Azuleños: nos merecemos otro presente

En el acto que se llevó a cabo por el 183º aniversario de la Fundación de Azul el Intendente Municipal destacó que “hoy nos convocan 183 años de historia. 183 años de luchas, dificultades, avances de fortines sobre tierras ya habitadas que se ganaran como propias, de intereses contrapuestos que regaron con sangre esta tierra que hoy se habita. 183 años de un camino transitado hasta nuestros días”.

Desde entonces, se ha recorrido una historia en la que cada uno tiene algo que decir, tiene algo que ver con este suelo. Agregando que son otros tiempos que corren. Tiempos en los que se los convoca a restituir la confianza, a creer en que se puede, a volver a empezar, entre todos, a reconstruir el Azul que se quiere y que nos merecemos. Pero se trata de un hacer en conjunto.

Se debe trabajar entre todos para lograrlo. Hoy se necesita de la voluntad y la participación de cada uno de los miembros de la comunidad para poder avanzar.

Para eso se ha conformado un equipo que está trabajando con decisión y voluntad. Son hombres y mujeres que han aceptado colaborar en esta empresa de sacar adelante Azul. Se han puesto el objetivo de avanzar paso a paso, sabiendo que los objetivos fijados son importantes, sostuvo el Intendente Municipal.

En la gestión se tienen prioridades: salud, educación, obra pública, trabajo barrial, medio ambiente y turismo como eje de desarrollo, son algunas de ellas.

Pero además de la obtención de los recursos necesarios, la aplicación de estrategias claras y la voluntad de acompañamiento de todos los sectores que integran la comunidad. Ello requiere un cambio cultural.

Es importante que como sociedad se pueda pasar del feroz individualismo del que toma lo comunitario como propio y no lo protege, a una sociedad donde todos se sientan parte y se trabaje para que la convivencia sea posible. Con respeto, educación y responsabilidad. Pero también con la conciencia y la obligación de poner en cada lugar las conductas que hoy desestructuran.

Parte de ese cambio cultural será concebir la tierra como la concebían los pueblos originarios, como algo que vino legado y que se debe entregar mejorada a los que sucedan.

Vengo a proponer el diálogo y el encuentro, a pesar de las diferencias. Vengo a proponer renovar la confianza, vengo a proponer el trabajo y el esfuerzo. Vengo a proponer que cada uno ponga sus saberes y su voluntad al servicio de Azul, expresó.

Azuleños: nos merecemos otro presente. Y los invito a sentir que ese presente ya empezó. No tenemos más tiempo para las improvisaciones, no podemos mirar para otro lado, en nuestro Azul, nuestro espacio, es nuestro futuro lo que está en juego, finalizo sus palabras el Intendente Municipal.

Para hombres de coraje se han hecho las empresa hubiera dicho hoy el general José de San Martín. Y se necesita, no solamente coraje sino el acompañamiento general de todos para sanear la realidad actual que está sucediendo en Azul.

Es de esperar que estos conceptos no sean pura cháchara, sino el sentimiento de un pueblo convencido que para merecernos otro presente es necesario trabajar todos unidos con un objetivo común, respetándonos en las diferencias y con mentalidad azuleña y sin mirar el interés particular.

Los azuleños lo van a hacer, si ven el ejemplo desde las mayores responsabilidades. En caso contrario seguiremos en la fiesta de la destrucción.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *