LA SEMANA POLÍTICA

Apuntes sobre pobres, Mariú, Hernán y Ricky

La gobernadora Vidal instaló al intendente Bertellys como el referente de Cambiemos alineando claramente al Municipio de Azul con el oficialismo.
<
>
La gobernadora Vidal instaló al intendente Bertellys como el referente de Cambiemos alineando claramente al Municipio de Azul con el oficialismo.

La obscenidad de un país con más del 30 % de pobreza. El cinismo de quienes han gobernado y gobiernan. La bendición de la Gobernadora al Intendente. Invitación al recital del puertorriqueño. El pragmatismo de una gestión particular.

 

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

¿Hay espacio para las disquisiciones, los presuntos armados, acuerdos políticos, las tranzas en un país como la Argentina que inmoralmente tiene más del 30 por ciento de pobres? ¿Ese sólo dato no empuja al infierno a toda una clase política que gobernó estos 33 años de democracia por no remitirnos a los páramos de las dictaduras y las esquizofrenias que abrumaron los dislates de este territorio inexplicable?

Ni el cinismo kirchnerista que pregonó durante doce años un modelo nacional y popular y entregó el gobierno con casi el 30 % de pobreza mientras que la ex presidenta decía en la asamblea de la FAO el año pasado que ese índice no llegaban al 5 % y el inefable Aníbal Fernández vociferaba, sin ponerse colorado ya que siempre tuvo el termostato roto, que Alemania tenía más pobres. ¿Será lo mismo un pobre alemán que uno argentino? Aunque la pregunta resulte burda.

Pero si hablamos de cinismo, el actual presidente Mauricio Macri no le va en zaga. Su gestión aumentó más de tres puntos el índice mientras su frase de cabecera es “pobreza cero” reflejando lo peor de un marketing berreta. Resulta un sofisma que entretiene pues el verdadero desafío es “hambre cero”. Un pibe pobre no tiene porqué no recibir las proteínas necesarias porque nos metemos, entonces, en la nebulosa de la amplitud de la palabra pobre. ¿Se trata sólo de quienes no acceden a la canasta básica alimentaria? El concepto es mucho más abarcador pues se trata de condiciones socio ambientales, acceso a servicios básicos y educación en un país signado por las diferencias de oportunidades.

 

Cómo funciona el sistema   

Está claro que el sistema asistencialista que pergeñó el kirchnerismo (imprescindible) llegó a un techo. Hoy se profundiza una demanda extendida que apunta a sectores que están en la marginalidad y son el nutriente de una sociedad violenta. No es lo mismo ser pobre que marginal, algo que la demagogia de la política argentina, de los más variados colores, ha sabido sacar provecho.

Las clases gobernantes, con alguna excepción, se han convertido en pequeñas oligarquías que necesitan de cierto nivel de sometimiento sino el sistema no anda. Aparece un tema que excede a esta nota y es el funcionamiento del capitalismo en los países periféricos cuando recorre una profunda crisis en los países centrales.

Asusta la banalidad con que la mayor parte de la dirigencia política argentina aborda la cuestión. Entre el apotegma del relato K y la “lluvia” de dólares M si esta sociedad no frena su lógica pendular y empieza a encontrar cierto equilibrio desde las diferencias, el futuro aparece ominoso.

 

Una sociedad empobrecida 

¿Se sabe cuál es el nivel de pobreza en Azul? No hay datos certeros y sólo se puede tener un indicio a partir de la creciente demanda en las instituciones que trabajan en esa problemática como Cáritas, el área social de la Comuna o los comedores tanto escolares como comunitarios. Por la región del país en que se encuentra, los datos deberían ser menores a los de los grandes centros urbanos o regiones como el NOA y el NEA, que es donde se focalizó el estudio del INDEC. Azul no es una sociedad pobre. Es una sociedad empobrecida y no sólo desde el punto de vista económico.

El bertellysmo de Bertellys    

En tanto, el intendente Hernán Bertellys avanza en su concepción de cómo convertirse  en el principal referente político local. La reunión con la gobernadora María Eugenia Vidal fue la bendición para erigirse en el principal referente del Frente Cambiemos. Sabido es que al PRO no le tiembla el pulso cuando tiene que desplazar o posicionar dirigentes y lo acontecido en esta ciudad es un fiel reflejo. Partió al propio macrismo y dejó afuera a los radicales.

No se lo puede analizar a Bertellys desde las profundidades ideológicas. Es peronista pero, al mejor estilo de “algunos muchachos”, por encima es un pragmático que descubrió el poder. Bertellys es bertellysta e intenta forjarse la imagen de hacedor. La obra pública es su obsesión. ¿Le alcanzará para consolidar y proyectar su administración saliendo de las ruinas con que se encontró?

Es un punto de partida pero no basta. Es inexcusable una calidad de gestión cristalina y abierta. Junto a la evolución financiera (este año ha recibido mucho dinero esta Comuna) debe figurar en lo alto de la agenda el desarrollo económico. En un momento harto complejo el esfuerzo debe multiplicarse y la obra pública más la construcción de viviendas son un buen argumento para movilizar la mano de obra a lo que debe instalarse la promoción de inversiones en escala y estar preparados cuando se den mejores condiciones. Azul no resiste más achicamientos y seguir sostenida por el empleo estatal.

 

Luces y sombras  

En las luces y sombras que tiene cualquier gestión, no se observa una buena relación con las comisiones vecinales, sigue vigente cierto voluntarismo y falta un programa de  salud, entre otros temas. El Intendente no puede confundir la ampliación del Hospital Pintos, bienvenida sea, con un proyecto sanitario. El ex jefe comunal José Inza enredó ese tema central con la instalación de un tomógrafo.

Es verdad, es poco aún el tiempo que lleva al frente de la Comuna pero a esta altura se va dibujando el perfil de quien hoy es el máximo responsable de conducir los destinos de la ciudad.

 

Vidal, Hernán y Ricky   

Que rompe ciertos prejuicios de esta sociedad pacata, es innegable. Ayer por la tarde se tomó el trabajo desde la Comuna de emitir un parte de prensa en el que se informa que el Intendente, al finalizar la audiencia del pasado lunes, invitó a la gobernadora “Mariú”  Vidal al recital que Ricky Martin dará en Azul el uno de noviembre. Destacó la importancia de este espectáculo, el movimiento económico, etcétera.

Textualmente se señala que “la Gobernadora de la provincia se mostró entusiasmada con la invitación y señaló que, de no mediar inconvenientes en su agenda, podría ser posible su presencia en Azul”.

Sería el broche para el primer año de mandato. La foto de Vidal, Bertellys y Ricky Martin arriba del escenario. Algo así como una sensación de“¡Éxtasis, éxtasis!” como exclamó  el ex presidente Néstor Kirchner abrazado a una caja fuerte… Se apagan las luces, baja el telón.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *