EL ATAQUE AÉREO DEL 16 DE JUNIO DE 1955

Azul y el golpe de Estado de 1955

Organigrama de las fuerzas que tenían por misión atacar las bases de Puerto Belgrano y Espora, al mando del general Molinuevo. El A-2 aparece en la parte inferior izquierda.Folio 80 del expediente: se deja sentado que los refuerzos de los regimientos de Azul y Olavarría, entre otros, han sido detectados por la Marina de Guerra.Aviones navales de la Base Espora despegan con la misión de bombardear el Regimiento 5 de Bahía Blanca, cuando el A-2 de Azul se desplazaba en su ayuda.Defensa antiaérea montada en Bahía Blanca. ARCHIVO MIGUEL A. CAVALLO.
<
>
Organigrama de las fuerzas que tenían por misión atacar las bases de Puerto Belgrano y Espora, al mando del general Molinuevo. El A-2 aparece en la parte inferior izquierda.

Los expedientes relacionados con la “Revolución Libertadora” permiten esclarecer algunos momentos eclipsados de esta historia. La Marina de Guerra pergeñó su rol estratégico para atacar al gobierno peronista y, el día 16 de septiembre, atacó con bombas al Regimiento 5 de Bahía Blanca. La tropa del A-2 de Azul, todavía leal al gobierno del presidente Perón, salió de los cuarteles en refuerzo de la unidad atacada.

 

Escribe: Marcial Luna (*) – lunasche@yahoo.com – Investigación Exclusiva para EL TIEMPO

 

El 16 de septiembre de 1955 fue el día de inicio para el golpe de Estado que puso fin al segundo gobierno de Perón. Un derrocamiento llorado por buena parte de las masas populares, pero también celebrado por diversos sectores: la Iglesia Católica, los ruralistas, el radicalismo y el socialismo, entre otros. En Azul, la autodenominada “Revolución Libertadora” fue gratamente recibida.

En el momento de conocerse la carta presidencial del día 19 –que los golpistas interpretaron como una dimisión– la Plaza San Martín congregó a vecinos azuleños que entonaron el Himno Nacional y gritaron enfervorizados “¡Libertad! ¡Libertad!”.

Es posible leer todas estas cuestiones en la prensa de la época, entre la que se destaca este diario.

Sin embargo, existen nuevos elementos que permiten profundizar lo ocurrido durante esa etapa, que marcó a fuego al país con la división de la ciudadanía entre peronistas y antiperonistas (partición que más tarde se repitió con otros sesgos políticos).

Los elementos referidos fueron hallados por el autor en expedientes vinculados al golpe de 1955, que se mantuvieron lejos del alcance público “bajo siete llaves” hasta hace muy poco tiempo, cuando fueron desclasificados.

Fundamentalmente, en este artículo haremos referencia al sumario de carácter “Secreto” de la Marina de Guerra, que lleva por título Historia de las Operaciones Militares de la Marina de Guerra durante el Movimiento Revolucionario del 16/23 de setiembre de 1955.

En esta nota se tratará la vinculación de Azul (y de algunos azuleños, particularmente) con el proceso nacional de junio a septiembre de 1955. Un proceso que presenta varios aspectos, fundamentales, hasta ahora desconocidos.

 

La conjura    

El Folio 4 del documento citado, deja perfectamente en claro el aspecto interno del plan golpista: “Las Operaciones Militares realizadas por la Marina de Guerra durante la revolución del 16 de septiembre [de 1955], fueron efectuadas en base a la utilización total del Poder Naval y Aeronaval que disponía en esos momentos la Institución con el objeto de [entre otros aspectos] efectuar golpes de mano, ataques y rechazo a cualquier fuerza terrestre en oposición”.

La “utilización total” de su poder incluyó al Arsenal Naval Azopardo, entre las instituciones militares protagonistas. (Ver recuadro Partícipes…)

El Folio 5 contiene información relevante: “[…] Es importante destacar que el Ejército concibió, planeó y ejecutó el movimiento operando desde fuera de ese centro vital de poder leal, que eran la Capital y Gran Buenos Aires para converger hacia él en fuerza, aislándolo del resto del país, previéndose, lógicamente, que este modo de acción general iba a dilatar las operaciones en forma tal que todo el sistema leal fuera agrietándose y desmoronándose, dando lugar a que las importantes fuerzas morales y las pocas militares que obraban desde dentro [del] mismo centro, actuaran también solidarias con el cerco que se cerraba, contribuyendo y precipitando la victoria revolucionaria. No escapaba a los planes revolucionarios que, la Capital y Gran Buenos Aires, constituidos en único núcleo poderoso y organizado del Gobierno, iba a tener que ser desplazado de ese centro en tantas direcciones como el ataque propio lo exigiera (con el grave inconveniente que hacia el mar ellos no podían hacerlo), lo cual significaba la única forma de hacer débil lo que, por tanto tiempo, se pensó sería inconquistable.”

El esquema se refiere a la participación del general Eduardo Lonardi, con epicentro de su fuerza en Córdoba, y el apoyo fundamental del almirante Isaac F. Rojas, desde su base operativa de Río Santiago. Las dos palancas de una pinza que se cerraría sobre el poder de Perón.

De acuerdo con ese plan, el informe destaca: “Dentro de esta concepción las unidades de la Marina de Guerra eran las que más posibilidades tenían de golpear rápidamente el centro de poder enemigo [Perón], precipitando su caída por las consecuencias obvias que significa el cerrar el acceso vital que es el Río de la Plata y el litoral marítimo.” (Folio 5)

Estos elementos documentales determinan el rol fundamental que tuvo la Marina de Guerra en el ataque golpista del ‘55, ya que muchas veces se ha hecho hincapié en el protagonismo del Ejército. El cerco involucró el estuario rioplatense y el ataque de posiciones interiores, en ciudades y aledaños.

El expediente de la Marina de Guerra contiene los “partes” de cada unidad militar, que refieren su participación en el golpe de Estado. Se trata de unas 600 fojas que, al organizar los datos, nos permiten establecer qué ocurrió cada día, entre el 16 y el 23 de septiembre, con las unidades vinculadas a la ciudad de Azul.

 

16 de septiembre    

La base naval de Puerto Belgrano “captó” un mensaje de la unidad de Ejército de Bahía Blanca: “Entre las 1400 y 1500 horas el Regimiento 5 solicita refuerzos a los Regimientos de Azul y Olavarría. Por esta razón se reinician a 1600 horas las conversaciones con aquel, pero su Jefe [del R–5] sólo se empeña en maniobras dilatorias sin definirse y en procura, evidentemente, de ganar tiempo en espera de refuerzos.” (Folio 80, apartado B1)

Desde la Base Aérea Comandante Espora el informe fue más específico: “A 0800 horas se inician exploraciones para vigilancia de los Regimientos de Tandil, Azul y Olavarría”. (Folio 94) “Entre 14 y 1500 horas se tiene conocimiento que el Regimiento 5 solicita refuerzos a los Regimientos de Azul y Olavarría. Por esta razón a 1600 horas se reinician conversaciones con el Regimiento 5, pero su jefe se empeña en maniobras dilatorias sin definirse. En conocimiento de que unidades de la provincia de Buenos Aires están por marchar sobre Bahía Blanca, el Comandante envía un ultimátum al Teniente Coronel Albrisi, colocando una patrulla aérea sobre el regimiento y exigiéndole su rendición. El jefe del Regimiento 5 contesta que se trasladará a la Base [Espora] para parlamentar. Transcurrido un tiempo prudencial se comprueba que el jefe y el segundo jefe no se han movido para Espora, por lo cual el Comandante informa telefónicamente al 5 que el regimiento será bombardeado en un plazo de dos (2) minutos. Acto seguido se da la orden por torre de control, a la patrulla aérea que bombardee el regimiento, lo cual se cumple aproximadamente a 1945 horas. Hubo oposición de fuego de fusiles y ametralladoras alcanzando un proyectil a uno de los pilotos [en] una pierna. No obstante este piloto consiguió regresar sin inconveniente.” (Folio 95) Mientras tanto, sobre Azul sólo se realizó una observación aérea de los movimientos internos del regimiento.

La Marina de Guerra, el día 16, logró interceptar otro mensaje, directamente de las fuerzas leales al Gobierno nacional. De esa manera, confirmó el movimiento de tropas: “Siendo aproximadamente las 0700 horas del día 16 de septiembre, el General de Brigada Eusebio Modesto Molinuevo, Comandante de la Tercera División de Caballería, recibió la orden de marchar hacia Bahía Blanca para atacar Espora y Puerto Belgrano. Se le subordinó el Regimiento 2 de Azul y una batería antiaérea de la Escuela A. A. de Mar del Plata” (Folio 211). Implicó que los regimientos, el de nuestra ciudad entre ellos, se movilizaron en ese momento como fuerzas leales al gobierno de Perón.

Horas después la patrulla aérea “Libertadora” detectó al grupo movilizado: “El día 16 en las últimas horas de la tarde se avanzó hacia Tres Arroyos como punto de reunión del Regimiento 1 de Caballería de Tandil, del Regimiento 2 de Caballería de Olavarría, del Destacamento de Comunicaciones 3, del Destacamento de Zapadores 3 y del 1er. Grupo de Artillería del Regimiento 2 de Artillería de Azul”. (Folio 212)

El hecho de haber descubierto estos movimientos de fuerzas leales al Ejecutivo nacional, posibilitó los pasos fundamentales del día 17, que fueron determinantes para la Marina de Guerra y para el Regimiento 2 de Artillería de Azul.

También, fueron lacerantes para dos familias azuleñas, como se verá en la próxima entrega de esta serie de artículos.

 

(*) Profesor de historia y periodista.

 

PARTÍCIPES NECESARIOS

Las instituciones de la Marina de Guerra que protagonizaron el golpe septembrino de 1955 fueron las siguientes, según consta en el Folio 5 del expediente recuperado:

    Sector Río Santiago:

-Base Naval Río Santiago

-Hospital Naval Río Santiago

-Estación Aeronaval Fuerte Barragán

-Fuerza Naval del Plata

-Escuela Naval Militar

-Liceo Naval Militar

-Astillero Naval Río Santiago

-Isla Martín García

    Sector Puerto Belgrano:

-Base Naval Puerto Belgrano

-Base Aérea Cte. Espora y Fuerza Aeronaval Zona Naval Marítima

Flota de Mar y:

-Escuela Mecánica de la Armada

-Arsenal Artillería Marina-Zárate

-Arsenal Naval Azopardo

-Arsenal Naval Buenos Aires

-Estación Aeronaval Río Gallegos

-Servicio Exterior

-Buque Hidrográfico Sanavirón

-Buque Tanque Punta Loyola

-Rompehielos General San Martín

-Estación Aeronaval Madryn-Chubut

-Base Naval Mar del Plata.

 

 

DATOS DEL ATAQUE GOLPISTA

Total de horas voladas: 1.111

Total de bombas arrojadas: 646

Total de aeronafta consumida: 175.408 litros

[…] Total de aviones que volaron: 70

(Operaciones del 16 al 20 de septiembre de 1955, Folio 102

 

EL DATO:

El próximo domingo será publicada la cuarta nota de esta serie compuesta por siete artículos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *