuestamente argumentativo”, afirmaron los magistrados.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *