VUELO A VELA

Azul tiene cuatro nuevos pilotos y una remolcadora

Gabriel Eilers, Mauricio Di Battista, Silvio Díaz y Victoria Sampayo se recibieron como pilotos de planeadores. En tanto, Ailen Dubny logró el título como remolcadora de planeadores. Además, las instalaciones del aeródromo local fueron reconocidas y ponderadas por el inspector de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Gabriel Eilers, Sebastián Fulquet, Mauricio Di Battista, Martín Giorgio, Victoria Sampayo, Silvio Díaz, Nieto (Inspector) y Ailen Dubny luego del examen que realizaron días atrás en la Asociación Aeronáutica de Azul.
<
>
Gabriel Eilers, Sebastián Fulquet, Mauricio Di Battista, Martín Giorgio, Victoria Sampayo, Silvio Díaz, Nieto (Inspector) y Ailen Dubny luego del examen que realizaron días atrás en la Asociación Aeronáutica de Azul.

La Asociación Aeronáutica de Azul cuenta desde el 23 de octubre cuatro nuevos pilotos de planeadores y una remolcadora de planeadores que se recibieron luego de rendir, de manera excelente, el examen y luego de siete meses de estudio y de entrenamientos –vuelos- obtuvieron el título que los acredita como tal.

Los que consiguieron el certificado como piloto de planeador fueron Gabriel Eilers, Mauricio Di Battista, Silvio Díaz y Victoria Sampayo. En tanto, Ailen Dubny logró el título como remolcadora de planeadores.

Además, los flamantes pilotos fueron felicitados, al igual que los instructores Sebastián Fulquet y Martín Giorgio, por el inspector de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) luego del gran examen rendido. La autoridad nacional también reconoció y ponderó las instalaciones del club azuleño.

Para conocer detalles del examen EL TIEMPO habló con Martín Giorgio, quién dio referencias para conocer como fueron los tiempos de estudio y luego como vivieron entre el y sus alumnos el día del examen.

El instructor comenzó diciendo que “después de un pequeño y largo camino para los chicos, el 23 de octubre vino un inspector de la ANAC a tomarle a examen a tres chicos de Azul y una chica de Neuquén que vive Olavarría –pero realizó el curso en Azul- como piloto de planeador. A su vez, una chica de Azul que se recibió como piloto de  remolcador de planeadores”.

“Se hizo un poco largo el curso porque tenemos que estar en invierno en la pista y cuando hace mucho frío todo se complica y por tal motivo se extiende un poco más. Los chicos arrancaron a principios de abril y rindieron el examen de manera excelente”, agregó Giorgio.

Además el instructor comentó que “el inspector de la ANAC habló de la calidad de pilotaje de los chicos, tanto en planeadores como en remolcadores, esos enorgullece tanto como instructor y también como socio de la Asociación Aeronáutica de Azul”.

A los elogios recibidos, añadió que “nos llamó la atención –a mi y a Fulquet- que el inspector dijera estos elogios, porque habitualmente cuando uno da un examen se pone tenso, más cuando los chicos tienen que volar solos. Cuando terminó la actividad el inspector le realizó la devolución a ellos y a nosotros como instructor nos felicitó por la calidad de examen tanto en la parte práctica y en la teórica. Y a nosotros por la calidad de enseñanza y fue un orgullo muy grande y al club por las instalaciones que posee. Esos tipos de elogios no son frecuentes”.

En cuanto a los requisitos para realizar este curso como piloto, el instructor señaló que “en realidad volar puede hacerlo cualquiera. Sólo se necesita un estudio psicofísico que son con los requisitos que pide la ANAC que son análisis de sangre, un electrocardiograma, oculista, psicólogo. La edad mínima es 15 años y la máxima se la pone uno mismo. He tenido alumnos de 70 años se han recibido de pilotos sin problemas”.

Sobre sus alumnos, Giorgio agregó que “en este caso se armo un grupo muy lindo. Nos juntábamos en la semana a estudiar la teoría y los fin de semanas volábamos y fue muy ameno el transcurso de los vuelos. Un piloto está en condiciones de rendir el examen en el transcurso de 50 vuelos, con el vuelo lo presentamos con la autoridad y lo rinde. El examen es una parte teórica que consta de cincuenta preguntas y luego un práctico son maniobras de vuelos básicos de seguridad y operacional”.

“Hay que hacer hincapié en las instalaciones que cuenta el club. El inspector ANAC ponderó las instalaciones y tenemos unos de los mejores aeródromos de la provincia de Buenos Aires. Y ahora que se viene el verano el club cuenta con pileta, parrilla y arboleda. Además, tenemos una muy buena calidad de planeadores e instructores”, finalizó diciendo Martín Giorgio.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *