Azul necesita levantarse…                                                                                                                                                                                                                                                                  

Señor Director:

Hoy como en otros momentos, he decidido colocar mi nombre; he querido hacer público una necesidad, un término: Esperanza. He visto cotidianamente no sólo acá en esta ciudad, sino en todo lugar, un exceso de desinterés y de insensibilidad social que aterra. Jamás hubiera creído que personas que brindan servicios y trabajan a destajo, sean vapuleadas por funcionarios que creen tener conocimiento sobre manejo del personal. Jamás se me hubiera ocurrido desoír a la ciudadanía, cuando unos pocos oligarcas piden realización de “obras” para ellos. Tal vez es muy complejo entender algo tan sencillo como lo que estoy escribiendo, o simplemente no pueden entender porque su vocabulario no tiene variedad de opciones como cooperación, honestidad, sensibilidad, coraje, autoestima, respeto, palabras que hace tiempo las estamos reclamando a gritos. En contraposición encontramos en estas “personas”: individualismo intelectual, mentiras, desamor, o insensibilidad, cobardía.

Que siempre soy crítica? Sí. He aprendido en este tiempo que jamás se recuperó una causa sin lucha, que jamás se consiguió una respuesta sin varias preguntas y nunca se puede hacer sin intentarlo… estoy convencida que lo poco que se pueda hacer es mucho para que sigamos caminando. Estoy plenamente convencida que los hechos hablan más que las palabras y también creo que los funcionarios que tenemos aquí, demostrarán que tienen valores y son personas íntegras y merecedoras del más alto respeto.

La mayoría de la gente en esta ciudad desea que Azul esté de pie. Siempre fue una ciudad tranquila, mansa con habitantes que te tienden una mano cuando te ven caer, que te ayudan en circunstancias difíciles y poco a poco estas buenas costumbres se fueron perdiendo… fomentadas también por aquellas personas que hacían oído sordo a los reclamos de unos y obedeciendo a otros por el estatus social ¿?.. Estamos haciendo política o solamente estamos queriendo hacer algo para mejorar? Muchos opinarán cosas inciertas. Muchos nos odiarán, porque no entienden ciertos valores y actitudes que van más allá de lo ético y lo moral, porque dirán que hay chicos necesitados, personas carenciadas y que nos volcamos a hacer otras actividades pudiendo aprovechar esa energía para los chicos etc, etc… También castigan a las personas dentro de su lugar de trabajo bajándoles el sueldo, o simplemente haciéndolas sentir que no valen apoyándose en funcionarios legítimos. Jamás van a entender nuestra actitud  y nuestro altruismo que va, sí, más allá de lo ético y lo moral. Lo nuestro se llama amor y respeto por la vida. Por eso creemos en ellos, por eso tenemos esperanza y por eso seguiremos reclamando por todos aquellos que nos necesitan. En mi mesa he sentado a chicos a comer y no tendría que mencionarlo… a los que no pueden defenderse como los animales, también ayudaremos, al medio ambiente en peligro también protegeremos… Ustedes… Pueden hacerlo?

Stella M. Violante

DNI: 17.459.172.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *