CENSO DE PUEBLOS ORIGINARIOS

“Aquí estoy, siguiendo las huellas de aquellos que se fueron…”

La presidenta de la Comunidad de la Pampas Cacique Catriel, Marta Pignatelli Catriel, se encuentra todas las mañanas en el Veredón Municipal con un doble objetivo: saber cuántos descendientes de Pueblos Originarios hay en Azul y luchar para que se devuelvan un 10 por ciento de las tierras que fueron usurpadas en la Campaña al Desierto.

Marta Pignatelli Catriel se encuentra durante las mañanas realizando un censo de descendientes de Pueblos Originarios.

JOSÉ BERGER
<
>
Marta Pignatelli Catriel se encuentra durante las mañanas realizando un censo de descendientes de Pueblos Originarios. JOSÉ BERGER

EL DATO

En esta cruzada por la justicia también se encuentran recolectando alimentos para los Pueblos Qom.

Recuperar lo que históricamente le pertenece a los pueblos es algo por lo que siempre ha luchado el hombre, que también ha usurpado espacios territoriales que originalmente no les correspondía.

En nuestra ciudad eso pasó en manos del “Huinca”. Los indios Pampas fueron despojados de sus tierras convirtiéndolos en marginales en manos de los españoles primero y luego del mismo Estado Argentino que los masacró con el pretexto del progreso.

Pero la lucha de más de 200 años aún continúa. Ayer estuvo en el Veredón Municipal, aguantando el frío y la lluvia la referente de “Comunidad de las Pampas Cacique Cipriano Catriel” juntando firmas con el objetivo de que sean devueltas, al menos, el 10 por ciento de las tierras que en algún momento pertenecieron a su linaje.

En este marco, Marta Pignatelli Catriel, está haciendo un censo de personas con el objetivo de saber cuales son  descendientes de este pueblo ancestral estas tierras antes de que sean argentinas.

Con estos dos motivos, estoica, Marta está en el Veredón a lo largo de varias mañanas y de este modo la gente se le acerca para saber aún un poco más sobre esta cultura y brindarle su apoyo, ya que el político no lo tiene.

Pocas familias de nuestra ciudad ocupan un alto porcentaje de las tierras que componen el Partido que se le fueron otorgadas o vendidas de manera dudosa hace cientos de años por presidentes oligárquicos. De este modo, más de 800 personas han firmado esta petición con el objetivo que se haga, al fin, justicia.

“Las historias de fin de siglo tienen sus cosas curiosas y peyorativas, discriminatorias. ‘La guerra al malón’ es una de ellas, cuando el mundo ya ha sido moldeado para la globalización y se caigan las hegemonías, nosotros hablaremos de nuestra verdadera historia”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *