RUGBY DE PRIMERA DIVISIÓN 

Azul Rugby Club acentúa el rumbo  y expande su alegría con goleada

Por la segunda fecha del Torneo Clausura de UROBA, la borraja volvió a ganar, esta vez en Olavarría, el sábado. Jugó un gran partido ante El Fortín, lo superó claramente y terminó por vencerlo con holgura por 73 a 6.

Pata ancha en Olavarría. Azul Rugby se impuso a El Fortín y consumó su segundo triunfo consecutivo.
ARC
<
>
Pata ancha en Olavarría. Azul Rugby se impuso a El Fortín y consumó su segundo triunfo consecutivo. ARC

Ni el frío, ni el viento ni la carencia de sol lograron atentar contra el florecimiento de la flor borraja en suelo olavarriense. Con fuerza, nutriéndose del humus de un espíritu renovado, la tarde en Olavarría volvió a empapar a Azul Rugby Club, su Primera División de rugby, con el aroma de la victoria ante El Fortín.

El local, equipo que se unió a la UROBA este año, fue anfitrión de un emocionalmente remozado conjunto azulgrana, ánimo que se trasluce en el juego. La fortinera y la sureña son dos realidades distintas: El Fortín es un equipo en formación, con la difícil tarea de tratar de doblegar a un rival que, con rodaje, ahora consigue ser protagonista en la cima de la tabla.

Ya los primeros minutos dejaron en claro que la bravura demostrada anteriormente, no ha sido casualidad en el equipo de Guzmán y Ciuffo.

Cerca del la línea del ingoal rival, un scrum le dio la posibilidad al octavo, Luciano “Buey” Scalcini, de levantarse y encarar a puro desaire el primer try de la disputa, que después convirtió “Pato” Maddio.

No lograba acomodarse el local en la cancha; quizás los errores en las salidas y los continuos penales por errores infantiles, le quitaban la posibilidad de acercarse a las haches. Todo lo contrario lograba ARC cuando era profundo. Una buena jugada de los gordos le dio la chance a “temible” Hidalgo de traspasar otra vez la defensa para otro try (también convertido por Maddio).

La visita no daba respiro en los empujes del scrum, los gordos demostraban por qué son de los más parejitos de la zona, y en una jugada calcada –esquivando algún tackle más–, el “buey” Scalcini lograba la tercera anotación, que convertiría el “Pato”.

Los gordos, sabiéndose superiores por instantes, y otras veces emparejados, dejaban de lado por momentos el juego físico constante, dándole juego a la línea. Y allí “Pato” Maddio hacia de las suyas para anotar su try y convertirlo.

Pero El Fortín pugnó por reaccionar, con un penal, encendiendo una alarma en la visita para que la superioridad no lo hiciera dormitar. El fortinero pasó a manejar el juego y la borraja tuvo que dejar de ser agresora para ser la agredida, y defenderse meta tackle. Aunque como en el fútbol, las contras son letales y Diego logró convertir el quinto try para el 33 a 3 del final el primer tiempo.

Las palabras de Guzmán y Ciuffo refirieron a la necesidad de continuar así, de no malograr la superioridad y sostener el respeto al rival más allá de todo. Atacar cada espacio, dándole vuelo a la guinda hacia todos lados, más juego a la línea y convertir todo lo que se pudiese, para seguir creciendo en confianza.

Azul Rugby recibió un nuevo descuento con otro penal. Fue ahí cuando se enojó la línea borraja. Los rapiditos comenzaron a hacer lo que se les pedía desde afuera y fue el “Canario” Canevello quien apoyó el primer try del segundo tiempo. Maddio la mandó adentro para sumar de a 7. Mazzo también anotó el suyo tras una linda jugada de la línea, y la conversión siguió nutriendo el marcador.

Uno de los chicos nuevos, que viene creciendo a pasos agigantados, Rodrigo Gastaldi Luna tuvo su chance: la recibió pegadito a la línea para pisar para adentro dos veces y zambullirse en la H. Un try festejado por todos al otro lado de la línea, un premio a un gran partido jugado.

El azulgrana  no rebajaba cambios, seguía con el juego rápido; ya los gordos dejaban el papel principal a la línea y ésta se floreaba. Mas con Maddio y Mazzo: ellos solos avanzaron unos cuantos metros dándole vida a la guinda, para servírsela al “Canario” para su segundo try. Sí, Maddio convirtió.

Aún quedaba resto en estos muchachos, que cuando juegan para el equipo se nota. “Pato” –muy despierto– le dio un pase al contacto a “Garza” Frías para su try. Como diría un relator, “De qué laguna viniste Pato”. Maddio cifró el tanteador en 66 a 6.

Cuando el resultado parecía cristalizado, el “Canario” consumó un nuevo try y Maddio amplió su repertorio de conversiones. Final 73 a 6.

Azul lució en su máxima expresión y no pecó de sobrador ante un rival disminuido.  El Fortín, vale subrayar, jugó de igual a igual, no entró en el juego brusco y se defendió como pudo, dignamente ante un rival superior.

Previamente, durante las primeras horas de la tarde del sábado se había disputado el cotejo de categoría Intermedia. ARC logró consolidar el juego rápido de los chicos y el empuje de los gordos, para llevarse el partido por 26 a 0. Los trys fueron de Facundo Farías, Pablo Haitzaguerre, Pablo Canevello y Marcos Santamarina; dos de ellos convertidos por Guille Mazzo y otro por Patricio Maddio.

 

INFERIORES: CITA CON ONAS EN JUÁREZ   

El día domingo, toda la delegación de las categorías formativas de Azul Rugby Club viajó a Benito Juárez, para abordar la cita con Onas.

La M 14 –dirigida por Matías Minvielle– fue la encargada de inaugurar el día en torno a la guinda. A puro try se despidieron los chicos de esta última fecha de la primera ronda. Facundo Carozzi, Alex Violante, y Juan Alberro por dos, mas los de Kevin Córdoba, Camilo Cid, Patricio Acosta, y Santiago Porfiri fueron los goleadores. Se sumaron, con dos conversiones cada uno, Leonel Zafora y Camilo Cid, para una estupenda goleada final: 58 a 17.

A la postre jugó la M16. Se dio el gusto de derrotar a un duro rival por 36 a 29, con trys de Aramis Saggio, García, Matías Rampoldi, y Quintanilla, más los dos de Perdomo y sus tres conversiones.

En el ocaso de la tarde y la jornada de rugby, fue dura la derrota de Azul Rugby en la M18. Onas fue muy superior y dio muestras de su gran momento. Se impuso por goleada, 77 a 12. Por ARC, anotó dos trys Gonzalo Giggi y la conversión de Perdomo.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *