JORGE BOLPE

“Aplicar la vacuna en forma rápida es el único tratamiento contra la rabia”

El titular del Departamento de Zoonosis explicó que frente a una mordedura de un perro, gato o un animal silvestre como el murciélago, se debe consultar al médico para iniciar rápidamente el tratamiento adecuado. Es importante vacunar a las mascotas. Las medidas precautorias son fundamentales frente a esta enfermedad que es mortal.

El Dr. Bolpe habló ante la preocupación generada por el caso ocurrido en Mar del Plata. ARCHIVO EL TIEMPO/JOSÉ BERGER

EL DATO:
Es importante mencionan que la vacuna antirrábica para mascotas está disponible en forma gratuita en Zoonosis para quienes no puedan hacerlo en las veterinarias privadas.

 
A partir de la detección de un caso de rabia en un murciélago en la ciudad de Mar del Plata, hay preocupación en la población respecto a cómo actuar con los animales y qué hacer ante una mordedura.
Azul no es la excepción y en el Departamento de Zoonosis han recibido consultas e incluso recientemente desde el bloque del Gen pidieron la intervención del Municipio, la Región Sanitaria IX y la citada dependencia provincial para atender la problemática de los murciélagos.
Los concejales Claudio Molina y Pablo Zabalza manifestaron su preocupación ante lo sucedido en Mar del Plata, más teniendo en cuenta que en el radio céntrico  y otros puntos de Azul existen varias colonias de estos animales, haciendo especial hincapié en la problemática del edificio del ex Club Social, una cuestión largamente debatida y sin solución (ver recuadro).
Motivado por la preocupación ciudadana y a los efectos de aprovechar estas circunstancias para concientizar acerca del tema, el Dr. Jorge Bolpe, titular del Departamento de Zoonosis Rurales, habló con EL TIEMPO.
Afirmó que no han detectado casos en Azul, pese a haber estudiado algún murciélago en el último, pero aclaró que “eso no quita que pueda haber rabia”.
Los aspectos centrales   
La rabia es una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso de los mamíferos, incluyendo al hombre.
Como dato central, enfatizó que el tratamiento correcto en el caso de un accidente de exposición potencial al virus de la rabia (mordedura, lamedura o arañazo por un animal) requiere la atención médica inmediata y remarcó que con la información correcta se puede controlar la rabia.
El virus se localiza en la saliva del animal infectado (que puede ser un perro, un gato o bien un murciélago) que contagia mordiendo o lamiendo alguna zona del cuerpo de otro animal o de una persona.
Indicó entonces que las medidas a tener en cuenta para evitar esta enfermedad son imprescindibles debido a que una vez declarada la enfermedad es mortal.
Ese es otro dato central: la rabia es una enfermedad que no tiene cura una vez que se presentan los síntomas y puede producir la muerte si no se recibe el tratamiento adecuado a tiempo.
En este sentido, aseguró que en Azul están las vacunas disponibles ante cualquier incidente de mordedura en el departamento que preside y también en los hospitales locales.
El tratamiento debe hacerse bajo prescripción médica. En forma adicional se requiere la observación veterinaria en paralelo del animal mordedor: perro o gato.
En caso de los murciélagos lo recomendable es capturarlo.
“La rabia es una enfermedad mortal”
Bolpe indicó que “lo importante es que toda persona ante un accidente de contacto  directo, concurra al médico en forma inmediata porque hay que hacerle un tratamiento inmediato con vacunas para evitar la posibilidad de la rabia, después no hay opción de tratamiento y la rabia es una enfermedad mortal”.
Entonces, subrayó que “lo principal ante el contacto con el animal es consultar al médico y hacer un tratamiento con la vacuna más efectiva posible”.
Por otro lado, resaltó que “hay que tener presente cuáles son los síntomas de la rabia en un murciélago como para que la gente identifique que ese animal podría estar afectado” y en tal sentido explicó que “se sabe que el murciélago tiene hábitos nocturnos, al atardecer y a la noche que es cuando desarrollan su vuelo, durante el día permanecen en su colonia inactivos, entonces si la gente encuentra un murciélago volando de día o caído rectando, una de las posibilidades es que ese animal esté sufriendo una encefalitis rábica que le afecta el cerebro y le haya llevado a perder su habilidad natural”.

Hay distintas variantes del virus rábico, hay varios genotipos que los padecen animales silvestres, entre ellos el murciélago que habita en la provincia de Buenos Aires.


El caso en Mar del Plata    
Yendo a lo que pasó en Mar del Plata a partir de que un chico fue mordido por un murciélago que vio caer en una pileta, el profesional que habló con este diario, señaló  que “es de por sí raro que el animal estaba volando de día, cosa anormal para esa especie”.
Precisó al respecto que “los murciélagos tienen un sistema de percibir las distancias y los lugares. Se guían por ondas sonoras que le permite el vuelo nocturno”.
A su vez, Bolpe indicó que “de acuerdo al relato del chico, intentó agarrar al murciélago, cosa que no es correcta, y el animal, es un acto defensivo, lo mordió”.
Es que lo murciélagos no atacan, sólo lo hacen frente a una agresión.
Al mismo tiempo, evaluó que fue correcto el hecho de capturar al animal y llevar al chico inmediatamente al médico para que se haga el tratamiento que se llama “pos exposición” consistente en una serie de vacunas que “evitan que si en el incidente hubiera pasado el virus rábico, se instale la enfermedad”.
“Al aplicar la vacuna preventivamente en forma rápida, se generan anticuerpos y se evita la enfermedad. Es el único tratamiento contra la rabia”, especificó Bolpe.
Algunos conceptos finales    
En este país los transmisores de rabia son, principalmente los perros y los gatos, pero también algunos animales silvestres como los murciélagos, los zorrinos y los zorros.
Estos animales cuando muerden pueden tener la saliva infectada con el virus y transmitirlo a otro animal y al ser humano.
Bolpe aseguró que hay un concepto en la población de que la rabia ha sido erradicada, lo cual “no es cierto”, afirmó. La rabia desde 1984 fue controlada en los perros a través de una seria de exitosas campañas de vacunación.
En la actualidad la rabia transmitida por perros está presente en provincias del norte.
Pero hay distintas variantes del virus rábico, hay varios genotipos que los padecen animales silvestres, entre ellos el murciélago que habita en la provincia de Buenos Aires. Finalmente indicó que no es para temer, sólo hay que controlar la enfermedad con las medidas preventivas.
Tampoco hay que demonizar a los murciélagos porque son beneficiosos para ecosistema y se alimentan de insectos, mientras que a los perros y gatos alcanza con vacunarlos.
EDIFICIOS: SELLARLOS Y EVITAR EL ABANDONO
Los ediles Claudio Molina y Pablo Zabalza expresaron “su interés y preocupación en relación con los casos de rabia transmitida por murciélagos sucedidos en Mar del Plata y en otros distritos bonaerenses”.
Teniendo en cuenta que en el radio céntrico y otros puntos de Azul existen varias colonias de estos animales, los concejales consideran necesario, a modo preventivo, buscar soluciones con la intervención de las instituciones correspondientes.
Con ese fin enviaron notas al intendente municipal Hernán Bertellys; al director de Región Sanitaria IX, Dr. Carlos Clavero;  y al director de Zoonosis Rurales.
Al hablar con el diario, Bolpe informó que el problema radica en que las colonias se alojan en construcciones deficientes, o en estado de abandono, o bien en los taparrollos de los departamentos.
Les atrae la zona urbana porque la iluminación atrae muchos insectos.
Respecto al ex Club Social mencionado por los ediles, afirmó que “la única solución es darle un destino, y remodelar totalmente el edificio. Nosotros es reiteradas oportunidades hicimos tareas de limpieza, pero lo que pasa es que los hábitos de los murciélagos hace que vuelvan por el olor que queda”.
Bolpe recordó que en el centro no es el único lugar con colonias de murciélagos y lo que hay que hacer es sellar los edificios.
¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA RABIA?
En las personas, una vez declarada la enfermedad, los síntomas más comunes son: fiebre, inquietud, dificultad para tragar, depresión, dolor de cabeza, y a veces irritación y dolor en el sitio de la mordedura o lamedura. La enfermedad progresa a parálisis muscular, convulsiones y muerte. En los perros y gatos: cambios de comportamiento, agresividad, salivación excesiva, imposibilidad de tragar o de beber, pupilas dilatadas, convulsiones, parálisis y muerte. En los murciélagos: volar de día, estar caídos o arrastrándose en el suelo.
PARA TENER EN CUENTA
Las medidas preventivas que la comunidad debe tener en cuenta son las siguientes:
-Ante un accidente por contacto con saliva y/o mordedura: concurrir al centro de salud más cercano para que el médico evalúe si es necesario realizar tratamiento con antibióticos, vacuna antitetánica y antirrábico específico.
-Ante una mordedura por animal doméstico consultar a un servicio de salud y paralelamente coordinar para que el animal agresor sea observado por un profesional veterinario durante 10 días, esté o no vacunado contra la rabia.
-Lavar la herida con abundante agua y jabón.
-No colocar alcohol ni otro desinfectante.
-Vacunar obligatoriamente a perros y gatos, a partir de los 3 meses de edad y revacunarlos anualmente. Especialmente al gato que es más propenso a tener contacto con murciélagos.
-Evitar el contacto con animales desconocidos (perros y gatos) y no abandonarlos en la vía pública.
-Evitar el contacto con murciélagos, especialmente si están caídos o con signos de enfermedad: volar de día, caídos o arrastrándose en el suelo.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *