PANORAMA POLÍTICO

Barullos en un país exuberante

El plan de repavimentación de 53 calles de cuadras del macrocentro no puede dejar espacio para la duda sobre la calidad de los trabajos.
<
>
El plan de repavimentación de 53 calles de cuadras del macrocentro no puede dejar espacio para la duda sobre la calidad de los trabajos.

El tour de exfuncionarios K por Comodoro Py y su residencia en Ezeiza y Marcos Paz adquiere una tonalidad grotesca. Jueces acomodaticios a los tiempos del poder. La puja entre corrupción y política. Inza y Bolpe de visita por los Tribunales. La obra de pavimentación y la necesidad de despejar dudas.

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

La exuberancia es una patología que infecta a este país. La política, la economía, la corrupción, la justicia, el futbol. Todo con la misma lógica. Nos dibuja como una sociedad precaria en sus convicciones y extremista a la vez, pendular, producto de ese mismo exceso. Los jueces que durante años se hicieron los distraídos con las denuncias sobre el montaje de los negociados de funcionarios kirchneristas, de golpe abren los cajones y empiezan a apurar causas que estuvieron dormidas durante años. Esta sobreactuación confirma el axioma que la justicia argentina investiga a quienes ya no están en el poder.

Acá se corre el riesgo de mezclar jueces acomodaticios y supuestas épicas  impregnadas de billetes. Ni Julio De Vido ni Amado Boudou (tampoco sus compañeritos de pabellón) bajaron de Sierra Maestra del brazo del Che. Cómo sobrevivirá el proyecto político del kirchnerismo a este tour de exfuncionarios por Comodoro Py es un intríngulis pues la última foto no pueden ser Boudou y De Vido esposados. Cristina Kirchner lo sabe pues también está siendo investigada, y por eso se despegó de su ex todopoderoso ministro, lo que le mereció una dura misiva desde la cárcel como respuesta. ¿Cuál es el próximo capítulo de esta saga en medio de un peronismo que quedó shockeado luego de las elecciones legislativas de octubre? ¿Qué discurso se reelaborará desde el llamado progresismo para correr el eje?

 

Igualar los chorros —

Caer en el argumento justificatorio que varios de  los empresarios que gobiernan Argentina o están enlazados con el poder también son chorros, o adjudicarle la categoría de presos políticos a algunos de los nombrados o que la democracia está en peligro es un sendero de cornisa y sin salida. Nadie dice desde el mundo K que no hubo un manejo turbio de los dineros públicos. Se bucean otros argumentos de carácter persecutorio. Algo se hizo mal del otro lado de la grieta para que hoy esté en la Casa Rosada Mauricio Macri en un momento de éxtasis con un fuerte apoyo social luego del triunfo en los recientes comicios. ¿El pueblo nunca se equivoca? Si no se vuelca un análisis con otro volumen sustentado en las nuevas condiciones que presenta esta sociedad; si no se comprenden los hechos, el diagnóstico será equivocado y no habrá posibilidad de cambiar eso que se llama “realidad”. ¿La exuberancia de esta sociedad llevó el péndulo al lado contrario?

 

Inza y Bolpe –

Quienes también tuvieron que concurrir la semana que finaliza a los Tribunales de esta ciudad fueron el  exintendente José Inza y el exsecretario de Infraestructura y Obras Públicas Héctor Bolpe por una denuncia relativa a daño ambiental y al incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos a raíz del desastre que se hizo en el basural que alguna vez se denominó EcoAzul. Habrá que aguardar los argumentos que puedan esgrimir una vez que declaren, si es que lo hacen, o la nota que presentó Bolpe pero no tienen muchos recovecos dónde cobijarse. Acá también los hechos con contundentes y es sólo una de las facetas de una concepción de administración de la Comuna que quedó como la peor en este ciclo democrático. No se trata de estigmatizar como le dijo Bolpe a la prensa. Es simplemente que los responsables se hagan cargo. La condena social ya se ejecutó. Queda pendiente la justicia y su morosidad.

 

Informe y polémica –

El informe técnico de la Facultad de Ingeniera de la Unicen de Olavarría sobre la calidad del pavimento que se está utilizando en el plan de 53 cuadra que impulsa la Comuna con fondos provinciales motivó una conferencia de prensa de concejales del GEN y el Socialismo donde brindaron detalles ya que fueron quienes lo habían  solicitado y aprobado por el Concejo Deliberante. Luego vino la respuesta de una funcionaria de Obras Públicas quien evaluó que el mismo no tenía validez legal.

El estudio apunta a la falta de cumplimiento de determinados parámetros técnicos especificados en la licitación. Uno de ellos es el espesor del pavimento. La primera medida que adoptó el intendente Hernán Bertellys fue suspender la obra mientras que se pedirá un estudio similar a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Plata.

El monto del plan asciende a 25.300.000 pesos, la empresa que lo lleva adelante es Mineber S.R.L. y el plazo de ejecución era de siete meses pero aún no finalizó.

 

Sin margen –

Según se informó desde la Comuna esto se enmarca en la primera etapa de un plan a cuatro años con fondos provinciales. En total serían ocho obras aunque la duda surge sobre si el fondo de infraestructura que distribuye el gobierno bonaerense seguirá  vigente. Esto ha motivado el reclamo de los intendentes en los últimos días a partir de modificaciones que estarán elaborando en La Plata y que incluye al Fondo Educativo y su modo de reparto.

El Ejecutivo local no puede dejar resquicio de duda sobre la calidad de este emprendimiento que se lleva a cabo en el macrocentro. Hace unos 20 años, durante la administración del exintendente Juan Barberena, se repavimentó una gran cantidad de calles, incluido el microcentro y se nota su perdurabilidad.

Hay que tener en cuenta que la obra pública es la fortaleza de la administración del intendente Hernán Bertellys y está atada a lo que obtenga desde el gobierno de María Eugenia Vidal. Es verdad, el trabajo citado aún no fue recepcionado y hay un fondo contemplado ante fallas que se observen. Se está a tiempo para corregir lo que esté mal hecho y evitar las suspicacias, justamente lo que abunda en este país exuberante.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *