CUARTOS DE FINAL DEL TORNEO APERTURA

Athletic ganó y es semifinalista

La estrellita doblegó a Vélez por 2 a 1 y consiguió su lugar en la anteúltima fase del certamen que organiza la Liga de Fútbol de Azul. El conjunto que dirige Celso Ivanoff fue superior y se quedó merecidamente con la victoria. Los goles albos los convirtieron Emilio Brienzo y Mariano Borda, el empate transitorio lo marcó Andrés Delippo de penal. En la siguiente fase se medirá frente a Piazza.

 

Nicolás Delippo le gana la posición y la pelota a Marco Rodríguez. El equipo de Celso Ivanoff jugará frente a Piazza en la siguiente ronda. Emilio Brienzo mira como la pelota supera a Luciano Di Blasio y pone en ventaja a la estrellita. Athletic superó a Vélez por 2 a 1.
<
>
Nicolás Delippo le gana la posición y la pelota a Marco Rodríguez. El equipo de Celso Ivanoff jugará frente a Piazza en la siguiente ronda.

Athletic consiguió su pasaje a las semifinales al superar a Vélez por 2 a 1, en un encuentro que dominó durante los noventa minutos y que recién pudo definir en los instantes finales; de esta manera se quedó con el partido de vuelta de los cuartos de final del Torneo Apertura de Primera División.

La estrellita, a pesar de que le alcanzaba con el empate, salió a jugar en el campo rival. Los volantes estaban bien adelantados y presionaban en el terreno contrario eso le permitía recuperar rápido la pelota, pero cuando le tenía que manejar lo hacía hasta que llegaba al borde del área, ahí se le iba diluyendo y le permitía a la defensa velezana rechazar sin inconvenientes.

Los visitantes trataban de estar ordenado y bien parado en el fondo; y una vez que recuperaba la pelota salía rápido para José Raidigos, quién trataba de aguantar la pelota para descargar para los volantes que llegaban desde atrás.

Con el juego que planteaban los dos los arqueros tenían una tarde muy tranquila. Era un partido sin arcos. La única manera que encontraban para acercar riesgo frente a los marcos era por intermedio de la pelota detenida.

Por ese medio fue que llegó la primera situación. Los visitantes contaron con un tiro libre desde de mitad de la cancha; que lo ejecutaron en forma de centro al área local, la defensa rechazó y la pelota le cayó a José Raidigos, quien acomodó la pelota y sacó un potentes remate que se fue apenas desviado.

La respuesta llegó de la misma manera pero la diferencia fue que la estrellita no perdonó. Lorenzo Burgos tiró un centro casi desde el ángulo izquierdo del área, la pelota cayó en el segundo palo, por ahí entró solo Emilio Brienzo que con un cabezazo de pico al suelo superó a Di Blasio, para establecer el 1 a 0.

A pesar de la ventaja, el local siguió jugando de la misma manera. El mediocampo de Athletic, con Lapalma, Brienzo, Burgos y Olivera, seguía manejando la pelota y por ende decidía como se jugaba el encuentro, lo negativo seguía siendo que cuando se acercaba al área rival las ideas iban desapareciendo.

Sobre el final de la primera etapa, Vélez tuvo sus ocasiones para igualar –por intermedio de pelota parada- pero chocó con la seguridad de José Matos. Primero, el arquero mando al corner un tiro libre de José Radigos. Luego, el “Uno” sacó de manera espectacular un cabezazo de Juan País, que buscaba ingresar en el ángulo inferior izquierdo de su arco.

En el inicio del complemento nada cambió. La estrellita seguía siendo el que controlaba el trámite del partido. Por su parte, a Vélez le costaba mucho tener el balón en su poder y la única forma que encontraba para llegar al arco contrario era por intermedio de pelota parada o centro.

De esa manera llegó a la igualdad. Andrés Delippo dominó la pelota en el borde del área, tiró un centro y la pelota pegó en la mano de José Herrera y el árbitro cobró penal. El mismo volante fue el que tomó la responsabilidad de ejecutar la pena máxima y con un remate potente a la derecha venció a Matos y decretó la paridad en el tanteador.

Luego de ese tanto el partido se rompió, porque por el gol hizo que los velezanos se fueron con todo en busca del gol que necesitaba para clasificar, y eso hizo que ambos equipos se partieran en dos y la mitad de la cancha pasó a ser una zona de paso.

En ese juego seguía siendo un poco más el dueño de casa pero seguía fallando en el último pase. Cada uno de los ataques que iniciaba era en superioridad numérica pero las finalizaba mal. Eso seguía dejando con vida a Vélez y alimentaba las esperanzas del equipo de Oscar País en conseguir la victoria que tanto necesitaba.

Estuvo muy cerca de conseguirlo, por intermedio de un tiro libre indirecto al borde del área. José Raidigos se la tocó a Andrés Delippo que sacó un precioso remate por sobre la barrera, cuando todos estaban empezando a gritar el gol, llegaron las manos de José Mattos para desviar la pelota y dejarle el grito atragantado a todos los velezanos.

Con el correr de los minutos, la única manera que tenia Vélez de atacar era con pelotazos y eso favorecía el trabajo de la defensa rival, que rechazaba y a la vez iniciaba el contragolpe, que en su inicio daban la impresión de que iban en finalizar en gol por la superioridad numérica que poseían los que atacantes.

Recién en una de las últimas pelotas, cuando el reloj marcaba los cuarenta y cinco, Ignacio Aliz inició el ataque por la izquierda, cuando estaba llegando al área cambió de frente para Mariano Borda, quién sacó un potentísimo remate cruzado que dejó sin chances a Luciano Di Blasio.

Athletic avanzó a las semifinales con paso sólido. Demostró ser un muy buen equipo y con jugadores –sobre todo en la mitad de la cancha- que entienden el juego, lo único malo fue que la faltó precisión y tranquilidad  en el último toque. Vélez se despidió con la frente en alto, demostró ser un equipo muy duro que con sus armas intentó conseguir la victoria que lo deposite en la siguiente fase.

 

LA FIGURA

José Mattos

A pesar de que su equipo ganó claramente, el arquero de la estrellita tuvo tres atajadas muy buenas y en momentos muy oportunos para su equipo. Dos fueron al final de la primera etapa –a Raidigos y País-; y la restante y más importante, en el complemento, fue un tiro libre que ejecutó Andrés Delippo y el “uno” sacó de manera espectacular.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *