Azuleño condenado: tenía en su casa cocaína y un arma de fuego

Un juez le impuso una pena de cuatro años y seis meses de prisión y otra consistente en el pago de una multa de dos mil pesos. Fue hallado autor de los delitos de “tenencia ilegítima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas directamente al consumidor y tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal, en concurso real de acciones”. Al encausado le habían allanado su domicilio en agosto de 2016.
Penas de cuatro años y seis meses de prisión y de dos mil pesos de multa les fueron impuestas a un azuleño que fue condenado por una infracción a la Ley de Estupefacientes y por la tenencia ilegal de un arma de fuego.
En el marco de la causa penal iniciada por ese hecho, días pasados se tramitó en el Tribunal Oral en lo Criminal número 1 un juicio abreviado que derivó en la condena para el encausado, identificado por fuentes judiciales como Andrés Eduardo Díaz, de 44 años de edad.
En el fallo el juez Joaquín Duba halló a Díaz autor penalmente responsable de los delitos de tenencia ilegítima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas directamente al consumidor y tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal, en concurso real de acciones.
Los hechos que derivaran en esta condena de primera instancia para el encausado habían ocurrido en Azul el 4 de agosto de 2016.
Ese día policías allanaron la casa del hombre condenado en este proceso, ubicada en Comercio entre Guaminí y Rivas de Villa Piazza Sur.
En ese domicilio, “Andrés Eduardo Díaz tenia ilegítimamente bajo su guarda y disposición con fines de comercialización, en la parte superior de la heladera, más precisamente dentro de una caja de cartón de color blanco, 16 envoltorios de nylon de color blanco conteniendo en su interior clorhidrato de cocaína pulverulenta”, escribió el juez Duba en el fallo.
Además, con relación al procedimiento el juez señaló en el dictamen que arriba de la heladera “se secuestró clorhidrato de cocaína en polvo que se encontraba dentro de una bolsa de nylon de color negro”.
Fueron en total 7,9 gramos de droga la incautada en ese allanamiento, en el que también Díaz poseía, “sin la debida autorización legal”, una pistola calibre 22 que fue secuestrada por la Policía.
El allanamiento incluyó también el hallazgo y secuestro de teléfonos celulares.
“No valoro como atenuante la carencia de antecedentes penales del causante pactado por las partes, ya que el mismo posee un antecedente condenatorio vigente al momento de cometer el hecho de la presente causa”, mencionó también en el dictamen el juez del TOC 1.
Además, Duba aclaró: “No pudiéndose imponer una pena superior a la solicitada por el Fiscal, de acuerdo a lo establecido por el artículo 399 del Código Procesal Penal provincial, corresponde condenar a Andrés Eduardo Díaz a las penas de cuatro años y seis meses de prisión y pesos dos mil ($2.000) de multa, accesorias legales y costas, por resultar autor penalmente responsable de los delitos de Tenencia ilegítima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas directamente al consumidor y Tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal en concurso real de acciones”.

El dato
Las partes en este juicio abreviado estuvieron representadas por Guillermo Vaticano, actual fiscal titular de la UFI 22 departamental, y por Pedro De Luca, abogado que como defensor Particular patrocinó al azuleño que fue condenado.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *