AUTO SE DESPISTÓ Y GOLPEÓ CONTRA UNA ALCANTARILLA

El accidente se produjo en la Ruta 3, a la altura del kilómetro 244.
<
>
El accidente se produjo en la Ruta 3, a la altura del kilómetro 244.

Una mujer de 64 años permanecía internada anoche en el Hospital Pintos de esta ciudad y su marido había sido dado de alta, después de que ambos resultaron con lesiones en un accidente de tránsito ocurrido ayer a la mañana en la Ruta 3, cuando el automóvil en el que el matrimonio viajaba se despistó y chocó contra una alcantarilla.

De acuerdo con lo informado por voceros policiales de la Subcomisaría de Cacharí, el accidente se produjo a la altura del kilómetro 244 de la Ruta Nacional número 3, en jurisdicción de la vecina localidad, cuando el hombre y la mujer circulaban en un Ford Focus.

Por motivos que en principio no se informaron, el auto se salió imprevistamente de la cinta asfáltica y fue a parar a la banquina, lugar donde impactó contra una alcantarilla.

La colisión implicó que se registraran importantes daños materiales en el vehículo.

Además, ambos ocupantes del Focus resultaron con diferentes traumatismos por los que tuvieron que ser trasladados a un centro asistencial.

Anoche, la mujer que viajaba como acompañante en el rodado era la única que continuaba internada.

De acuerdo con lo referido, permanecía en el sector de Terapia Intermedia del Hospital Pintos, luego de que en el accidente sufrió un traumatismo de tórax con fractura costal, lo que obligó a que tuviera que ser intervenida quirúrgicamente.

Su esposo, el conductor del auto, sólo resultó con traumatismos que se tradujeron en lesiones leves, por lo que después de ser atendido en la Guardia del Pintos no quedó internado.

El hombre fue identificado por la Policía como Néstor Lagleyze, de 68 años. Su esposa, señalaron los voceros de seguridad, se llama Mirta Graciela Germain.

El matrimonio implicado en este accidente de tránsito ocurrido ayer por la mañana en la Ruta Nacional número 3 figura con domicilio en la ciudad de Coronel Pringles, señalaron por último fuentes policiales.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *