AYER

Azul vivió una noche bien latina

Se realizó la segunda noche musical en Veredón Municipal organizado por la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Azul. En este marco, hubo danza a cargo de Gabriela Bazzano, cumbia romántica a cargo de Diego Maidana y ritmos folclóricos con Churrasqueros.

La música romántica estuvo a cargo de Diego Maidana que nos hizo recordar éxitos de este género de muchos años atrás. Gabriela Bazzano brindó una clase de zumba para hacer bailar a todos los presentes.Churrasqueros cerró la noche con música de América Latina con son cubano, rumbas, candombe y sambas brasileras.
FOTOS NACHO CORREA
<
>
Churrasqueros cerró la noche con música de América Latina con son cubano, rumbas, candombe y sambas brasileras. FOTOS NACHO CORREA

Un fin de semana con mucho calor y vaya si fue un verdadero tema de conversación. La necesidad de encontrar un lugar para refrescarse en la ciudad era la misión de cualquier azuleño y para poder cumplirla salía al asfalto para llegar al balneario o cualquier espacio con una fuente de agua capaz de apagar el fuego que el sol provocaba en la piel.

Por suerte, ayer domingo el sol decidió esconderse un rato y darle espacio a las nubes para ganar la jugada luego de muchos días de ausencia. No obstante, el calor que irradió llegó a las tres decenas y fue un domingo un poco más soportable a comparación de los días anteriores en donde no había refugio.

Y con este panorama, no hay mejor opción que salir a la calle cuando la luna se apodera del día de descanso a vivir una noche musical. La Dirección de Cultura organizó “Música en el Veredón” o como antiguamente se llamaba una noche peatonal. El clásico de enero en el centro de la ciudad se concretó una vez más con la llegada de los ritmos latinos.

La temperatura no bajaba pero la gente comenzó a llegar de a poco buscando algo para comer y tomar en algunos puestos mientras en el escenario se preparaban para llenar de alegría el Veredón con ganas de ponerse a sentir ritmos bien nuestros.

Latinoamérica es muy diversa en muchos aspectos y musicalmente se manifiesta explícitamente. Tanto abajo como arriba del escenario se vieron distintas manifestaciones artísticas que fueron desde folclore latinoamericano hasta los ritmos más actuales como el reggaeton y el pop latino.

Una noche bien nuestra

Cerca de las 21 comenzaron los espectáculos arriba del escenario. La primera en subir fue Gabriela Bazzano con una clase abreviada de zumba que hizo bailar a todos los presentes que en un principio se encontraban un poco tímidos pero luego desde su lugar sacaban algunos pasos.

La instructora le puso toda la energía a esta noche que tuvo una brisa fresca que venía del este y llenaba el veredón de humo de la cantina dejando olor choripán en todos los presentes. Con temas más que variados que pasaron de música electrónica, cumbias y reggaetones Bazzano y sus alumnas brindaron una pequeña muestra de lo que hacen todos los días moviendo el cuerpo.

Una rutina más que variada bailaron las mujeres con canciones como La Macarena hasta el Shaky Shaky, uno de los temas del momento. Con mucha energía tanto arriba como abajo del escenario se desarrolló este encuentro que sin dudas despertó la curiosidad de algún presente para comenzar a mover un poco el cuerpo con este tipo de gimnasia que está en auge.

Una vez pasado el momento de la danza, los ritmos latinos continuaron. Se hizo presente en el escenario Diego Maidana que cantó temas latinos más que románticos incluyendo éxitos de autores argentinos.

Sin dudas fue un momento melódico de la noche que hizo recordar momentos amorosos de otras épocas a los presentes con canciones para bailar “bien pegados”. Fue una seguidilla de canciones de amor que puso bien nostálgicos a los presentes que estaban poniéndose sus abrigos porque el viento ya era fresco pero con la alegría de que dormir no iba a ser algo difícil… o al menos por el calor.

Para cerrar la noche se hicieron presentes en el escenario “Churrasqueros”. Mientras en la plaza los artesanos comercializaban el trabajo que sus manos producen los músicos comenzaban con ritmos de folclore latinoamericano con instrumentos bien nuestros.

De un modo tranquilo, con letras más que representativas la banda integrada por Elias Recci, Nahuel Oiz, Abel Andrés Eva y Joaquín Ibarbide cantaron ritmos de América Latina como el son cubano, la rumba, el candombe y la samba brasilera.

De este modo, se llevó a cabo esta segunda noche de verano en el Veredón Municipal que puso en motores a los azuleños para salir al aire libre y prepararse para los Carnavales 2017 que sin dudas serán una revelación.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *