EN LAS PRIMERAS HORAS DE AYER

Balearon en la puerta de un bar a integrantes de una banda de rock

<
>

El hecho se produjo en las afueras de “Oktubre”. En ese local, situado en una de las esquinas de San Martín y España, se había presentado el grupo, que es de la ciudad de Tres Arroyos. Los heridos fueron tres jóvenes, a quienes después atendieron en el Hospital Pintos por las lesiones leves que sufrieron a causa de los disparos que les efectuó un sujeto con un revólver.

Tres integrantes de una banda de rock de Tres Arroyos resultaron con diferentes lesiones de carácter leve, después de que resultaron víctimas de un incidente ocurrido en las inmediaciones de un bar de esta ciudad donde se habían presentado instantes antes. Durante el hecho, un sujeto al que ahora la Policía trata de identificar les efectuó a los músicos varios disparos con un arma de fuego, resultando con heridas por las que tuvieron que ser atendidos en el Hospital Pintos, el centro asistencial municipal donde horas después fue dado de alta el único de los tres que permaneció internado.

Por el caso, ocurrido ayer poco antes de la hora seis, se inició en sede policial un sumario que en principio está caratulado como lesiones graves. Al mismo tiempo los investigadores, luego de declaraciones tomadas a testigos de lo sucedido y también a las víctimas, trabajaban para dar con el autor de los disparos, ocurridos en el marco de un episodio que en principio aparece como un tanto confuso.

De acuerdo con lo señalado por voceros de la comisaría primera local, los músicos heridos se llaman Gonzalo Cappa, de 26 años; Maximiliano Alonso, de 22; y Emiliano Johansen de 24.

Miembros de un grupo de rock llamado Loma Negra, sólo el último de los músicos mencionados estuvo internado en el Hospital Pintos hasta ayer a la tarde. Y en el centro asistencial también habían sido atendidos -por las lesiones que presentaban en sus piernas a causa de los disparos que recibieron- los demás integrantes de la banda, aunque a diferencia de Johansen ninguno de los dos estuvo internado.

“Él está bien, tiene una herida de bala en una pierna”, señaló solamente en un contacto telefónico mantenido desde el hospital con este diario la madre de Johansen, antes de que ayer a la tarde le dieran el alta al músico.

La mujer prefirió no brindar más datos sobre lo sucedido en las primeras horas de ayer con relación a ese incidente donde su hijo y dos jóvenes más habían sido baleados.

A los tiros

De acuerdo con lo referido por fuentes policiales, el hecho se produjo minutos antes de la hora seis de ayer en las inmediaciones del boliche “Oktubre Rock Bar”, que está situado en una de las esquinas de San Martín y España.

Instantes antes, la banda de la que forman parte los jóvenes que resultaron heridos se había presentado en ese local junto con un grupo de la ciudad de Benito Juárez.

Para ese entonces un cuarto integrante de Loma Negra, llamado Jesús María Balestrini -de 30 años y, al igual que los heridos, con domicilio en Tres Arroyos- se había ido del local en un automóvil en el que todos ellos andaban.

En horas de la mañana de ayer ese vehículo -un Peugeot 207- fue localizado. Y el hombre les refirió a los policías que los demás integrantes del grupo sabían que él se había ido antes del local. Incluso, que el dueño del rodado le había dado las llaves del auto.

En medio de la confusión originada cuando el vehículo no era localizado en el lugar y los demás integrantes del grupo sospechaban que había sido robado, algo que finalmente no fue así, se produjo el incidente donde tres de los músicos de la banda fueron baleados.

Según lo que fuentes policiales dijeron, los jóvenes estaban en las afueras del local donde instantes antes habían tocado cuando imprevistamente un sujeto que portaba un revólver, acompañado por otros dos que no estaban armados, salió de “Oktubre” por la puerta que da a calle España y les disparó por circunstancias que todavía están tratando de determinarse con certeza.

Fueron al menos cinco los tiros efectuados por el agresor, quien después habría ingresado nuevamente al local antes de darse a la fuga.

Una ambulancia con personal médico del Hospital Pintos y policías fueron convocados al lugar, por lo que los tres heridos fueron trasladados al centro asistencial municipal, sin que presentaran lesiones de importancia a pesar de esos balazos que recibieron.

El dato

Efectivos de Policía Científica concurrieron al lugar donde este incidente se produjo. Y en medio de varias manchas de sangre que había, hallaron en la calle plomos de proyectiles compatibles con un arma de fuego “calibre 38 o superior”, indicó un vocero de seguridad consultado ayer por este diario.


“ESTO PASÓ AFUERA”
 

Mientras que uno de los dueños de “Oktubre” -llamado Andrés Borri- aportó en sede policial diferentes pruebas a la investigación iniciada por lo sucedido, su socio, Gastón Jauregui, había escrito ayer en la red social Facebook que “por los hechos sucedidos” el local anoche iba a permanecer cerrado.

“Los pibes están bien, por suerte”, indicó después en su muro al dar cuenta del estado de los integrantes del grupo de rock Loma Negra que fueron baleados.

“Gracias a todos por el aguante de siempre. Oktubre Rock Bar no creo que vuelva a abrir sus puertas”, indicó también.

Anoche Jauregui dialogó con EL TIEMPO sobre lo ocurrido, señalando que él no estaba en el local cuando este incidente se registró.

“No sabemos bien cuál fue el verdadero problema porque esto pasó afuera. De mi parte no creo, y mi socio Andrés tampoco, que sigamos con el bar. No da para trabajar así, aunque es una lástima”, se lamentó.

“Nos quitan un sueño que nosotros teníamos y esto lo hacíamos todo a pulmón, no es que tenemos plata para hacer las cosas”, agregó.

Más adelante refirió que él había estado en el hospital con los integrantes del grupo de Tres Arroyos que resultaron heridos, quienes -según expresó- “estaban re contentos con el bar, con la atención que recibieron y con la gente”.

Sobre el incidente de ayer a la mañana y de otros que ya han sucedido, señaló: “Nosotros no podemos resolver lo que pasa afuera. Hemos pedido a la Policía por más controles. Es todo un tema, por lo que habrá analizar bien las cosas. No tenemos ganas ni Andrés ni yo de que lastimen a nadie. Esa no es la idea. Hemos hablado con todo el mundo, pero nunca tuvimos respuestas”.


“UN MARCO REGULATORIO ADECUADO”

Lo sucedido en las primeras horas de ayer en el local ubicado en una de las esquinas de España y San Martín se tradujo en que desde la Municipalidad de Azul se informara sobre “la necesidad” de que ése y otros lugares de esparcimiento nocturno “funcionen en un marco regulatorio adecuado”.

“A partir de diferentes hechos de violencia sucedidos alrededor de locales de esparcimiento nocturno, la Subsecretaría de Protección Ciudadana y Habilitaciones reafirma la necesidad de que los mismos funcionen en un marco regulatorio adecuado que garantice la seguridad y tranquilidad de quienes concurren a los mismos”, se indicó desde el área municipal que está a cargo de Carlos Caputo y depende de la Secretaría de Gobierno.

“En este contexto, es fundamental que cada uno de estos espacios cumpla con los requisitos de habilitación correspondientes, exigencias que tienen como finalidad asegurar el normal desenvolvimiento de los mismos, cumpliendo con las medidas de seguridad, sanidad y convivencia que se requieren en estos casos”.

“No se trata de normativas caprichosas, sino encaminadas a garantizar que tanto el público que concurre a estos locales a disfrutar, como los músicos, cantantes y demás prestadores de servicios puedan hacerlo en un marco de seguridad”, se indicó también.

“Las exigencias que se hacen desde las áreas dependientes de la Subsecretaría de Protección Ciudadana y los controles respectivos tienen como finalidad asegurar el ejercicio pleno de los derechos de cada uno de ellos”.

Al respecto, fue informado que desde la Subsecretaría “se han venido realizando reuniones con los dueños de los locales, para analizar los requisitos y condiciones para que puedan regularizar cada uno sus habilitaciones y garantizar la seguridad en todos los casos”.

Por último, se indicó que “es necesario contar con personal calificado y capacitado para los diferentes roles que se ejercen en estos locales de esparcimiento nocturno. Especialmente, el de quienes tienen en sus manos la seguridad de los boliches. Para ello, próximamente se brindará un curso de formación en esta temática”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *